Sociedad
El increíble gesto de unas adolescentes que pagaron una mísera propina a un garzón
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Trabajar como garzón puede ser una labor bastante sacrificada para quienes la realizan. No sólo se trata de tomar pedidos y llevar la comida a la mesa del cliente, sino que además deben transmitir una buena disposición y ser corteses con quienes atienden.

Lo anterior lo sabía muy bien un camarero identificado como Seminole en la red social Imgur, quien a principios de mes atendió a un grupo de preadolescentes que se encontraba en una reunión de alumnos antiguos en el restaurant que trabaja.

Tal como relata, como de costumbre, el joven atendi√≥ con amabilidad al grupo de trecea√Īeras, con quienes fue especialmente cordial e incluso modific√≥ el men√ļ para que se sintieran a gusto. Sin embargo, cuando las j√≥venes se retiraron s√≥lo le dejaron una peque√Īa propina de 3,28 d√≥lares (cerca de dos mil pesos chilenos).

“No hay nada m√°s frustrante que te dejen un poco o nada de propina y el cliente sonr√≠a y de las gracias cuando se va”, expresa en la red social. No obstante, un ins√≥lito hecho hizo que el garz√≥n cambiara totalmente su opini√≥n sobre sus j√≥venes clientas.

Una semana y media despu√©s, el camarero recibi√≥ un mensaje que las preadolescentes le dejaron en recepci√≥n junto a 18 d√≥lares (cerca de 11 mil pesos chilenos), el que emocion√≥ profundamente al trabajador. “Llevo trabajando mucho tiempo como garz√≥n y nunca a nadie le hab√≠a pasado algo como esto”, se√Īala.

Seminole
Seminole

En un texto escrito por ambos lados de una hoja, las amigas no sólo se disculparon con el hombre, sino que además elogiaron su trabajo. En la carta, escribieron lo siguiente:

‚ÄúQuerido se√Īor camarero:

Hace una semana y media, mis 3 amigas y yo vinimos a comer a su restaurante para celebrar nuestra reuni√≥n de antiguas alumnas. Fue una experiencia emocionante estar ah√≠ nosotras solas, era algo nuevo. Y t√ļ fuiste el mejor camarero: amable, servicial, cort√©s, no nos trataste como beb√©s ¬°y hasta conseguiste traer una comida que se acomodara a todas mis alergias! As√≠ que quer√≠a darte las gracias por hacer nuestra experiencia de ‚Äúmayores‚ÄĚ tan incre√≠ble y divertida.

Tambi√©n quiero disculparme en nombre de todas. Ya que todo esto era nuevo para nosotras, nuestras mentes trecea√Īeras no supieron exactamente qu√© hacer con la factura. Nos ayudaste a dividirlo todo y te llevaste nuestro mont√≥n de monedas. La cuenta era razonable, pero nos olvidamos completamente (sinceramente, algunas ni lo sab√≠amos) de la propina, y no sab√≠amos ni cuanto dejar. As√≠ que vaciamos nuestros bolsillos y lo que ten√≠amos eran 3,28 d√≥lares. No nos dimos cuenta de lo poco que era realmente y nos marchamos, sin tener ni idea de lo que te dejamos por todo tu duro trabajo.

Más tarde, nos dimos cuenta de nuestro error y nos sentimos fatal. Supimos que teníamos que arreglarlo. Así que en este sobre encontrarás una correcta propina de 18 dólares más algo extra por ser genial. Apreciamos tu ayuda y paciencia, y gracias por hacer nuestra noche divertida. ¡Gracias!

-Las 4 adolescentes de aquella noche.‚ÄĚ

El garz√≥n decidi√≥ compartir su experiencia en redes sociales, agradeciendo profundamente el gesto de las j√≥venes. “No s√© c√≥mo aprendieron a dar propinas, pero realmente aprecio su esfuerzo y amabilidad. ¬°Espero que su reuni√≥n de antiguos alumnos haya sido fant√°stica”, finaliz√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/j5v6
Tendencias Ahora