Vida Actual
Viernes 06 julio de 2018 | Publicado a las 12:51
Onicofagia: el com√ļn mal h√°bito que puede provocar serios da√Īos
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Comer o roer las u√Īas con los dientes puede ser un h√°bito muy aceptado, sin embargo, puede provocar alteraciones de la oclusi√≥n, heridas en labios y enc√≠as y con ello el desarrollo de infecciones.

Las personas tenemos hábitos funcionales, como la respiración, masticación o deglución, pero también existen otros disfuncionales como la respiración bucal, interposición lingual y onicofagia, entre otros.

Esta √ļltima se define como la costumbre de comerse las u√Īas, lo que puede provocar heridas en dedos, labios y enc√≠as como tambi√©n el desarrollo de diversas infecciones.

La doctora Paulina Moya, acad√©mica de la Facultad de Odontolog√≠a de la Universidad San Sebasti√°n explica que se observa como ‚Äúun vicio o un h√°bito compulsivo cuyo origen se presenta, generalmente, en edades tempranas como la infancia y la adolescencia‚ÄĚ.

La acción está relacionada a la tensión psicológica, por lo cual la persona puede presentarla de manera continua o por períodos exacerbados por estrés.

‚ÄúLo importante es poder detectar a tiempo la mala costumbre y evitar da√Īos al sistema estomatogn√°tico, es decir, para el conjunto de √≥rganos y tejidos que permiten las funciones fisiol√≥gicas de: comer, hablar, pronunciar, masticar, deglutir, sonre√≠r e incluso para las expresiones faciales ya que produce un trauma en el sistema masticatorio, sobre todo porque el morder las u√Īas es realizado de manera regular, autom√°tica y de manera no consciente, por lo que el individuo tiene poco control voluntario‚ÄĚ, puntualiza la Dra. Carolina Bobadilla, acad√©mica de la misma Facultad.

Seg√ļn las diversas investigaciones que se han realizado, no hay consenso si el morderse las u√Īas produce alg√ļn tipo de maloclusi√≥n. Sin embargo, la doctora Moya que existen autores con distintas teor√≠as: Moyers, afirma que ‚Äúla mordedura de u√Īas es una causa de malposiciones dentarias‚Äú, mientras que Pinkham postula que ‚Äúno hay indicios que el morderse las u√Īas pueda ocasionar maloclusiones o cambios dentales‚ÄĚ.

La Dra. Carolina Bobadilla se√Īala que la onicofagia puede traer como consecuencia alteraciones de la oclusi√≥n, si son intensos y se mantienen por largos periodos de tiempo, volvi√©ndose clave la susceptibilidad individual y la capacidad de adaptaci√≥n de cada sujeto.

En cuanto a los ni√Īos que practican estos h√°bitos an√≥malos, se puede asociar a una inmadurez emocional, a un proceso familiar o escolar dif√≠cil por el que est√©n pasando o que lo hagan por imitaci√≥n. En relaci√≥n a lo mismo, J. Pinkham, observ√≥ que la onicofagia en menores de edad aumenta durante el periodo de dentici√≥n mixta, es decir, entre los 6 y 11 a√Īos, y que luego decrece.

En los tiempos estresantes que hoy vivimos, la Dra. Paulina Moya recomienda entregar herramientas a los ni√Īos que les ense√Īen a relajarse, ya sea mediante un deporte, pr√°cticas de yoga o alguna actividad que los divierta, con el fin de modificar los h√°bitos bucales disfuncionales. Si la conducta se mantiene es recomendable asistir a un profesional calificado.

Tendencias Ahora