Fotografía: Pedro Cerda | Agencia Uno

0 visitas |


  • Para unos el rodeo es una tradición, un deporte y un símbolo de chilenidad. Otros lo ven como un acto lleno de barbarie e inhumanidad donde se maltrata a animales indefensos. Y es en medio de esa discusión que surge la duda: ¿qué tan legítimo es que esa actividad se financie con fondos públicos? Radio Bío Bío revisó el gasto de municipios, gobernaciones provinciales y gobiernos regionales de todo el país para determinar cuánto han invertido para solventar este controvertido deporte entre 2016 y 2017. Aunque no todos los organismos respondieron, la información recibida da cuenta de que en sólo dos años se destinaron más de $3.216 millones de origen fiscal para actividades relacionadas al rodeo. Las regiones que más recursos otorgaron fueron Aysén, O"Higgins, la Región Metropolitana y Coquimbo. Y en cuanto a las municipalidades, llama la atención el gasto de Las Condes: si bien el alcalde Joaquín Lavín anunció una disminución de los rodeos a realizarse estas fiestas patrias, en términos de platas invertidas, todo sigue igual que el año anterior.

    Cuando Joaquín Lavín (UDI), alcalde de Las Condes, anunció a principios de agosto que este año reduciría los rodeos para la Semana de la Chilenidad en su comuna, generó reacciones confrontadas. Lo hizo bajo el argumento de que esa actividad se ha convertido en los últimos años en un factor de desunión entre la gente. Algunos, los que consideran que el rodeo en sí implica maltrato animal y que no debiera realizarse, menos con financiamiento público, aplaudieron su medida. Otros lo criticaron por restringir lo que creen es una tradición nacional e, incluso, un deporte tan legítimo como cualquiera. Correligionarios como Pablo Longueira y César Barros llenaron titulares por esos días destrozando su decisión. Pero aun así, Lavín parecía mantenerse firme en su posición y respondió que lo que él quiere es “una semana de la Chilenidad con menos rodeo”.

    La promesa, en todo caso, no se cumplió en su totalidad. Al comienzo había anunciado que bajaría de seis a sólo uno los rodeos a realizarse durante la celebración anual de las fiestas patrias en el Parque San Alberto Hurtado, para luego, después las críticas, subirlos nuevamente a tres. Y a pesar de esa disminución, los fondos reservados para esa actividad no se tocaron y Lavín mantuvo el mismo financiamiento municipal que el año anterior, cuando el alcalde era Francisco de la Maza.

    Lo anterior se desprende de información que Radio Bío Bío obtuvo a través de la Ley de Transparencia: Las Condes otorgó en 2016 unos $56 millones para actividades relacionadas al rodeo, la misma cifra que aportó este año. De ese total, $50 millones corresponden a una subvención entregada a la Federación de Criadores de Caballos para financiar su participación en la Semana de la Chilenidad. Los otros $6 millones, en tanto, son una subvención para el Club de Huasos de la comuna, otorgados para “financiar gastos de operación en general, mantención y desarrollo de actividades relativas al deporte nacional”.

    “A la Federación de Criadores de Caballos Chilenos se les da esta subvención, que no es para el rodeo. Ellos lo ocupan para sus fines, y a lo mejor sí ocupan una parte para eso, no lo sé, pero la plata es para la organización de la Semana de la Chilenidad”, explica el alcalde.

    Sin embargo, fue el mismo municipio que Lavín encabeza el que señaló en su respuesta que esos recursos sí están destinados para el financiamiento de actividades de rodeo. De hecho, Las Condes es una de las cinco municipalidades del país que más recursos públicos han aportado en los últimos dos años para solventar esta práctica.

    La Unidad de Investigación de Radio Bío Bío solicitó a las 345 municipalidades de todo Chile la información que permitiera determinar cuántos recursos destinaron para financiar actividades de rodeo en 2016 y lo que va de 2017. Aunque no todos dieron respuesta a la petición -unas 60 comunas no respondieron o solicitaron prórroga-, 154 municipios declararon haber destinado algún tipo de financiamiento, como subvenciones y premios, totalizando aportes por $1.563 millones.

    rodeo2

    Lo mismo se le pidió a las 53 gobernaciones provinciales y a los 15 gobiernos regionales. Entre las primeras, sólo dos reconocieron la entrega de fondos por un total de $30 millones. De los segundos, nueve señalaron haber contribuido con unos $1.623 millones. Si se suma lo que indican en sus respuestas los municipios, las gobernaciones y los gobiernos regionales, el resultado alcanza los $3.216 millones de fondos públicos destinados a actividades ligadas al rodeo en el período analizado: $2.516 millones en 2016 y $700 millones en lo que va de este año.

    La región que más recursos públicos aportó en este período fue Aysén, con $614 millones (casi un quinto del total); seguida de O’Higgins, con $560 millones; la Región Metropolitana, con $525 millones; y Coquimbo, con $364 millones. Los municipios que destinaron los montos más altos, en tanto, fueron Salamanca, con casi $195 millones; Colina, con $157 millones; Las Condes, con $112 millones; Las Cabras, con $93 millones; y Punitaqui, con $59 millones.

    El monto total de los recursos públicos destinados al rodeo entre 2016 y 2017 equivale a 0,060% del presupuesto total destinado este año a Educación ($9.264.059 millones) y a 0,076% de lo presupuestado para Salud ($7.295.257 millones) a nivel nacional, dos áreas sensibles para la sociedad.

    rodeo3

    César Barros, el empresario agrícola y ex director de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) que emplazó a Lavín por reducir el número de rodeos en Las Condes, plantea que “mil millones no es una cifra grande” y compara el monto con el que se le asigna al fútbol. “Esto ayuda, en general, a clubes rurales de rodeo que piden colaboración para hacer sus medialunas, es decir, es como ayudar a hacer canchas de fútbol a clubes de ligas menores”.

    Muy distinto es lo que plantea Mauricio Serrano, coordinador nacional de la ONG Animal Libre, una organización que se ha opuesto con fuerza al rodeo. Para él, existe un dilema ético en torno al financiamiento público de esta actividad.

    “Dinero público, de nuestros bolsillos, se está destinando a una práctica que claramente genera perjuicios y daño hacia los animales. Parte de nuestro presupuesto, recursos que perfectamente se pueden destinar hacia otras obras, se está destinando a clubes de huasos o construcciones de medialunas”, critica.

    Zona de rodeos

    Una de las regiones en las que más se desarrolla el rodeo es la del Libertador Bernardo O’Higgins. El alto nivel de actividad tiene correlación con el gran monto de recursos públicos que recibió esta disciplina entre 2016 y lo que va de 2017: es la segunda que más dinero aportó. Entre los municipios de la región y el Gobierno Regional (GORE) de O’Higgins, el fondo aportado alcanza los $560 millones, una cifra que equivale al 4,61% del presupuesto corriente de entradas y gastos autorizados para este año para la nueva Universidad de O’Higgins ($12.601 millones).

    La mayor parte de ese monto lo aporta el GORE, que destinó cerca de $335 millones para financiar distintos proyectos ligados al rodeo durante el período mencionado. Entre otras, destacan las transferencias por $85 millones que entregó el GORE para la construcción de una medialuna para el Club de Rodeo de Rapel, ubicada en Navidad, mediante un Fondo Regional de Iniciativa Local (FRIL).

    El organismo público también financió la construcción de otra medialuna: La Cornellana, ubicada en Peumo. Este recinto, cuyo costo total superó los $85 millones, fue inaugurado en febrero pasado y es ahí donde realiza sus actividades el Club de Laseros Jaime Manzo Pino.

    Pese a lo anterior, Cristián Montero, presidente de la Federación del Rodeo Chileno (Ferochi), la agrupación más relevante en torno a esta actividad a nivel nacional, asegura que el financiamiento del rodeo se sustenta principalmente en recursos privados. Y aunque reconoce que una parte importante “son aportes públicos a cuestiones involucradas a clubes, normalmente son actividades que implican otras cosas además de rodeo”.

    Entre las municipalidades que más dinero aportaron en la región, sobresale Las Cabras y sus cerca de $93 millones que entregó al Club de Huasos y Tradiciones Folclóricas El Carmen para que construyan otra medialuna. Mostazal también destaca por otorgar cuantiosos recursos. En total, repartió $32 millones a distintos clubes de huasos de la comuna, tanto por concepto de premios para torneos como por subvenciones para los respectivos clubes.

    El senador por la región de O’Higgins, Juan Pablo Letelier (PS), cree que los recursos públicos asignados al rodeo están bien justificados, pues se trata de una actividad tradicional de la zona. “En lo personal, comprendo que esta actividad va enraizada con lo que es la identidad de la chilenidad del valle central”, dice el parlamentario.

    rodeo-general

    El rodeo como deporte

    La municipalidad de Colina entregó $150 millones a la Asociación de Huasos Santiago Norte durante 2016. Según el desglose informado en su respuesta a la solicitud de información, el monto se repartió entre premios, arriendo de ganado, alojamiento, infraestructura e incluso filmación. Este año, en todo caso, el presupuesto se ha reducido: la municipalidad que encabeza el alcalde Mario Olavarría (UDI) apenas desembolsó $6 millones. Aún así, en la suma del período analizado, es la que más recursos públicos destinó para esta actividad en la Región Metropolitana.

    En total, fueron $403 millones los que las municipalidades de la capital destinaron al rodeo, mientras que el GORE Metropolitano aportó otros $122 millones a esta actividad. Es decir, los organismos públicos de la región destinaron $525 millones al rodeo, convirtiendo a la Región Metropolitana en la tercera que más dinero aportó en el país.

    “Para mí no debería existir ningún solo peso invertido en actividades de crueldad y maltrato animal”, plantea el senador por Santiago, Guido Girardi (PPD).

    El pasado miércoles 13 de septiembre, Girardi, junto a dos organizaciones animalistas, hizo un llamado para suspender las subvenciones públicas al rodeo y dijo que presentará un proyecto de ley para que sea excluido como deporte oficial.

    “Es un contrasentido. Por eso estamos presentando este proyecto, porque en la medida que esto deje de ser formalmente un deporte y se termine la ambigüedad, no podrá recibir recursos públicos. Así no se promoverá una actividad que tortura a un animal indefenso”, dice.

    Es justamente la tipología de “deporte” lo que permite al rodeo ser subsidiado por fondos públicos. Si bien fue reconocido como tal por el Comité Olímpico en 1962, no posee la categoría de deporte nacional. De hecho, la única disciplina que sí la tiene es la rayuela. Aún así, y bajo esa condición es que el GORE Metropolitano otorgó $74 millones a diversos clubes de huasos de la región, mientras que otros $37 millones fueron destinados por el concepto “cultura” a otros grupos de rodeo.

    “Como una ciudadana que paga impuestos”, dice Patricia Cocas, fundadora de la organización ProAnimal, “no estoy de acuerdo en que el Estado siga financiando una actividad brutal”.

    Después de Colina, en la lista de las municipalidades que más dineros públicos otorgaron para el desarrollo del rodeo en esta región en los dos últimos años, están Las Condes ($112 millones), Melipilla ($27 millones) y Paine ($24 millones). El gasto aparece justificado en su presupuesto como subvenciones a clubes de rodeo y premios para las actividades.

    La concejala de San Bernardo, Soledad Pérez (PPD), afirma que al menos desde 2013 que no se otorgan recursos municipales para el rodeo en su comuna, pues dicho financiamiento se utiliza para financiar necesidades de los vecinos. “Esas platas, que son municipales, se pueden ocupar en otro tipo de necesidades con la gente, más vitales, como educación, salud, y muchas otras cosas”, señala.

    El casino de la Patagonia

    Uno de cada cinco pesos de origen público que se han destinado entre 2016 y 2017 para financiar el rodeo en Chile fueron aportados en Aysén. Según las respuestas que obtuvo Radio Bío Bío, con aportes que suman $614 millones, es esa región la que más ha invertido para solventar la actividad. El monto equivale al 6,2% del presupuesto anual de la Universidad de Aysén ($9.879 millones), y la mayor parte de ese gasto se relaciona con múltiples obras de infraestructura.

    Es el GORE de Aysén el que más aportado, con $568 millones asignados mediante un Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para financiar el casino del Club de Rodeo Puerto Aysén, proyecto actualmente en ejecución a cargo de la municipalidad. A eso se suman otros $30 millones otorgados para la realización de rodeos en la zona, y de ese último monto, más del 80% quedó en manos de la Asociación de Rodeo Chileno Aysén, organización que cuenta con 13 clubes que se distribuyen desde La Junta hasta Cochrane.

    “El GORE de Aysén ha financiado muchos de estos proyectos de infraestructura. No son centros donde sólo sea realiza el rodeo, sino que son espacios donde se practica todo tipo de actividades comunitarias”, defiende el diputado David Sandoval (UDI).

    El congresista agrega que “el FNDR financia obras de infraestructura, no para hacer rodeo. Los rodeos los financian las propias organizaciones, los propios clubes. Ellos postulan a financiamientos públicos, pero no de esa magnitud”.

    De las 10 municipalidades que hay en Aysén, cinco señalaron otorgar aportes al rodeo ($10 millones en total). Entre ellas destaca la comuna de Cisnes, que aportó $7 millones entre 2016 y 2017, tanto para financiar el rodeo oficial de la comuna como para el mejoramiento de la medialuna.

    La medialuna millonaria

    El sábado 23 de enero de 2016 se realizó la sexta fecha de clasificatorias del rodeo regional de Magallanes. Fue en la comuna de Puerto Natales. Ese día, con la presencia de participantes y espectadores provenientes de la región y sus alrededores, el alcalde Fernando Paredes inauguró la nueva medialuna que se construyó en la comuna para el club de rodeo local.

    El nuevo recinto del Club de Rodeo de Puerto Natales tiene una estructura que bordea los 2.000 metros cuadrados, con capacidad para recibir a 800 personas con una tribuna cubierta y además cuenta con casetas de jurado y transmisión. Además del espacio para desarrollar la disciplina deportiva, posee un salón de eventos de más de 600 metros cuadrados donde se puede albergar a unas 200 personas, con estacionamientos para vehículos y camiones.

    La medialuna fue gestionada por el municipio con recursos del GORE obtenidos a través de un fondo concursable. En total, fueron $723 millones los que se usaron para financiar su construcción. De ese monto, cerca de $270 millones fueron entregados el año pasado, mientras que el resto se transfirió entre 2014 y 2015.

    Los más de $700 millones que se destinaron a la medialuna equivalen al 9,17% del presupuesto municipal de 2017 para Educación ($7.883 millones) y al 29,5% de lo que la comuna destina para la Salud ($2.447 millones).

    “La construcción de esta medialuna es un hecho de justicia, porque a ellos (los miembros del Club de Huasos de Puerto Natales) se les sacó de donde estaban, ya que el único lugar apto para construir el nuevo hospital de Puerto Natales era en terrenos que tenía el club de rodeo en el centro urbano, donde tuvieron su medialuna por más de 50 años”, explica Paredes.

    El alcalde agrega que “hay un tema geopolítico de poder conservar las tradiciones: que exista un club de rodeo chileno y preservar el deporte nacional, es algo que tiene tres veces el valor que pudiese tener una medialuna en Santiago”.

    Pero no sólo el GORE puso dinero en la Región de Magallanes, sino también algunas municipalidades que destinaron recursos al pago de subvenciones y premios para actividades de rodeo. Eso sí, comparado con el elevado gasto para construir la medialuna de Puerto Natales, sus aportes son más bien marginales: $3 millones que entregó Laguna Blanca, $2 millones que puso Río Verde y medio millón de pesos que salieron de Torres del Paine.

    Nuestro comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
    Ver los comentarios (0)