Sociedad
Viernes 08 marzo de 2019 | Publicado a las 08:47
Safeplaces: empresas mexicana se ofrecen como lugares seguros para mujeres en peligro
Por Bernardita Villa
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Al restaurante de Alejandro Cabrera, en el céntrico barrio Juárez de Ciudad de México, acuden parejas tranquilas vestidas de trajes de oficina y hombres solos que leen en su computadora mientras comen.

Unos meses atrás, todo fue distinto a esta tarde de marzo cuando una chica se acercó al lugar porque intentaba huir de su novio.

“El chico se quer√≠a llevar a la fuerza a la chica, el chico tra√≠a una moto y me peg√≥ con el casco. Nos metimos al local aunque ya estaba cerrado y le marcamos a una patrulla. Para m√≠ fue algo impactante porque pens√© que estaban jugando, porque la chica estaba grita y grita, y ves que hay parejas que se llevan pesado (fuerte), pero hay un momento en el que te preguntas qu√© es lo que realmente est√° pasando”, dice Cabrera.

El incidente llev√≥ al chef a inscribir su restaurante como uno de los primeros negocios de la iniciativa “SafePlaces” (lugares seguros), cuyo prop√≥sito es dar refugio a mujeres que se sientan amenazadas al andar por la calle en un pa√≠s donde nueve mujeres en promedio son asesinadas diariamente y el 78% dicen sentirse inseguras.

Jazmín Martínez es la creadora de la iniciativa, surgida a inicios de febrero en medio de una ola de denuncias sobre intentos de secuestro dentro y en las inmediaciones del metro de la capital. Suman ya más de 500 empresas, incluidos restaurantes, bares, gimnasios y agencias vendedoras de autos.

Aunque no hay un protocolo espec√≠fico que las empresas deban seguir si una mujer pide ayuda, Mart√≠nez sugiere que el personal les facilite el uso de un tel√©fono o celular para llamar a un familiar cercano, le d√© algo de beber y le pregunte qu√© desea: si solo permanecer ah√≠ hasta sentirse segura, ser acompa√Īada a su casa o, incluso, llamar a una patrulla.

Temor en el metro

La iniciativa surge en un momento en que las mujeres se sienten particularmente vulnerables en Ciudad de México.

Seg√ļn la secretar√≠a de Gobernaci√≥n (Interior), en enero las llamadas para denunciar acoso u hostigamiento sexual se incrementaron en un 20% a nivel nacional, situ√°ndose en 467 contra 386 en el mismo mes de 2018. Ciudad de M√©xico se coloc√≥ como el segundo lugar con m√°s reportes al n√ļmero de emergencias 911.

En las redes sociales, varias mujeres denunciaron cómo, dentro y en las inmediaciones del metro capitalino, grupos de dos o tres hombres trataban de llevárselas en autos que aguardaban a escasa distancia. Alguno de esos individuos fingían ser los novios de las mujeres a las que querían secuestrar.

“Esa noche iba de regreso a casa, acababa de leer uno de estos testimonios y me percat√© de que en ese momento caminaba por una calle poco iluminada y que los √ļnicos lugares abiertos eran restaurantes y bares. Pens√© que si eso -un intento de secuestro- me sucediera a m√≠, lo √ļnico que podr√≠a hacer ser√≠a correr hacia uno de estos lugares y pedir ayuda”, cuenta Mart√≠nez al narrar c√≥mo fue gestando su iniciativa.

La fiscalía capitalina ha abierto 48 investigaciones tras denuncias de secuestro o tentativa en las inmediaciones del metro.

View this post on Instagram

#SafePlaces @foodpolicemx ūüíĀ‚Äć‚ôÄÔłŹ

A post shared by Galera (@galeragaleramx) on

“Supe que se trataba de un secuestro”

Uno de los testimonios que m√°s visibilidad tuvo fue el de Siomara Hern√°ndez, agente de seguros de 21 a√Īos. Cuando caminaba hacia el metro en el sur para regresar a su oficina despu√©s de visitar a un cliente, un par de hombres la interceptaron.

Siomara cuenta que uno de ellos hizo una llamada telef√≥nica y dijo que por ella “le dar√≠an un ‘buen billete’ (mucho dinero)”.

“Fue en ese momento cuando supe que se trataba de un secuestro y no de un asalto”, dice a la AFP la joven, que pudo escapar gracias a que el vigilante de un edificio cercano confront√≥ a los sospechosos.

Para Mart√≠nez, un elemento clave en todos los casos que se compartieron en redes sociales fue que extra√Īos intercedieron para ayudar a las j√≥venes.

“La iniciativa ha tenido tanto eco porque responde a una necesidad inmediata. Es momento de pasar de ser testigos a ser actores porque la gente quiere ayudar. Por eso vemos a empresas no solo de la Ciudad de M√©xico sino de diferentes estados que se han sumado a ‘SafePlaces"”, afirma.

Martínez asegura que esta iniciativa es sólo el comienzo pues busca patrocinio para desarrollar una aplicación móvil que incluya un botón de pánico y que le indique a las mujeres cuáles son los lugares seguros más próximos a ellas cuando sufran acoso o sean víctimas de un intento de secuestro.

Tendencias Ahora