Vida Actual
Viernes 17 agosto de 2018 | Publicado a las 16:16
Estudio sugiere que dietas bajas en carbohidratos y altas en carne pueden acortar la vida
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las personas de mediana edad que obtienen alrededor de la mitad de sus calor√≠as diarias de los hidratos de carbono viven varios a√Īos m√°s de media que quienes siguen dietas con mucha carne y bajas en carbohidratos, seg√ļn un estudio publicado este viernes.

Los resultados de la investigaci√≥n, publicados en la revista m√©dica The Lancet, ponen en duda la moda de las dietas “paleo”, una tendencia en Europa y Norteam√©rica, que evitan los hidratos de carbono en beneficio de las prote√≠nas y grasas animales.

Los defensores de estas dietas de la “Edad de Piedra” sostienen que el r√°pido cambio, hace 10.000 a√Īos con la aparici√≥n de la agricultura, a los granos, los l√°cteos y las legumbres no dej√≥ suficiente tiempo al cuerpo humano para adaptarse a estos alimentos altos en hidratos de carbono. Una dieta que sigue un estilo similar, es el llamado “M√©todo Grez”.

Seg√ļn el estudio, un r√©gimen bajo en hidratos de carbono es aquel en el que estos proporcionan menos del 40% del total de energ√≠a, aunque muchas dietas de este tipo reducen esa proporci√≥n a 20% o menos.

En el polo opuesto, un porcentaje igual o superior al 70% de energ√≠a procedente de los hidratos de carbono -pasta, arroz, bebidas azucaradas- tambi√©n puede reducir la longevidad, pero mucho menos, seg√ļn los cient√≠ficos.

“Las dietas bajas en hidratos de carbono que los sustituyen por prote√≠nas o grasas cada vez son m√°s populares como estrategia saludable o de p√©rdida de peso”, se√Īala la principal autora, Sara Seidelmann, investigadora en el Brigham and Women’s Hospital de Boston.

“Sin embargo, nuestros datos sugieren que una dieta basada en los productos animales y baja en carbohidratos puede estar asociada a una esperanza de vida m√°s corta y no deber√≠an incentivarse”.

Seidelmann y sus compa√Īeros analizaron los historiales m√©dicos de unas 15.500 personas que ten√≠an entre 45 y 64 a√Īos cuando comenzaron una encuesta sobre salud –entre 1987 y 1989– en cuatro puntos diferentes de Estados Unidos.

Los participantes rellenaron unos detallados cuestionarios sobre sus h√°bitos alimenticios. A lo largo de 25 a√Īos, m√°s de 6.000 de ellos hab√≠an muerto.

Los hombres y mujeres que obten√≠an entre 50% y 55% de sus calor√≠as de los hidratos de carbono vivieron una media de cuatro a√Īos m√°s que quienes segu√≠an dietas bajas en hidratos, y un a√Īo m√°s que los que manten√≠an reg√≠menes altos en hidratos.

Tendencias Ahora