Sociedad
Miércoles 10 octubre de 2018 | Publicado a las 11:54 · Actualizado a las 12:07
Mujer realiza arriesgada maniobra para recuperar su bici robada luego que la policía no la ayudara
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Todo comenz√≥ cuando Sharon Jenson, una due√Īa de casa de 44 a√Īos, se encontraba pedaleando por la ciclov√≠a de la parte alta de la calle Kingston en Londres (Inglaterra). En ese lugar, la mujer sufri√≥ un asalto que termin√≥ con el robo de su costosa bicicleta de casi 700 mil pesos.

Como cualquier persona que enfrenta un robo, Jenson denunci√≥ el caso a la polic√≠a local quienes no pudieron ofrecerle ayuda, seg√ļn cont√≥ al diario brit√°nico DailyMail. A pesar de la negativa, comenz√≥ a buscar en p√°ginas de ventas de bicicleta en Internet hasta que la encontr√≥ publicada cinco d√≠as despu√©s del il√≠cito.

Aunque el “vendedor” borr√≥ la publicaci√≥n, la mujer sac√≥ capturas y las llev√≥ a la polic√≠a. Estos le dijeron que “faltaban pruebas”, motivo que la impuls√≥ a seguir buscando. Es as√≠ como cuatro d√≠as despu√©s encontr√≥ su bicicleta en Gumtree, un sitio para anuncios: ah√≠ aparec√≠a su nombre, tel√©fono y direcci√≥n.

Sharron Jenson
Sharon Jenson
Sharron Jenson
Sharon Jenson

“La polic√≠a me dijo que me contactara con el anunciante, pero que no fuera yo sola a verle. Me dijeron que lo retrasara todo lo posible y se lo dijera a ellos, y ver√≠an si ten√≠an a alguien para que fuera conmigo a recuperarla”, expres√≥. Sin embargo, las autoridades insistieron en que las pruebas no eran suficientes y cerraron el caso. “Me hizo darme cuenta lo mal que est√° aqu√≠ la polic√≠a”, apreci√≥.

Con estos datos en su poder, Sharon Jenson decidi√≥ hacer justicia “con sus propias manos”. La ama de casa compr√≥ un chip para su tel√©fono y contact√≥ al ladr√≥n, simulando ser una clienta. El vendedor ten√≠a publicada la bicicleta a 400 mil pesos y ella, en su papel de compradora, le ofreci√≥ un poco menos para convencerlo de su intenci√≥n y juntarse para probar el producto.

“Quedamos en juntarnos en un sitio p√ļblico y fuimos caminando hasta su casa. Me pidi√≥ varias veces que entrara, pero le dije que no”, dijo y record√≥: “Estaba muy asustada”. “Pensaba ‘¬Ņd√≥nde me estoy metiendo?’. S√≥lo era un ladr√≥n de bicis, pero me estaba enfrentando a √©l, estaba muy nerviosa”, confes√≥.

A pesar de la insistencia del hombre, éste fue a buscar la bicicleta al interior de su casa y la llevó al exterior, ahí Jenson la reconoció y le pidió usarla. Una vez arriba ejecutó su plan: huir rápidamente con la bici.

Sharron Jenson
Sharon Jenson

“Pensaba en lo peligroso que esto era, pero sab√≠a que era mi √ļnica oportunidad. As√≠ que me alej√© pedaleando, y al llegar a la esquina pens√© que era ahora o nunca. Vi que no me persegu√≠a y segu√≠ adelante”, dijo la mujer que pedale√≥ cada vez m√°s r√°pido hasta ocultarse en un almac√©n, en el que el personal se ofreci√≥ a cuidar la bicicleta mientras iba a buscar su auto.

Unos minutos despu√©s, recibi√≥ un mensaje de texto del ladr√≥n: “No te has dado cuenta que tengo c√°maras en mi casa. Tienes 30 minutos para devolv√©rmela o te denunciar√© a la polic√≠a y reportar√© en Facebook”. “Lo vas a tener dif√≠cil porque la bicicleta es m√≠a”, le escribi√≥ ella. Luego la llam√≥: “Es m√≠a, t√ļ me la robaste”, le dijo, se ri√≥ y cort√≥.

Sharron Jenson
Sharon Jenson

Luego de recuperar su transporte, la mujer estuvo intranquila por un largo tiempo. “Estuve nerviosa por semanas despu√©s de que la recuper√©. No dorm√≠ bien durante d√≠as. Me siento tan enojada y tan indefensa y siento que no estoy a salvo“, cont√≥.

“Es incre√≠ble que las v√≠ctimas de cr√≠menes tengan que investigar ellos mismos y recuperar sus propios objetos robados. Y a√ļn as√≠ no hacen nada. Me enfada mucho”, expres√≥ la mujer.

Sharron Jenson
Sharon Jenson

Consultada por el portal brit√°nico, la Polic√≠a Metropolitana respondi√≥ que en efecto no pudieron hacer nada porque “no hab√≠a informaci√≥n suficiente para proceder con una investigaci√≥n”.

Aunque Sharon Jenson logr√≥ recuperar su bicicleta, y luego su tranquilidad, sac√≥ una dura reflexi√≥n de este caso: “No me extra√Īa que los criminales piensen que se pueden salir con la suya, porque realmente pueden”.

Tendencias Ahora