Sociedad
¬ŅCu√°ndo debes preocuparte por los problemas con tu memoria?
Publicado por: Fabián Barría
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Si “¬Ņd√≥nde dej√© las llaves?”, “¬Ņy mi billetera?” o “¬Ņqu√© ven√≠a a comprar?” son preguntas recurrentes en tu vida, es probable que tengas un problema con tu memoria.

Pero calma, no hay de qu√© alarmarse a√ļn. Vamos por parte.

Seg√ļn la Red de Salud de la Universidad Cat√≥lica, el envejecimiento es una causa normal de cambios en la capacidad de la memoria, de la concentraci√≥n y de adquirir nuevos conocimientos.

Si este padecimiento se agrava con los a√Īos, podr√≠a incluso llegar a convertirse en alzheimer, una enfermedad mental progresiva que afecta a unas 180 mil personas en Chile seg√ļn el Fondo Nacional de Salud (Fonasa). Y ojo, que a nivel mundial son m√°s de 47 millones de personas los aquejados y se espera que en 2050 la cifra supere los 135 millones de personas.

La falla de la memoria, tal parece, est√° afectando cada vez m√°s a los grupos j√≥venes. Al menos as√≠ lo afirma el neuropsic√≥logo √Ālvaro Bilbao, quien coment√≥ que ‚Äúsabemos que debido al estr√©s y a la cantidad de tareas que gestionamos mentalmente, cada vez hay m√°s personas j√≥venes que experimentan dificultades en la memoria‚ÄĚ.

Seg√ļn el mismo especialista, el problema podr√≠a estar da√Īando tambi√©n a los infantes. “Afecta incluso a los ni√Īos, ya que cada vez hay m√°s problemas de atenci√≥n y la atenci√≥n es la v√≠a de entrada de los recuerdos‚ÄĚ, dijo.

Por eso es importante saber cu√°ndo preocuparse… y es que olvidarse de algunas cosas insignificantes puede resultar normal siempre que nos encontremos bajo un fuerte estr√©s, exceso de responsabilidades o, simplemente, con el √°nimo por los suelos.

En este sentido, la coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Espa√Īola de Neurolog√≠a (SEN), Sagrario Manzano, explic√≥ al medio El Pa√≠s que hay que tener en cuenta los factores externos que podr√≠an estar provocando este dilema: “t√≥xicos como el tabaco, el exceso de alcohol, o los estilos de vida poco saludables que incluyan la dieta grasa, el sedentarismo”, especific√≥.

¬ŅCu√°ndo prestar mayor atenci√≥n?

El neuropsic√≥logo manifest√≥ que ‚Äúlos problemas de memoria relacionados con el envejecimiento o enfermedades neurol√≥gicas aparecen generalmente a partir de los 55-65 a√Īos de edad, y suelen caracterizarse por dificultades para encontrar palabras o para recordar cosas que hemos hecho hace unos pocos d√≠as‚ÄĚ. Por tanto, cualquier alteraci√≥n en la memoria que se produzca antes, es preocupante.

Por su parte, la coordinadora del SEN explic√≥ que los j√≥venes ‚Äúm√°s que un problema de memoria puro (…), lo que suelen tener es una alteraci√≥n atencional y de la capacidad de concentraci√≥n, que es la responsable de las dificultades a la hora de codificar la informaci√≥n‚ÄĚ y recordar.

El especialista complement√≥ mencionando que ‚Äúlos problemas de memoria de la gente m√°s joven suelen tener que ver con no recordar detalles del pasado y sobre todo, con no recordar cosas que tenemos que hacer en el futuro‚ÄĚ.

De esta forma, coinciden en que los s√≠ntomas que deben causar alerta, m√°s all√° del “¬Ņd√≥nde dej√© las llaves?”, son la desorientaci√≥n en entornos que conocemos o el abandono de actividades que se estaban realizando

Asimismo, desde la Red de Salud de la UC advierten que debe existir alarma siempre que los problemas con la memoria: alteren la cotidianidad; produzca olvido de hechos de significancia recientes y se recuerden otros del pasado; o cause cambios en el estado de √°nimo.

Ejercicios para la memoria

√Ālvaro Bilbao explic√≥ que ‚Äúla memoria humana es limitada y la cantidad de informaci√≥n que gestionamos en la vida y los trabajos actuales es muy superior a la que podemos gestionar‚ÄĚ, por lo que aqu√≠ van algunos consejos que podr√≠an servir a la hora de proteger nuestros recuerdos.

Caminar: Puede sonar un poco b√°sico, pero seg√ļn un estudio publicado en la revista Current Biology, el ejercicio f√≠sico ayuda tambi√©n a la memoria, pues oxigena el cerebro, lo que es fundamental para prevenir enfermedades.

Tener vida social: El neuropsic√≥logo explic√≥ que “ayuda a mejorar la capacidad de aprendizaje y el recuerdo. Mucha gente invierte tiempo en ejercicios tipo sopa de letras y, en realidad, un caf√© con unas buenas amigas puede ser mucho m√°s beneficioso para su memoria‚ÄĚ.

Recordar cada d√≠a: S√≠. Acostarte, cerrar los ojos y recordar qu√© hiciste durante tu jornada podr√≠a ayudarte a evitar problemas mentales. Esto, seg√ļn el estudioso, ‚Äúayuda a fortalecer la capacidad de evocaci√≥n, es decir, traer a la mente los recuerdos que tenemos guardados‚ÄĚ.

Leer y hacer crucigramas: De acuerdo a los dichos de Bilbao, sirve ‚Äúpara no olvidar palabras y tenerlas accesible lo mejor son los crucigramas y la lectura. Las personas que leen mucho conservan por m√°s tiempo su riqueza de vocabulario‚ÄĚ. Y es que pensar en nuestras propias ideas, por muy perjudicial que sea, podr√≠a resultarnos tedioso. Por tanto, la anterior es una muy buena opci√≥n para desconectarse.

Repetir n√ļmeros: Una idea bastante pr√°ctica, seg√ļn el especialista, es ‚Äúser capaz de repetir n√ļmeros de tel√©fono u otras cifras y darles la vuelta. Es un ejercicio muy completo y fortalece la capacidad de memorizaci√≥n su efecto es similar al de hacer sudokus‚ÄĚ.

Escribir: No se trata de narrar tu historia en un libro de 500 páginas, calma. Tener un diario de vida o mantener tu perfil de Facebook al día resultaría bastante efectivo al momento de tener que recordar cosas de tu pasado.

Tendencias Ahora