Sociedad
Lunes 20 enero de 2020 | Publicado a las 09:53 · Actualizado a las 09:58
Investigaci√≥n period√≠stica denuncia que la mujer m√°s millonaria de √Āfrica rob√≥ su fortuna
Por Bernardita Villa
La información es de Agence France-Presse
visitas

Un equipo de investigaci√≥n period√≠stica public√≥ el domingo documentos que mostrar√≠an c√≥mo la mujer m√°s rica de √Āfrica, la angole√Īa Isabel dos Santos, desvi√≥ cientos de millones de d√≥lares de dinero p√ļblico hacia cuentas personales en para√≠sos fiscales.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigaci√≥n con base en Nueva York (ICIJ, seg√ļn sus siglas en ingl√©s), fue el autor de la filtraci√≥n en 2016 de documentos confidenciales sobre para√≠sos fiscales conocido como los “Panama Papers”.

El √ļltimo episodio de la investigaci√≥n, denominada “Luanda Leaks”, se centra en Isabel dos Santos, la hija del expresidente de Angola Jose Eduardo dos Santos que estuvo 25 a√Īos en el poder en el pa√≠s petrolero africano.

La fiscal√≠a de Angola congel√≥ el mes pasado las cuentas y los activos de la empresaria de 46 a√Īos y de su marido, el congole√Īo Sindika Dokolo, lo que ella tild√≥ de vendetta pol√≠tica sin fundamento.

“Basada en el an√°lisis de m√°s de 715.000 documentos, nuestra investigaci√≥n pone en evidencia las fallas del sistema regulatorio internacional que permite a las empresas de servicios profesionales servir a los poderosos pr√°cticamente sin hacer preguntas”, dice el ICIJ.

El grupo asegur√≥ que un equipo de 120 periodistas en 20 pa√≠ses localiz√≥ las huellas de “c√≥mo un ej√©rcito de firmas financieras occidentales, abogados, contadores, funcionarios gubernamentales y compa√Ī√≠as de gesti√≥n ayudaron a (dos Santos y Dokolo) a esconder activos de las autoridades fiscales”.

Dos Santos recurri√≥ a Twitter para refutar las alegaciones, lanzando una salva de una treintena de tuits en portugu√©s e ingl√©s, acusando a los periodistas que participaron en la investigaci√≥n de contar “mentiras”.

“Mi fortuna est√° construida con mi car√°cter, mi inteligencia, educaci√≥n, mi capacidad de trabajo, perseverancia”, escribi√≥.

Tambi√©n acus√≥ de “racismo y perjuicios” a SIC-Expresso, una cadena de televisi√≥n y diario portugueses y miembro de ICIJ, “que recuerda a la era colonial de cuando un africano nunca pod√≠a ser considerado igual a un europeo”.

El abogado de Dos Santos desestim√≥ la informaci√≥n de la ICIJ y la calific√≥ de un “ataque coordinado” orquestado por los actuales dirigentes del pa√≠s, en un comunicado del que se hizo eco el diario brit√°nico The Guardian.

Dos Santos dijo a la BBC √Āfrica que la informaci√≥n es parte de una “caza de brujas” destinada a desacreditarla a ella y a su padre.

La hija del expresidente dirigi√≥ la compa√Ī√≠a nacional de petr√≥leos de Angola Sonangol. La revista Forbes estim√≥ el a√Īo pasado su fortuna en unos 2.200 millones de d√≥lares.

El sucesor de su padre Joao Lourenco la oblig√≥ en 2017, poco despu√©s de asumir la presidencia, a dimitir de la compa√Ī√≠a petrolera.

Dos Santos dijo el miércoles que estaba considerando presentarse a la presidencia en la próxima elección en 2022.

Consultores occidentales

Seg√ļn la investigaci√≥n de la ICIJ, firmas de consultor√≠a como PwC y Boston Consulting Group “aparentemente ignoraron las banderas rojas” cuando la ayudaron a esconder dinero p√ļblico.

“Reguladores del mundo pr√°cticamente ignoraron el papel fundamental que juegan profesionales occidentales en mantener la industria de los para√≠sos fiscales que permite lavar dinero y desviar fondos de las arcas p√ļblicas”, dice el informe.

Los documentos incluyen cartas que indican cómo los consultores buscaron formas de abrir cuentas bancarias no transparentes.

Un documento confidencial supuestamente redactado por Boston Consulting en septiembre de 2015 muestra el complejo esquema que utiliz√≥ la compa√Ī√≠a petrolera para desviar su dinero a para√≠sos fiscales.

La investigación también publica una presentación similar de 99 páginas de KPMG.

Ninguna de las compa√Ī√≠as mencionadas ha reaccionado a la investigaci√≥n.

Tendencias Ahora