La víctima debió ser trasladada hasta un hospital para que fuera estabilizada.

Medios en Estados Unidos informaron el pasado fin de semana la detención de una mujer de 54 años, quien presuntamente envenenó a su novio debido a una insólita razón: señaló estar aburrida de que él hablara mucho.

La protagonista del hecho, ocurrido en Jacksonville, es Alvis Parrish, quien reconoció que el pasado 4 de diciembre llevó a cabo esta acción en contra de William Carter, con quien había convivido durante nueve años.

De acuerdo al reporte de revista Newsweek, fue la propia mujer quien minutos después de envenenar a Carter llamó a la policía, para evitar que muriera.

En el informe policial se detalló que, una vez que los funcionarios llegaron hasta la casa, Parrish dijo: “Le di lo suficiente para que se callara y los llamé a todos para que no muriera”.

Mujer envenena a su esposo
Newsweek

“Hagan lo que quieran. Si no me arrestan lo mataré”, habría agregado.

La investigación añadió que Alvis puso un compuesto químico en una bebida que su novio estaba tomando. Tras eso, él se habría desmayado en el lugar.

Se estima que el contenido era quetiapina, la cual se utiliza en algunos países para tratar esquizofrenia, el trastorno bipolar y el trastorno depresivo mayor.

Carter fue trasladado hasta un hospital de Jacksonville, donde fue estabilizado luego de algunos días de tratamiento.

Por su parte, Parrish se encuentra en prisión a la espera de su juicio. Se le juzgará por cargos de envenenamiento y homicidio frustrado. Su fianza fue fijada en 50.000 dólares.