Sociedad
Jueves 27 junio de 2019 | Publicado a las 16:37 · Actualizado a las 16:52
Mujer que sufrió aborto tras recibir disparo en el vientre es juzgada por muerte del feto
visitas

Una insólita situación se registró en el estado de Alabama en Estados Unidos, donde una mujer que perdió un embarazo producto de un disparo en el vientre está siendo juzgada por la muerte del feto.

Tal como recoge el diario The New York Times, Marshae Jones tenía cinco meses de embarazo cuando la balearon en el abdomen durante un tiroteo.

Aunque el incidente ocurri√≥ en diciembre, este mi√©rcoles las autoridades del condado de Jefferson acusaron a la mujer de 28 a√Īos de homicidio involuntario y la detuvieron, exigi√©ndole una fianza de 25 mil d√≥lares (unos 17 millones de pesos) para liberarla.

De acuerdo a la polic√≠a, Jones recibi√≥ el disparo en medio de una ri√Īa con otra mujer. Seg√ļn ellos, la imputada es culpable porque inici√≥ la disputa que condujo al tiroteo, por lo que se expuso ella misma al da√Īo.

El teniente Danny Reid, del Departamento de Polic√≠a de Pleasant Grove indic√≥ que “la √ļnica v√≠ctima verdadera en esto fue el beb√© por nacer” y que “fue la madre del ni√Īo quien inici√≥ y continu√≥ la pelea que result√≥ en la muerte de su propio beb√© por nacer”.

“Cuando una mujer embarazada de cinco meses inicia una pelea y ataca a otra persona, creo que tiene alguna responsabilidad con ella misma en cuanto a cualquier lesi√≥n a su hijo por nacer”, dijo Reid. “Esa ni√Īa depende de su madre para tratar de evitar que sufra da√Īos, y no debe buscar altercados f√≠sicos innecesarios”, a√Īadi√≥.

Esta situación, tal como rescata NYT, se produce en medio del debate sobre los derechos de las mujeres embarazadas sobre sus cuerpos que tiene precisamente a Alabama en el ojo del huracán.

Recordemos que en mayo pasado la gobernadora Kay Ivey firmó la ley antiaborto más estricta de Estados Unidos, que contempla un siglo de prisión para los médicos que lo practiquen y tiene como fin llevar el debate a la Corte Suprema de Justicia.

La legislación aprobada por la mayoría republicana del Senado de Alabama -todos hombres blancos-, no contempla excepciones en caso de incesto o violación. El aborto sólo es aceptable si hay peligro de muerte para la madre o el feto.

Alabama se encuentra entre los 38 estados del pa√≠s norteamericano que penalizan el aborto, reconociendo a los fetos como v√≠ctimas en casos de violencia contra una mujer embarazada, seg√ļn la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. La ley reconoce a un feto en cualquier etapa de desarrollo como una ‚Äúpersona‚ÄĚ en un contexto de homicidio o agresiones.

Tras la detención de Jones, grupos defensores del aborto la han respaldado, asegurando que este caso es un ejemplo de cómo se trata a las personas de color y criminaliza sus embarazos, asegurando que hay mujeres que han sido juzgadas cuando han muerto sus fetos en accidentes de tránsito.

“As√≠ es como las personas, especialmente las mujeres de color, ya est√°n siendo castigadas y se est√°n criminalizando sus embarazos”, dijo en un comunicado la Federaci√≥n Nacional del Aborto, una asociaci√≥n profesional de proveedores de servicios de aborto.

Seg√ļn se√Īala NYT, los detalles del tiroteo no est√°n claros. La informaci√≥n que trascendi√≥ es que Jones recibi√≥ un disparo en el estacionamiento de una tienda, y seg√ļn la versi√≥n de las autoridades fue en medio de una ri√Īa con otra mujer por el padre del ni√Īo. Tras el incidente, Marshae fue llevada de inmediato a un hospital donde habr√≠a sido operada.

Por ahora, desde la fundaci√≥n Yellowhammer, que facilita el acceso al aborto a quienes no pueden costearlo en Alabama indicaron que estaba realizando gestiones para sacar a Jones de la c√°rcel y conseguirle un abogado porque “perder un embarazo no es un delito”.

Tendencias Ahora