Vida Actual
Domingo 16 septiembre de 2018 | Publicado a las 14:53
Adenomiosis: la silenciosa enfermedad ginecológica que puede llegar a ser insoportable
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aunque algunas veces no presenta síntomas, sólo una ligera incomodidad, en muchos casos se convierte en un problema complejo de soportar.

Hablamos de la adenomiosis, una enfermedad ginecol√≥gica que puede tonarse una verdadera pesadilla para algunas mujeres. Sangrado menstrual abundante y prolongado, dolor p√©lvico agudo y punzante, calambres menstruales que duran varios d√≠as y que empeoran con el tiempo, dolor durante las relaciones sexuales, hinchaz√≥n permanente del √ļtero, son algunas de las molestias que presentan quienes sufren de este trastorno.

De acuerdo a la Cl√≠nica Mayo de Estados Unidos, “la adenomiosis se produce cuando el tejido endometrial que, por lo general, recubre el √ļtero aparece dentro de la pared muscular de √©ste y crece en su interior. El tejido endometrial desplazado sigue actuando como lo har√≠a normalmente ‚ÄĒse engrosa, se degrada y produce sangrado‚ÄĒ durante los ciclos menstruales. Como resultado, puede haber un √ļtero agrandado, as√≠ como per√≠odos menstruales intensos y dolorosos”.

Seg√ļn indican, los s√≠ntomas suelen comenzar en los √ļltimos a√Īos f√©rtiles de una mujer, despu√©s de haber tenido hijos o una cirug√≠a de extracci√≥n de fibromas (tumores benignos), siendo m√°s com√ļn entre los 40 y 50 a√Īos, pero tambi√©n puede afectar a mujeres m√°s j√≥venes.

Aunque las causas de la enfermedad se desconocen, algunos expertos creen que puede ser producida tras “incisiones uterinas realizadas durante una operaci√≥n, como una ces√°rea”, que “pueden promover la invasi√≥n directa de las c√©lulas endometriales a la pared del √ļtero”, expresa Cl√≠nica Mayo.

Otros expertos sugieren que es origen gen√©tico y algunos creen que puede haber una conexi√≥n entre la adenomiosis y el parto. “Una inflamaci√≥n del revestimiento uterino durante el per√≠odo posparto podr√≠a causar una rotura en el l√≠mite normal de las c√©lulas que recubren el √ļtero. Los procedimientos quir√ļrgicos en el √ļtero pueden tener un efecto similar”, seg√ļn esta hip√≥tesis.

Asimismo, “una teor√≠a reciente propone que las c√©lulas madre de la m√©dula √≥sea pueden invadir el m√ļsculo uterino y causar la adenomiosis”, indica Cl√≠nica Mayo.

¬ŅCu√°ndo consultar al m√©dico?

Si tu sangrado menstrual es muy intenso y prolongado o sufres de calambres tan fuertes que no puedes realizar tus actividades diarias como de costumbre, deberías consultar a un médico.

Ocurre que si tu flujo menstrual es demasiado abundante podría derivar en una anemia crónica, lo que puede provocarte fatiga y otros problemas de salud.

Aunque la adenomiosis no es una enfermedad especialmente grave, si es muy dolorosa, puede afectar tu calidad de vida y dificultar tu rutina diaria.

Pexels (CCO)
Pexels (CCO)

Z√©lie, una mujer que sufri√≥ este trastorno, coment√≥ a BBC lo cr√≠ticos que pueden ser estos episodios. “Una vez sent√≠ tanto dolor que tuve que llamar a la ambulancia. Cuando me vieron pensaron que podr√≠a tener apendicitis. Yo les dije que ten√≠a adenomiosis, pero no sab√≠an qu√© era eso. Cada vez que he ido al hospital y me han preguntado por el nivel de dolor siempre les he dicho lo mismo: Es diez veces peor que el parto”, afirm√≥.

Esto se condice con lo que se√Īala la Cl√≠nica Mayo. “Los per√≠odos dolorosos pueden provocar que faltes al trabajo o a la escuela y pueden hacer que sientas tensi√≥n en tus relaciones. El dolor recurrente puede provocar depresi√≥n, irritabilidad, ansiedad, ira y sentimientos de impotencia. Por ese motivo, es importante consultar con un m√©dico si sospechas que podr√≠as padecer adenomiosis”, expresan.

¬ŅC√≥mo se diagnostica?

El diagn√≥stico generalmente se hace con ex√°menes tendientes a verificar si tu √ļtero se ha engrosado o est√° muy sensible. Esto generalmente comprende ecograf√≠as o resonancia magn√©tica.

En la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, tambi√©n afirman que se puede practicar un examen p√©lvico. “Durante un examen p√©lvico, el m√©dico puede encontrar un √ļtero blando y ligeramente agrandado. El examen tambi√©n puede revelar una masa uterina o sensibilidad del √ļtero”, explican.

“En algunas instancias, el m√©dico podr√≠a extraer una muestra de tejido uterino para su an√°lisis (biopsia endometrial) para verificar que el sangrado uterino anormal no est√© asociado a ninguna otra enfermedad grave. Sin embargo, una biopsia endometrial no ayudar√° a que el m√©dico confirme un diagn√≥stico de adenomiosis. La √ļnica manera de saber con seguridad que se trata de adenomiosis es examinar el √ļtero despu√©s de la cirug√≠a para extirparlo (histerectom√≠a)”, explican en Mayo.

La adenomiosis es una enfermedad de dif√≠cil diagn√≥stico porque sus s√≠ntomas son muy similares a los de otras enfermedades como fibromas uterinos (liomiomas), endometriosis (c√©lulas uterinas que crecen fuera del √ļtero) y p√≥lipos endometriales (bultos en el revestimiento uterino).

“El m√©dico puede llegar a la conclusi√≥n de que tienes adenomiosis solo despu√©s de determinar que no existen otras causas posibles para tus signos y s√≠ntomas”, comentan.

¬ŅC√≥mo se trata?

Aunque la adenomiosis suele desaparecer con la menopausia, si a√ļn falta mucho para que llegue, hay algunas alternativas de tratamiento como el uso de antiinflamatorios, medicamentos hormonales como p√≠ldoras anticonceptivas combinadas y la histerectom√≠a, es decir, la extirpaci√≥n del √ļtero.

“Si el dolor que sientes es intenso y a√ļn te faltan a√Īos para llegar a la menopausia, el m√©dico puede sugerirte una cirug√≠a para extirpar el √ļtero. La extirpaci√≥n de los ovarios no es necesaria para controlar la adenomiosis”, sentenciaron desde la Cl√≠nica Mayo.

Tendencias Ahora