Sociedad
Jueves 22 agosto de 2019 | Publicado a las 09:41
Joven profesional discriminado por su estilo muestra por qué no debes juzgar por las apariencias
visitas

Dicen que las apariencias enga√Īan, pero a√ļn muchas personas etiquetan a los dem√°s bas√°ndose en su aspecto f√≠sico o la ropa que usan. Eso bien lo sabe Lautaro Guzm√°n, un enfermero argentino de 22 a√Īos, que sin pretenderlo, entreg√≥ una lecci√≥n al respecto.

El joven profesional se dirig√≠a en tren a su trabajo en la Unidad Coronaria de la Cl√≠nica Avellaneda, en la zona sur de Buenos Aires, como todos los d√≠as, para cumplir con su turno de noche. Cuando la m√°quina se detuvo en una de las estaciones, una mujer junto a una ni√Īa de unos 10 a√Īos abordaron el vag√≥n, que a√ļn ten√≠a algunos asientos disponibles. En eso, la peque√Īa se sent√≥ al lado de Lautaro, pero su madre la sac√≥ r√°pidamente de ah√≠.

“Ella (la ni√Īa) estaba chocha porque hab√≠a encontrado un asiento vac√≠o, pero la se√Īora la agarr√≥ de la mano y se la llev√≥. ‘Ven√≠ para ac√° -le dijo-, ¬Ņc√≥mo te vas a sentar con ese villero?’. No me lo olvido m√°s”
, cont√≥ el joven, que lleva un a√Īo trabajando en el recinto asistencial.

Aunque en el momento le restó importancia, al llegar a su puesto de labores contó lo sucedido a una colega, quien se indignó y le hizo ver lo mal que estaba todo. Fue así cómo decidió tomarse una foto comparativa usando su ropa casual y su uniforme de enfermero.

“Al principio no le di mucha importancia. No me pareci√≥ nada grave, era solo el comentario de una se√Īora equivocada. Despu√©s me puse a pensar un poco en el prejuicio. Sent√≠ un poco de bronca cuando llegu√© a mi trabajo y me cambi√© la ropa. Se termin√≥ enterando todo el mundo, desde los m√©dicos hasta el director de mi cl√≠nica. Y me apoyaron porque saben qui√©n soy”, expres√≥ al diario argentino Infobae.

Por lo mismo, tras cerrar su jornada a las 6 de la ma√Īana del d√≠a siguiente y cuando a√ļn estaba vestido con su traje verde, se subi√≥ al tren y decidi√≥ compartir una reflexi√≥n, cont√≥. “La gente va por la vida juzgando por las apariencias. Ac√° el ‘villero’ con el que no me siento en el tren. Se√Īora, ojal√° nunca necesite de m√≠, porque para su fortuna la voy a ayudar traiga la ropa que traiga”, escribi√≥ el joven al pie de la imagen que se hab√≠a tomado unas horas antes y que public√≥ en Facebook.

Pero Lautaro no esperaba que su desahogo tuviera la repercusión que alcanzó, pues en cosa de horas se volvió viral. De hecho, ya ha sido compartida más de 80 mil veces.

“Ese d√≠a no dorm√≠. Me empezaron a llegar mensajes y felicitaciones por todos lados. Me pareci√≥ una locura todo lo que pas√≥”, se√Īal√≥ al medio trasandino.

“No s√© qu√© habr√° pensado la se√Īora, si era un pibe chorro o qu√©. No s√© a d√≥nde se la habr√° llevado a la nena. Pero s√≠, es feo, te sent√≠s un poco rechazado. La nena tranquilamente podr√≠a haberse sentado conmigo”, indic√≥.

Adem√°s, el profesional explic√≥ que ya es habitual que lo miren mal por su estilo. “Cuando voy al trabajo vestido as√≠, siempre te miran. Yo soy cero conflicto, soy un pibe tranquilo. Eso s√≠, cuando vuelvo en el tren con el ambo, vienen y se sientan sin problemas”.

Lautaro Guzm√°n en su trabajo
Lautaro Guzm√°n en su trabajo
Tendencias Ahora