Hace unos días la ONG Amnistía Internacional denunció el secuestro de una modelo musulmana que permanece detenida por los rebeldes hutíes en Yemen. Aquello se habría llevado a cabo luego que la joven, de 20 años, posara sin velo para algunas fotos en redes sociales.

De acuerdo al detalle entregado por la propia organización el nombre de la modelo es Intisar al Hammadi, quien “ha aparecido regularmente en fotografías en internet, sin velo desafiando las estrictas normas sociales yemeníes”.

Hammadi fue detenida el pasado 20 de febrero y desde ese momento ha sido “forzada a ‘confesar’ varios delitos, incluidos el de posesión de drogas y el de prostitución”.

Otra situación grave que se denunció en la oportunidad es que la joven podría ser sometida a una prueba de virginidad, por parte del grupo antes mencionado.

“El 5 de mayo el abogado de Intisar al Hammadi fue informado por un miembro del equipo de la fiscalía de los planes de someterla a una ‘prueba de virginidad’ en unos días, una vez que se emita una orden judicial al médico forense”, expusieron.

Instagram

Aquellos exámenes ginecológicos han sido denunciados durante los últimos años por varios organismos dependientes de la ONU, aunque a la fecha todavía hay países donde son considerados como legales.

Sin ir más lejos en la actualidad existen registros de que esto se sigue practicando en al menos 20 países de todas las regiones del mundo.

Por último, el organismo pidió la inmediata liberación de Intisar al Hammadi, asegurando que han existido interrogatorios en los cuales se le vendan los ojos y se le cuestiona respecto a temas como “prostitución” y el “libertinaje”.

“El fiscal está tratando de hacer que el caso parezca un ultraje al pudor, alegando que mi clienta había dejado dos mechones de pelo sobresalidos o bien no llevaba velo en un espacio público”, expuso el abogado de la joven.

Hay que señalar que los rebeldes hutíes mantienen el control de las principales ciudades de Yemen, incluida la capital Sana’a, hace ya varios años, imponiendo reglas mucho más conservadoras para las mujeres.