Vida Actual
Domingo 29 julio de 2018 | Publicado a las 12:49
¬ŅC√≥mo dejar de comer az√ļcar sin recaer y por qu√© es importante hacerlo?
Publicado por: Bernardita Villa La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El aumento de las enfermedades cr√≥nicas est√° en directa relaci√≥n con los cambios alimenticios y uno de ellos es el consumo excesivo de az√ļcar. Si bien, la Asociaci√≥n Americana del Coraz√≥n (AHA), recomienda no m√°s de 5 cucharaditas por d√≠a, quienes la han dejado en su totalidad, hablan de cambios inspiradores.

No solo basta con querer. Lo primero que se debe considerar para generar alg√ļn cambio de h√°bito alimenticio, es tomar conciencia de lo que se come. ‚ÄúEl decir estoy a dieta, genera restricciones que producen ansiedades que se exacerban al no ver resultados inmediatos‚ÄĚ, explica B√°rbara Y√°√Īez, acad√©mica de la carrera de Enfermer√≠a de la U. San Sebasti√°n (USS), quien cambi√≥ su dieta hace cuatro a√Īos.

La Asociaci√≥n Americana del Coraz√≥n (AHA), recomienda reducir la ingesta energ√©tica procedente de az√ļcares a√Īadidos a 25-35 gramos diarios en caso de los adultos y en los ni√Īos, ojal√° no suministrarles en ninguna forma.

‚ÄúEs decir, para un adulto que necesita consumir 2.000 calor√≠as al d√≠a, podr√≠a comer m√°ximo 5 cucharaditas de az√ļcar, o 1 vaso de 200 ml de bebida azucarada‚ÄĚ, explica Francisca Pe√Īa, docente de la carrera de Nutrici√≥n y Diet√©tica de USS.

¬ŅC√≥mo dejarla?

La nutricionista se√Īala que buscando sustitutos: aumentar el consumo de fruta fresca sobre postres elaborados o emplearla para endulzar queques, biscochos o yogures (pl√°tano o pur√© de manzana); escoger agua fresca en vez de bebidas azucaradas; optar por productos de sabor m√°s neutro, como yogurt natural o chocolates con mayor porcentaje de cacao; privilegiar alimentos naturales m√°s que procesados.

¬ŅC√≥mo se logra comer sano y no sucumbir en el intento?

La acad√©mica de Enfermer√≠a B√°rbara Ya√Īez, comparte su experiencia: ‚ÄúLo primero es conocernos, nuestras fortalezas y debilidades y aceptarnos tal cual somos. No tenemos por qu√© limitarnos con dietas rigurosas. Si tengo autocontrol de mi ansiedad y tomo conciencia de lo que como, no tendr√© por qu√© sufrir con las comidas‚ÄĚ.

La profesional agrega que ‚Äúlo primero que dej√© fue el az√ļcar: bebidas gaseosas, jugos procesados, galletas. Inmediatamente lo maravilloso de esto es que mi cuerpo y mente cambi√≥, aparte de bajar de peso me sent√≠a con m√°s energ√≠a, mi piel y pelo se ve√≠an mucho m√°s sanos‚ÄĚ.

Luego ‚Äďa√Īade- se aprende a cocinar y escoger los alimentos seg√ļn los nutrientes que aportan, pero tambi√©n lo que es m√°s importante es incluir en este cambio de h√°bito a toda la familia. ‚ÄúHace cuatro a√Īos esto era imposible, porque al privarme era casi una tortura y finalmente, la familia se va sumando a estos incre√≠bles cambios de conciencia con respecto a los alimentos‚ÄĚ, comenta.

Razones para disminuir su ingesta

1. El mayor consumo de az√ļcar, se asocia al desarrollo de enfermedades cr√≥nicas no trasmisibles como renal, dislipidemia, hipertensi√≥n y algunos tipos de c√°ncer.

2. En ni√Īos, el consumo elevado de az√ļcar se relaciona con una modificaci√≥n de las estructuras cerebrales que tienen relaci√≥n con la memoria y el aprendizaje, por lo tanto, alterar√≠a el rendimiento escolar.

3. Mayor riesgo de desarrollar caries dentales.

4. El az√ļcar que consumimos tiene una alta cantidad de fructosa, lo que est√° relacionado con el desarrollo de la insulino-resistencia y aumento de la grasa visceral, la m√°s peligrosa.

5. La fructosa del az√ļcar se asocia a un mayor riesgo de desarrollar c√°lculos renales y a la larga, insuficiencia renal cr√≥nica.

6. El alto consumo de az√ļcar se asocia a da√Īo en el endotelio vascular, lo que se traduce en mayor riesgo cardiovascular y de sufrir infarto agudo al miocardio o accidentes vasculares.

Tendencias Ahora