Sociedad
Domingo 30 septiembre de 2018 | Publicado a las 16:40
Mica Rodr√≠guez: as√≠ sale adelante la mujer que en su ni√Īez denunci√≥ abusos de su padre con dibujos
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Fue el pasado 30 de agosto cuando BioBioChile detall√≥ el caso de la joven argentina Micaela Rodr√≠guez, de 19 a√Īos y estudiante de Educaci√≥n Especial, quien durante gran parte de su ni√Īez denunci√≥ los abusos sexuales a los que fue sometida por su padre biol√≥gico mediante dibujos claros y precisos.

Testimonios como “Me estremec√≠a cada vez que ten√≠a que sacarme una foto con √©l” o “Te odio pap√°” dieron cuenta de la realidad que vivi√≥ esta chica en su domicilio de la ciudad de Buenos Aires por cerca de 13 a√Īos, hasta que su madre decidi√≥ divorciarse del hombre y empezar una vida nueva.

El pasado mes fue la estudiante quien decidi√≥ hacer p√ļblica esta dura etapa de su infancia a trav√©s de su cuenta de Facebook, donde public√≥ una serie de los dibujos que por a√Īos realiz√≥ mientras viv√≠a siendo “la mu√Īeca de su padre”.

El testimonio siempre fue claro y revelador, un hombre con dos caras, un sujeto con su genital expuesto, una foto de una ni√Īa con miedo que su padre la toque e im√°genes de una peque√Īa triste; eran reflejo de un sufrimiento que se extendi√≥ por m√°s de una d√©cada.

“Todas las noches me sentaba en mi cama a esperar que ocurriera lo mismo”, fue uno de sus relatos m√°s impactantes.

Lo cierto es que el caso se internacionaliz√≥ r√°pidamente y lleg√≥ a medios chilenos, paraguayos, mexicanos e incluso espa√Īoles; los cuales daban cuenta no s√≥lo de sus d√≠as negros de ni√Īez, sino de c√≥mo era posible salir adelante despu√©s de vivir ese tipo de acoso.

Fue as√≠ como ella, viendo esto como una oportunidad de aportar a las nuevas generaciones, cre√≥ una p√°gina de Facebook llamada Por una infancia sin dolor, en la cual recoge testimonios de personas que han pasado por situaciones similares, organiza eventos de caridad para ni√Īos y entrega consejos a las madres sobre cuidados de sus hijos en lugares p√ļblicos.

“Cre√© este espacio en un principio, para desahogarme, para ‘quejarme’, publicaba de madrugada lo mal que me sent√≠a y al d√≠a siguiente lo borraba. Pero empec√© por esa p√°gina, ‘Sobrevivientes del incesto: voces unidas en Am√©rica’, no los conoc√≠a pero marcaron mi vida en gran manera y me ayudaron a romper el silencio”, detall√≥ en el sitio.

Actualmente, este espacio de conversación y consejos tiene un total de 200 mil seguidores. Cerca de un cuarto de ellos llegaron al lugar tras conocer la historia de la joven en los medios de comunicación.

Rodríguez es muy clara en decir que nunca va a revelar el nombre ni datos personales de su padre. No le interesan las venganzas ni los castigos morales por lo ocurrido, lo más importante es proteger a quienes son infantes en estos tiempos.

El relato de una ni√Īa abusada

BioBioChile tuvo una conversación con la protagonista de esta historia, quien relató cómo ha sido su proceso de sanación interior para superar aquella etapa de su vida y lograr un desarrollo emocional pleno.

Rodr√≠guez declar√≥ que por estos d√≠as la relaci√≥n con su padre vive una especie de punto muerto, ya que dej√≥ de verlo hace m√°s de dos a√Īos. En parte, el hecho que sus progenitores decidieran separarse para ella fue una especie de alivio.

“A √©l no lo veo desde el 2015 que ten√≠a 16 a√Īos, mi escuela denunci√≥ ese mismo a√Īo a mi pap√° pero a fines del 2017 le dieron el sobreseimiento, aunque √©l ni siquiera declar√≥. Cuando ten√≠a 10 a√Īos mis pap√°s se separaron, estuve un tiempo ‘en paz’ hasta que consigui√≥ una casa y tuve que ir, como es costumbre en padres separados”, expres√≥.

Para Micaela, la relación con su padre se hizo más agresiva a medida que ella fue creciendo. Cuando se convirtió en adolescente, él llegó a ver a su hija biológica como un objeto sexual.

“√Čl sigui√≥ de la misma manera pero ya ten√≠a como cierta libertad, si bien viv√≠a con su novia ella casi nunca estaba, cuando me ba√Īaba en su casa entraba al ba√Īo (si no estaba la novia, claro). Me compraba ropa muy corta y quer√≠a que le mostrara c√≥mo me quedaba, polleras de jeans y shorts; yo hac√≠a todo lo posible para cubrirme m√°s, ya cuando era adolescente no serv√≠a el ‘estamos jugando’, as√≠ que hab√≠a un poco de violencia para que pudiera callarme”, record√≥.

La muchacha aclara que el amor y las relaciones de pareja a√ļn son un “tema pendiente” en su vida, ya que a sus 19 a√Īos siente algo de temor de relacionarse con j√≥venes de su edad en un √°mbito m√°s √≠ntimo.

“En un principio odiaba todo lo relacionado al amor, una mezcla de odio, asco y hasta ahora sigo trabajando mucho con esto, el aceptar que no todos los hombres van a ser as√≠ todav√≠a es algo que me cuesta. No tengo pareja, no tuve nunca novio, me da terror estar con alguien m√°s y en vez de disfrutar ese momento, recordar el abuso”, confiesa.

Mica Rodríguez | Facebook
Mica Rodríguez | Facebook

A esto agrega que: “Esto (abuso del padre) dej√≥ de ocurrir hace muy poco para m√≠, ahora tengo 19 a√Īos pero tengo como otros proyectos y sue√Īos y por ahora, el amor no est√° en mis planes, no hasta que pueda decir que lo super√©”.

Por otra parte, Micaela confiesa que ha necesitado ayuda de psicólogos y psiquiatras para lograr salir adelante de acuerdo a sus propios tiempos. Sabe que la recuperación es difícil, pero asume que será beneficiosa para ella.

“Me estaba tratando en el Hospital Alvear, un hospital de ac√° que tiene psiquiatras y psic√≥logos, pero dej√© de ir porque si bien la terapia me hac√≠a bien la psiquiatra segu√≠a insistiendo en no bajarme las dosis del antidepresivo y no pod√≠a estudiar, no me pod√≠a concentrar, ahora s√≥lo tomo pastillas para dormir. Quisiera ir all√≠ solamente, pero est√° muy caro y en el hospital era todo gratuito”, indic√≥.

Asimismo, la joven recuerda con mucho cari√Īo una visita que realiz√≥ a Chile, espec√≠ficamente a Antofagasta, a comienzos de este a√Īo, donde tuvo la oportunidad de conversar y compartir ideas sobre este tema junto a otros “sobrevivientes” de abuso sexual.

“En febrero (2018) fui justamente a Chile, a Antofagasta, di unas charlas en un seminario que me invit√≥ la fundaci√≥n ‘Soy garante’. El hablar con otros sobrevivientes, poder contar lo que me pas√≥ en un lugar en donde hay docentes, padres, sobrevivientes, me hizo sentir m√°s acompa√Īada. Ir a Chile fue de las mejores cosas que me pas√≥”, coment√≥.

Por √ļltimo, Mica sostuvo que m√°s importante para salir adelante ha sido centrar sus actividades en ayudar al pr√≥jimo y apoyar a personas que hayan pasado por experiencias similares a la de ella. “Hablar es algo muy importante”, recalca.

“Lo que me ayuda mucho a sanar a mi ni√Īa interior digamos, es lo que vengo haciendo hace un par de a√Īos, para el d√≠a del ni√Īo, Navidad, reyes, me disfrazo de payasita y reparto juguetes y golosinas a los ni√Īos en situaci√≥n de calle, juego con ellos, a pesar de que tengan fr√≠o, hambre, son ni√Īos y tienen derecho a jugar, a divertirse. Tengo una p√°gina en Facebook ‘Por una infancia sin dolor’ que tambi√©n me ayud√≥ mucho a hablar”.

¬ŅQu√© nos dicen los dibujos de los ni√Īos?

Fernanda Orrego, psic√≥loga infanto ‚Äď juvenil, y docente de la Universidad San Sebasti√°n, asever√≥ a BioBioChile que no siempre se deben tomar los dibujos de los ni√Īos como una declaraci√≥n de algo, pero s√≠ los padres deben estar atentos a las se√Īales.

‚ÄúEn ese sentido s√≠ hay que estar alerta si un hijo empieza a dibujar figuras desnudas, vaginas o penes. Tambi√©n hay que darse cuenta si esto es una actitud frecuente u obedece a alguna curiosidad particular del menor‚ÄĚ, concluy√≥.

En este sentido, la psic√≥loga espa√Īola Mar√≠a Luisa Ferre√≥s detalla en su libro Abr√°zame, mam√° que existen ciertos factores en que los ni√Īos se basan para demostrar hostilidad ante los dem√°s.

“Si a menudo pinta la figura humana triste o con dientes, pelos en punta, manos abiertas, esto significa que percibe la figura como hostil. Si lo que su hijo ha dibujado suele tener un tama√Īo excesivamente peque√Īo es porque el ni√Īo se siente muy inseguro o deprimido”, detalla.

Mica Rodríguez | Facebook
Mica Rodríguez | Facebook

De esta forma, la profesional indica que siempre que los ni√Īos dibujan a sus familias tienden a destacar con √≠mpetu la figura con la que tienen mayor afinidad y cercan√≠a.

“Las figuras juntas representan proximidad, armon√≠a familiar. Si est√°n sueltas, se est√° mostrando alg√ļn tipo de distancia afectiva, emocional. Cuando siente rechazo hacia alg√ļn miembro de la familia lo pintar√° m√°s alejado y si percibe el entorno como inestable o le produce dolor, decide a veces no pintarse a √©l mismo”, asever√≥.

As√≠, seg√ļn Ferre√≥s, los ni√Īos incluso pueden entregar se√Īales de c√≥mo est√°n viviendo su presente s√≥lo a trav√©s de los rostros y las formas de los cuerpos que dibuja a menudo.

“Un ni√Īo con un buen concepto de s√≠ mismo, organiza bien el espacio del que dispone en su papel para dibujar, las personas que dibuja son grandes y tienen los brazos y las manos abiertas, su expresi√≥n es positiva. Problemas de relaci√≥n social o con sus iguales. Cuando un ni√Īo est√° sufriendo alguna situaci√≥n de conflicto suele dibujar los brazos pegados al cuerpo, con expresi√≥n neutra o triste. El tama√Īo de la figura depende de c√≥mo la afronta. Si lo vive como una agresi√≥n a la que debe plantar cara la dibujar√° grande, si se siente indefenso, con temores o incapaz de superar el problema, dibujar√° la figura peque√Īa”, concluye.

Mica Rodríguez | Facebook
Mica Rodríguez | Facebook

Por otra parte, si el menor siente temor hacia algo o alguien puede expresarlo de la siguiente forma: “El ni√Īo puede dibujarse dentro de un espacio cerrado (una casa, un coche) a modo de refugio. Las caras que dibuja son muy poco expresivas. Si el temor es hacia alguna persona en concreto, la representar√° con brazos cortos o sin ellos”.

No obstante, la acad√©mica espa√Īola indica que lo mejor es que los padres, al ver se√Īales negativas, consulten a psic√≥logos o psicopedagogos respecto al posible problema; antes de hablarlo con el propio ni√Īo.

Recuerda que si eres testigo de violencia contra menores puedes denunciar los hechos al Fono Ni√Īos 147, el cual es gratuito.

Tendencias Ahora