Sociedad
Viernes 04 mayo de 2018 | Publicado a las 10:00 路 Actualizado a las 10:21
Exmodelo Rebecca Zeni muri贸 "devorada viva" por sarna tras presunta negligencia de asilo
Publicado por: Denisse Charpentier
visitas

Rebecca Zeni fue una famosa modelo estadounidense que brill贸 en Nueva York durante la d茅cada de los 40, lleg贸 a trabajar para la Armada norteamericana e incluso incursion贸 en la televisi贸n en Chicago.

No obstante, en contraste con su glorioso pasado, la mujer termin贸 sus d铆as a los 93 a帽os en el asilo de ancianos Shepherd Hills de la ciudad de LaFayette (en Georgia, EEUU),y siendo literalmente “comida viva” por 谩caros y bacterias.

Tal como consigna el diario Washington Post, la mujer falleci贸 en 2015, pero reci茅n ahora se han conocido los escabrosos detalles de su deceso luego de que su familia demandara a la residencia para adultos mayores por negligencia, pues acusa que la dejaron morir de una enfermedad tratable y en denigrantes condiciones.

De acuerdo a Mike Prieto, abogado de la familia de la exmodelo, Zeni fue una mujer adelantada para su 茅poca en los a帽os 40 y 50, ya que ten铆a un gran car谩cter, era trabajadora y enfocada en su carrera, en un momento en que las mujeres s贸lo aspiraban a ser due帽as de casa.

De hecho, apenas termin贸 la escuela secundaria esta mujer oriunda de Carolina del Norte se fue a trabajar a una base naval en Virginia, para m谩s tarde mudarse a Nueva York, donde se desempe帽贸 como asistente del famoso periodista Mike Wallace, de CBS News y luego se convirti贸 en modelo. M谩s tarde incursion贸 en la televisi贸n en Chicago. S贸lo despu茅s de forjar una exitosa carrera, se cas贸 y tuvo hijos.

Rebecca Zeni
Rebecca Zeni

Pero como mencion谩bamos al inicio, su vida termin贸 de una manera muy distinta a como fueron sus a帽os m谩s pr贸speros. Rebecca tuvo una larga y dolorosa muerte tras sufrir un severo caso de sarna, que le gener贸 m煤ltiples y profundas heridas en la piel al extremo de que su mano derecha estaba completamente negra y sus dedos estaban a punto de caerse.

Seg煤n Prieto, la infecci贸n alcanz贸 un nivel tan grave que las bacterias se filtraron en su torrente sangu铆neo, lo que le ocasion贸 la muerte.

Al enterarse de las condiciones en que muri贸 Rebecca, la familia present贸 una demanda contra la organizaci贸n PruittHealth, due帽a de una cadena de asilos que inclu铆a a Shepherd Hills. All铆 se consigna que Zeni vivi贸 durante cinco a帽os hasta su fallecimiento en este lugar, donde se registraron m煤ltiples brotes de sarna en los 煤ltimos a帽os y un historial de violaciones a las pol铆ticas de salud y procedimientos para prevenir la aparici贸n y propagaci贸n de la enfermedad. Asimismo, acusan que en lugar de proporcionar la atenci贸n necesaria a Zeni, simplemente la dejaron agonizar.

“Los 煤ltimos seis meses de su vida, ella sufri贸 un dolor constante. Literalmente la sarna se la estaba comiendo viva”, asegur贸 el abogado.

En el historial de Shepherd Hills figura que se le orden贸 pagar 337.786 d贸lares (m谩s de 200 millones de pesos) en multas en los 煤ltimos dos a帽os junto con tener la calificaci贸n m谩s baja en cuanto a calidad que puede tener un recinto de este tipo en Estados Unidos.

Es m谩s, en 2016 fue sancionada por cometer varios errores al medicar a los residentes, con resultados potencialmente mortales. Por ejemplo, un anciano recibi贸 err贸neamente morfina dos veces en media hora una ma帽ana y continu贸 recibiendo el medicamento cada dos horas m谩s tarde esa noche y al d铆a siguiente, lo que deriv贸 en una sobredosis. El hombre termin贸 en la Unidad de Cuidados Intensivos por esta grave equivocaci贸n.

Rebecca Zeni
Rebecca Zeni

Zeni lleg贸 al asilo en 2010 tras ser diagnosticada con demencia, diabetes y otras enfermedades. Como deb铆a recibir cuidado especializado y de tiempo completo, su familia la llev贸 a este recinto donde prometieron darle los cuidados m茅dicos y humanos necesarios.

Seg煤n su hija Pamela Puryear, quien la visitaba a diario, la sarna comenz贸 a afectar a Rebecca en 2013 luego de que se produjera un brote en el establecimiento que afect贸 a diez residentes y diez empleados, de acuerdo con los registros del Departamento de Salud P煤blica de Georgia recogidos por Washington Post.

Puryear manifest贸 a trav茅s de sus abogados que el recinto no tom贸 las medidas necesarias para enfrentar la situaci贸n y tratar adecuadamente a los residentes. Las s谩banas usadas por los contagiados se lavaron junto con las del resto, y se compartieron medicamentos sin tomar los resguardos ante una enfermedad altamente contagiosa. Asimismo, las familias no fueron informadas de lo que pasaba y en su lugar se pusieron algunos carteles no muy llamativos que indicaban que hab铆a un brote de la afecci贸n. En tanto, los residentes con sarna tampoco habr铆an sido puestos en cuarentena, y los empleados infectados trabajaron normalmente.

Seg煤n otro abogado de la familia, Lance Lourie, un segundo brote apareci贸 en 2014 y un tercero en 2015. En la 煤ltima ocasi贸n veinte residentes y quince trabajadores se contagiaron.

Para entonces, la condici贸n de Zeni hab铆a empeorado dr谩sticamente. Las erupciones se hab铆an extendido por su cuero cabelludo, cuello, pecho, hombros, espalda y brazos. Un m茅dico hab铆a ordenado que se le administrara unas pastillas y una crema para tratar el problema, pero no le suministraron los f谩rmacos de manera adecuada, aseguran los abogados.

Rebecca Zeni | Lance Lourie
Rebecca Zeni | Lance Lourie

La exmodelo muri贸 el 2 de junio de 2015 de una septicemia por la bacteria Staphylococcus aureus, derivada de la grave sarna noruega (tambi茅n conocida como sarna costrosa), seg煤n indic贸 la autopsia. Esta enfermedad es un tipo de sarna grave que afecta a las personas con sistemas inmunol贸gicos debilitados, como ancianos o personas con VIH. “Se caracteriza por gruesas costras de la piel que contienen un gran n煤mero de 谩caros de la sarna y huevos”, consigna el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. Adem谩s, estas heridas suelen infectarse al aflorar bacterias.

Debi Luther, enfermera de Florida que revis贸 los registros m茅dicos de Zeni, emiti贸 una declaraci贸n jurada donde indic贸 que el hecho de que la casa de reposo no reconociera su estado deteriorado y no evitara la propagaci贸n de la sarna, provoc贸 la muerte de la mujer.

Asimismo, un pat贸logo forense experimentado, el Dr. Kris Sperry, revis贸 el informe de la autopsia de Zeni a petici贸n de un canal de televisi贸n local y se mostr贸 sorprendido con el resultado. “Esta es una de las cosas m谩s horrendas que he visto en mi carrera como pat贸logo forense”, expres贸.

Rebecca Zeni en el asilo
Rebecca Zeni en el asilo

“Al final del d铆a, nuestra cliente confiaba en ellos y su confianza fue traicionada”, dijo Prieto, uno de los abogados de la hija de Rebecca.

Puryear dijo que sent铆a impotencia cada vez que visitaba a su madre porque no pod铆a tocarla ni abrazarla. “Fue una pesadilla, no hab铆a dignidad”, expres贸.

Tendencias Ahora