Sociedad
Domingo 02 septiembre de 2018 | Publicado a las 14:19
La retorcida historia del repartidor de pizzas que robó un banco con una bomba al cuello
Publicado por: Leonardo Granadillo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Finalizaba agosto, era el verano de 2003 en Erie, Pensilvania, cuando se registr√≥ una de las situaciones m√°s extra√Īas en la historia norteamericana: un repartidor de pizza llamado Brian Wells entr√≥ a un banco con una bomba en su cuello y una escopeta en forma de bast√≥n, con la misi√≥n de robar 250.000 d√≥lares (casi 170 millones de pesos).

Cuando el hombre salió, la policía lo rodeó, pero no esperaba que éste les hiciera una petición. Wells pidió ayuda a la policía para que le quitaran el artefacto, asegurando que tres personas a las cuales había ido a entregarles pizza lo habían obligado. Sin embargo, el escuadrón antibombas llegó muy tarde. El aparato explotó y Brian Wells murió al instante y frente a las cámaras de la televisión nacional, que grabaron todo lo sucedido.

Afortunadamente, la transmisión no fue en vivo, consignó la BBC de Londres. No obstante, el video del acontecimiento luego se hizo popular en internet, mientras la policía fue duramente criticada por no salvar la vida del hombre.

El fiscal general adjunto del FBI de la √©poca, Marshall Piccinini, se excus√≥ explicando que ‚Äúel collar bomba fue dise√Īado de tal manera que cualquier intento de desactivarlo manualmente lo habr√≠a disparado. La √ļnica persona que pod√≠a desarmarlo con seguridad era la persona que lo cre√≥‚ÄĚ.

Netflix
Netflix

Seg√ļn el diario The Mirror, la polic√≠a encontr√≥ notas escritas a mano en el auto de Wells, que describ√≠an una extra√Īa b√ļsqueda del tesoro, la cual arrancaba al culminar el asalto. La idea era que si se apegaba al plan, Wells iba a poder desactivar la bomba. Pero todo era una farsa, ya que por temas de tiempo y por la complejidad del dispositivo, Wells nunca iba a lograr salir con vida.

La Investigación

Seg√ļn la cadena ABC, en 2003 un tipo llamado Bill Rothstein llam√≥ a la polic√≠a, informando que el cuerpo de otra v√≠ctima (James Roden) estaba en su congelador y que la responsable era una mujer llamada Marjorie Diehl Armstrong. Pero, ¬Ņqu√© tiene que ver esto con Brian Wells?

Antes que nada es importante conocer el historial de Diehl Armstrong: fue absuelta de matar a un exnovio, y su esposo muri√≥ luego de haber ca√≠do por las escaleras de su casa bajo extra√Īas circunstancias. Incluso ella y la persona que llam√≥ a la polic√≠a para acusarla (Bill Rothstein) hab√≠an salido juntos.

La polic√≠a cerr√≥ el caso Roden condenando a Marjorie Diehl Armstrong a 20 a√Īos de prisi√≥n en 2005, pero poco despu√©s ella plante√≥ -seg√ļn el diario ingl√©s Telegraph– intercambiar informaci√≥n sobre el caso del ‚ÄėPizzero Bomba‚Äô por un traslado a otra c√°rcel.

A pesar de ser constantemente cuestionada por tener problemas mentales, Marjorie era una mujer muy inteligente que logró salir absuelta de acusaciones como el asesinato de su primer novio a quien le disparó seis veces, argumentando que fue en defensa propia.

Netflix
Netflix

Pasaron los a√Īos y el caso Wells no fue cerrado, pero junto a las pistas proporcionadas por Marjorie -quien siempre neg√≥ estar involucrada en el asesinato de Wells- surgieron en 2008 las declaraciones de Kenneth Barnes, quien se declar√≥ culpable por su participaci√≥n en el robo, pero no se quer√≠a hundir solo. Barnes dijo que ‚Äúella era la principal impulsora de la conspiraci√≥n y planeaba usar su parte del dinero del robo para contratar a un asesino a sueldo para que matara a su propio padre (Harold Diehl) para reclamar su herencia‚ÄĚ.

Cinco a√Īos m√°s tarde es cuando surge la declaraci√≥n que conecta ambos casos (la muerte de Roden y Wells), posteriormente de acuerdo con la investigaci√≥n, se descubri√≥ que Roden fue simplemente el conductor en las reuniones que conectaban a Barnes, Diehl Armstrong y a Bill Rothstein quien tambi√©n estuvo involucrado pero no enfrent√≥ juicio tras fallecer de c√°ncer en 2004. Otro personaje nombrado en la investigaci√≥n fue Floyd Stockton, un delincuente sexual que compart√≠a habitaci√≥n con Rothstein, pero este no fue acusado.

El plan

Seg√ļn la BBC, Marjorie dijo en referencia al asesinato de Roden: ‚ÄúNunca le ped√≠ que manejara un coche de escape y esa no es la raz√≥n por la que recibi√≥ un disparo”. No obstante, est√° bastante claro que elimin√≥ a una pieza con informaci√≥n importante, bastante conveniente.

Seg√ļn The Telegraph la polic√≠a maneja la teor√≠a de que Diehl-Armstrong ciertamente lo plane√≥ todo junto a Rothstein, estos dos terminaron incluyendo a su antiguo compa√Īero de pesca Barnes quien sum√≥ a Brian Wells, a quien le dijeron que el collar bomba seria falso, simplemente lo utilizar√≠a como una coartada por si lo atrapaban. La cantidad de dinero supuestamente lo sedujo y fue s√≥lo el mismo d√≠a que descubri√≥ que hab√≠a sido traicionado, siendo apuntado con una pistola y obligado a colocarse el collar explosivo real (dise√Īado por Rothstein) conduci√©ndolo a la extra√Īa b√ļsqueda del tesoro.

¬ŅFue Brian Wells realmente parte del robo?

Parece dif√≠cil de creer que Wells estuviese involucrado desde un principio en el plan. Su familia y sus vecinos lo describ√≠an como un hombre intachable, con m√°s de 10 a√Īos en el mismo trabajo, siempre respetuoso, t√≠mido y amable.

Quiz√° el √ļnico error de Wells pudo haber sido conocer a Jessica Hoopsick, una prostituta a la que llevaba viendo cinco a√Īos. Barnes (vendedor de crack) alquilaba habitaciones para Hoopsick, y seg√ļn Telegraph, fue a trav√©s de ella que el hombre se vio involucrado en el plan, se desconoce si de manera intencional o fortuita.

No obstante, Hoopsick siempre insistió en que Wells nunca estuvo involucrado en el plan.

Por otro lado, el fiscal Piccinini ofreci√≥ unas declaraciones importantes a la BBC ‚ÄúTenemos pruebas de que el Sr. Wells estuvo en varias reuniones con los conspiradores. Y fue visto conduciendo desde la casa de Rothstein el d√≠a antes del robo‚ÄĚ. As√≠ que la inocencia o no de Wells, sigue siendo una inc√≥gnita.

Muertes que se llevaron muchos secretos

D√≠as despu√©s del robo falleci√≥ Rob Pinetti (compa√Īero de trabajo de Brian Wells en la pizzer√≠a) por sobredosis, quien fue llamado a declarar respecto al caso; se inform√≥ que se hab√≠a visto agitado tras conocer la noticia de Wells, deb√≠a declarar un lunes y falleci√≥ un domingo.

La familia de Brian Wells, seg√ļn los informes, declar√≥ que Pinetti era parte del plan y era quien deb√≠a llevar el collar, pero al recibir la llamada en la pizzer√≠a, mand√≥ a su compa√Īero.

Al asesinato de Roden, Wells y al suicidio de Pinetti, se suma la muerte de Rothstein, como otro de esos cabos sueltos que dej√≥ la historia. El investigador retirado del FBI Jim Fisher, quien examin√≥ el caso ampliamente, dijo al diario Wired: “Rothstein termin√≥ ganando. Muri√≥ con todos los secretos. Muri√≥ llev√°ndose todas las respuestas a la tumba. Se r√≠e por √ļltima vez en ese sentido. Escap√≥ del castigo. Escap√≥ de la detenci√≥n. Nos dej√≥ con estos idiotas y un mont√≥n de preguntas”.

El documental sobre este caso puede ser encontrado en Netflix bajo el nombre de ‚ÄėGenio del Mal‚Äô, uno de los casos m√°s extra√Īos de la historia estadounidense que dej√≥ muchas m√°s dudas, que respuestas.

Tendencias Ahora