Sociedad
Viernes 27 marzo de 2020 | Publicado a las 10:01 · Actualizado a las 10:17
Médicos muestran cómo quedan sus rostros tras largos turno y hacen dramáticos llamados a no salir
visitas

Trabajadores de la salud de todo el mundo están mostrando a través de selfies las consecuencias de los largos turnos que deben realizar producto de la pandemia de coronavirus.

En las imágenes muestran cómo el uso por horas de sus mascarillas y otros implementos de protección, dejan sus caras enrojecidas e incluso con moretones.

El objetivo de las fotos es crear consciencia en el público para que se mantengan en casa y evitar el riesgo de contagio y propagación del virus.

La primera en comenzar el movimiento fue la médica inglesa Natalie Silvey, quien fue seguida por varios de sus compatriotas y actualmente por colegas en todo el mundo.

“Esta es la cara de alguien que pasó nueve horas en un equipo de protección movimiento a enfermos críticos de Covid-19 por Londres”, escribió Silvey en Twitter.

“Me siento rota, y estamos sólo en el inicio. Les suplico a las personas, por favor, por favor, mantengan aislamiento social”, añadió.

Twitter
Twitter

“Esas marcas rojas/moradas en mi cara son por mi mascarilla y son más profundas de lo que piensas. Hoy he visto lo que está haciendo Covid-19 y ahora solo quiero gritarle a la gente que nos escuche”, agregó.

“Me ofrecí para hacer esto. Esto está sacando lo mejor de nosotros. ¡¿Ahora puede el resto del país sacar lo mejor de sí y escuchar?!”, sentenció.

El doctor italiano Nicola Sgarbi hizo lo propio. “No me gustan las selfies. Ayer, sin embargo, me tomé esta foto. Después de 13 horas en cuidados intensivos, después de quitarme todos los dispositivos de protección, me tomé una selfie. No soy ni me siento un héroe. Soy una persona normal, que ama su trabajo y que ahora más que nunca, está orgulloso y orgulloso de poder hacerlo dándole todo él mismo en primera línea junto con otras maravillosas personas (médicos, enfermeras, técnicos, limpiadores)”, escribió.

“Por eso no me importan las tantas horas en el trabajo, las marcas encima, el dolor de espalda, el cansancio, las comidas saltadas y mucho más. Todo esto pasará. Pasará también gracias a ustedes y a su compromiso y sacrificios. Pasará si estamos unidos en un esfuerzo común. No se rindan. Nunca”, escribió.

Tal como ellos, fueron decenas los que contaron sus historias.

Tendencias Ahora