Vida Actual
Domingo 10 marzo de 2019 | Publicado a las 11:30
7 pr√°cticos consejos que debes seguir en casa para tener pies felices y sanos
Por Bernardita Villa
La información es de Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Est√°n al extremo del cuerpo y no siempre les damos la importancia que ameritan. Nuestros pies nos sostienen todo el d√≠a y durante toda nuestra vida, por lo que debemos velar por su salud y cuidado, pero ¬Ņsabemos hacerlo de forma correcta?

Si bien el mercado nos ofrece un sinfín de productos y servicios para el cuidado y embellecimiento de ellos, hay ocasiones donde nuestros conocimientos y costumbres nos podrían pasar la cuenta e incluso perjudicar nuestra salud podal.

Blanca Bernal, docente de Técnico en Podología Clínica del CFT Santo Tomás, nos entrega los siguientes consejos para que esto no ocurra:

1. Lavar los pies todos los días

Este pediluvio o lavado de pie no puede durar más allá de 5 a 10 minutos, porque al sumergir el pie por mucho tiempo se ablanda la piel y podríamos provocar heridas o alteraciones, sobre todo en pacientes diabéticos.

El lavado debe ser con agua tibia, templada, pero nunca caliente e idealmente debemos lavar los pies con jabón neutro, puede ser de glicerina, o con jabón antiséptico como el Sanigermín, aunque el mercado ofrece muchas opciones.

2. Secarlos con cuidado

El secado de los pies debe ser prolijo, especialmente entremedio de los dedos. Ojalá se pueda hacer con papel higiénico o toalla absorbente desechable.

3. Hidratar

Es importante utilizar crema hidratante, cualquiera, pero hidratante. Podemos preparar una emulsi√≥n con el contenido interno de la hoja de Aloe Vera, mezclada con ¬ľ de vaselina. Esto se bate y aplica, reemplazando la crema y cumpliendo la misma funci√≥n.

Además, podemos preparar una emulsión de miel con limón, que nos sirva para exfoliar la piel, de forma suave, lo que hará desprender las células muertas propias del proceso de regeneración de la piel. Esto se recomienda utilizarlo una vez a la semana sólo en pieles sanas.

4. Descansar en agua

Para descansar nuestros pies tras un día de mucho ajetreo, caminar o estar de pie, podemos sumergirlos en agua templada con una cucharada sopera de vinagre de manzana, aunque no más de 10 minutos. El vinagre es un componente acético que proporcionará una barrera de protección en la piel y evitará que los microorganismos, como los hongos, nos contagien.

5. La mezcla de agua y sal est√° prohibido

Nunca sumergir los pies en agua caliente con sal, debido a que el agua caliente puede provocar agresiones en la piel y porque la sal es un componente que provoca vasoconstricción, es decir, que aprieta los vasos sanguíneos, inhibiendo la circulación de los pies.

6. Cuidado con los callos

Para combatir los callos no se recomienda la utilización de cremas o pomadas quita-callos, porque efectivamente lo quitan de raíz, pero también provocan alteraciones en la zona adyacente causando agresiones. Lo mejor es acudir al Técnico en Podología Clínica, quien es el especialista del cuidado podológico del pie.

7. Evitar las limas

Para cuidar las u√Īas de nuestros pies hay dos consejos: evitar las limas, para no traspasar hongos y as√≠ contaminar al resto de las u√Īas y, en su reemplazo, acudir al T√©cnico en Podolog√≠a Cl√≠nica. Si se esmalta las u√Īas, d√©jelas respirar una semana entre cada aplicaci√≥n.

Tendencias Ahora