Vida Actual
S√°bado 02 marzo de 2019 | Publicado a las 11:13
Ni el amor ni el odio: esta es la emoción más intensa que pueden sentir los humanos
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Enfrentar una humillaci√≥n, p√ļblica o privada, siempre es complejo. De la forma que ocurra, de quien venga o en el contexto que pase definir√° nuestra reacci√≥n y las consecuencias de esta situaci√≥n.

Lo anterior, porque la humillación es la sensación más intensa que pueden sentir los humanos, incluso más intensa que la felicidad o la ira, lo que se descubrió a través de un estudio de la Universidad de Amsterdam en Holanda, como mencionó BioBioChile.

A través de un análisis hecho por los psicólogos Marte Otten y Kai Jonas para la revista médica Social Neuroscience, descubrieron que la humillación es la sensación más intensa que perciben los humanos.

El experimento se realiz√≥ tomando en consideraci√≥n dos etapas, la primera solicitando a un grupo de personas imaginar lo que sentir√≠an al leer historias con diversos escenarios que describen emociones espec√≠ficas como la felicidad, ira y la humillaci√≥n. Luego, en una segunda etapa se realiz√≥ el mismo proceso, pero comparando humillaci√≥n con la ira y la verg√ľenza.

Mientras realizaban este experimento utilizaron electroencefalografía para registrar la actividad eléctrica del cerebro de los participantes y ver el efecto que estas sensaciones les generaban.

De esta forma, lograron concluir que la humillación era la que más activaba LPP (potencial positivo tardío), una medida del nivel de percepción negativa, y ERD (desincronización en el rango alfa-frecuencia), una medida de la intensidad global de la activación cortical.

En palabras sencillas, la humillación ocasiona una actividad cerebral mucho más rápida e intensa que otras emociones, como la alegría y más negativa que la ira. Además, las áreas vinculadas al dolor se activaban.

¬ŅExisten herramientas para enfrentar la humillaci√≥n?

La RAE define ‚Äúhumillar‚ÄĚ como: abatir el orgullo y altivez de alguien, herir el amor propio o la dignidad de alguien o, dicho de una persona, pasar por una situaci√≥n en la que su dignidad sufra alg√ļn menoscabo.

Estas breves definiciones nos hacen entender qu√© significa esta sensaci√≥n que se puede vivir a temprana edad, cuando por ejemplo un ni√Īo es reprendido por sus padres, quienes le comparan con otro chico con mayores capacidades, o en la vida adulta, como cuando una persona es denostada frente a sus compa√Īeros de trabajo.

Sin embargo, cómo afectan estas situaciones a las personas, tendrá relación directamente con sus experiencias y su autoestima.

El psic√≥logo Juan Carlos Correa, coordinador del √°rea social comunitaria de la carrera de psicolog√≠a de la Universidad San Sebasti√°n, se√Īala que el autoestima depende siempre de la estima que otros tengan de nosotros, a√Īadiendo que ‚Äúafortunadamente, la red social es compleja, por lo que tenemos diversos c√≠rculos sociales en los que m√°s de alguien nos estima y eso genera que podamos trabajar la autovaloraci√≥n.

Ahora, qué sucede cuando estas situaciones se pueden dar en el cotidiano de la vida diaria, cuando, por ejemplo, una persona es menospreciada al asistir a un banco y se le cuestiona al intentar cobrar un cheque por su apariencia.

En concordancia con lo mismo, el profesional indica que ‚Äúestas situaciones (humillaci√≥n) siempre te van a afectar, con mucha fuerza en cualquier circunstancia, lo que ocurre es que tu respuesta a esto y tu resistencia a los efectos que esa humillaci√≥n puede implicar, va a depender de las relaciones que estableces contigo mismo y de la relaci√≥n que t√ļ puedas establecer con terceros, que puedan ayudarte a sostener esa autoestima‚ÄĚ.

En relaci√≥n a esto, es relevante que desde ni√Īos se pueda construir una autoestima sana, lo que es apoyado desde temprana edad con el reconocimiento de las cualidades y capacidades singulares de cada uno.

Tasia Wells | Getty Images for Kinder Ready, Inc. | Agence France-Presse
Tasia Wells | Getty Images for Kinder Ready, Inc. | Agence France-Presse

En ese sentido, Correa menciona que es importante reconocer la Teoría del Reconocimiento de Axel Honnet, perteneciente a la Escuela de Frankfurt, que implica 3 áreas importantes de reconocimiento en la vida de las personas, que son fundamentales: la autoconfianza, el autorespeto y la autoestima.

La primera, tiene relación con el amor y las relaciones de apego que se forman desde la infancia, lo que permite al sujeto ser autónomo y que dan pie a las 2 áreas restantes.

La segunda se relaciona con el derecho a poder estructurarse de modo sano. Mientras que la tercera forma de reconocimiento tiene que ver con la evaluación y valoración de las capacidades de un sujeto, en función del logro de objetivos colectivos considerados como relevantes.

La forma de menosprecio o negaci√≥n de estas √°reas del reconocimiento termina generando da√Īo en las personas. Por este motivo, la recomendaci√≥n del psic√≥logo para que, por ejemplo, ni√Īos puedan construir una autoestima sana en el colegio es, como se mencionaba antes, el reconocimiento de sus cualidades singulares y no s√≥lo enfocarse en el reconocimiento acad√©mico, valorando en igualdad otras cualidades como las deportivas, el ser amable, colaborador, simp√°tico, entre otras.

De igual forma, a√Īade que apoyar a los ni√Īos es clave para que generen este reconocimiento de s√≠ mismos, indicado a los padres que ‚Äúlos hijos no son objetos, son personas‚Ķ personas que est√°n a su vez tomando decisiones, que son libres, que tienen experiencias de s√≠ y que est√°n cumpliendo esta condici√≥n de autoconfianza, autorespeto y autoestima, por tanto, requieren para eso el apoyo de otros m√°s que la direcci√≥n de otros”.

El caso Lewinsky y la era de internet

Monica Lewinsky acaparó los titulares del mundo entero cuando en 1998 se descubrió el romance que mantuvo con el presidente de Estados Unidos Bill Clinton, pero también fue la primera víctima que conocimos del ataque cibernético y las terribles consecuencias en lo que en ese momento era, un incipiente internet.

 Pierre Verdy | Agence France-Presse
Pierre Verdy | Agence France-Presse

Lewinsky realiz√≥ en 2015 una charla TED (Tecnolog√≠a, Entretenimiento y Dise√Īo), cuando volvi√≥ a la vida p√ļblica luego de m√°s de 10 a√Īos de silencio para entregar un valiente discurso en el que declara que pas√≥ de ser una persona con vida privada a ‚Äúuna figura humillada p√ļblicamente a escala mundial, la paciente n√ļmero cero en perder de forma instant√°nea la reputaci√≥n personal a escala global‚ÄĚ.

A√Īadi√≥ en su charla, c√≥mo esta situaci√≥n hab√≠a afectado su vida, indicando haber sido vapuleada y humillada mundialmente v√≠a internet al ser tildada de ‚Äúzorra‚ÄĚ, ‚Äúputa‚ÄĚ, ‚Äúramera‚ÄĚ, ‚Äútonta‚ÄĚ o ‚Äúesa mujer‚ÄĚ. Palabras hirientes que en ese momento no ten√≠an una descripci√≥n exacta, pero que hoy perfectamente podemos calificar como ‚ÄúCiberbullying‚ÄĚ o ‚ÄúAcoso Online‚ÄĚ.

Explicó la forma en que vivió esos momentos en los que siendo recién una joven adulta tuvo que enfrentar que imágenes -como por ejemplo el popular saludo de ella al marido de Hillary Clinton utilizando una boina o el vestido azul que tendría fluidos del ex presidente- se viralizaba por la web.

Record√≥ la historia de Tayler Clementi, un joven que se suicid√≥ cuando su compa√Īero de habitaci√≥n lo hostig√≥ luego de haberle grabado teniendo relaciones con otro hombre.

Lewinsky dijo que la muerte del joven, tr√°gica y absurda, se transform√≥ en un momento coyuntural para ella, ya que comenz√≥ a ver el mundo de la humillaci√≥n y ‚Äúbullying‚ÄĚ como algo diferente.

Mencion√≥ a su madre, a quien hab√≠a afectado mucho la noticia del Clementi, ya que revivi√≥ el calvario que sufrieron esos a√Īos, cuando no la dejaba sola, ni siquiera cuando entraba al ba√Īo, por el miedo a que intentara suicidarse, debido a la situaci√≥n por la que estaba pasando, ya que por mucho tiempo pens√≥ que no podr√≠a seguir viviendo as√≠ ni un d√≠a m√°s y que hab√≠an algunos que no lo lograban.

En base a lo mismo, abord√≥ lo preocupante que es la viralizaci√≥n de contenidos en internet, se√Īalando que ‚Äúentre m√°s humillaci√≥n, hay m√°s clics y entre m√°s clics, llegan m√°s d√≥lares en publicidad. Estamos haciendo dinero a cuestas del sufrimiento‚ÄĚ.

Finalmente, planteó que gracias a internet nos estamos volviendo insensibles respecto del sufrimiento y humillación que sufren otros.

Puedes ver la charla TED completa, con subt√≠tulos en espa√Īol aqu√≠:

Tendencias Ahora