Sociedad
Domingo 31 mayo de 2020 | Publicado a las 21:17 · Actualizado a las 21:26
Prestigioso medio de EEUU destacó a matrimonio chileno y su "resurgir" a través de las empanadas
visitas

Sabido es que la crisis del coronavirus ha traído consigo una recesión en la economía mundial, cuyos efectos ya se están viendo. En este sentido, valiosos son los esfuerzos de las personas por reinventarse para traer sustento.

Este sábado, el diario estadounidense Washington Post dio a conocer la historia de un matrimonio de chilenos que sacó a relucir lo mejor de la gastronomía criolla para subsistir en medio de la crisis: las empanadas de marisco.

Fabian Lagos es chileno y reside hace ya varios a√Īos en la zona de West Virginia, mientras que su esposa Lisette es norteamericana, pero hija de diplom√°ticos chilenos que est√°n en aquel pa√≠s desde la d√©cadas de 1980.

Antes de la crisis del Covid-19, Fabi√°n se desempe√Īaba como carpintero y realizaba instalaciones de escaleras en las casas, un trabajo que era bien remunerado.

No obstante, las medidas de distanciamiento social hicieron que el n√ļmero de llamados decayera y desapareciera, por lo que qued√≥ desempleado y sin una fuente de ingresos. Por su parte, Lisette trabaja en una corredora de propiedades.

“Mi esposo comenz√≥ a preocuparse, y yo tambi√©n porque era una semana despu√©s de otra. Despu√©s de la cuarta semana, est√°bamos realmente luchando para llegar a fin de mes con un salario”, indic√≥ la mujer.

Fue así como, una tarde, ella llegó del trabajo y su esposo había cocinado unas empanadas de mariscos, las cuales encontró deliciosas. Fue así como surgió la idea de comenzar un emprendimiento, a base de empanadas de mariscos de delivery.

Theresa Vargas | The Washington Post
Theresa Vargas | The Washington Post

En este sentido, el propio Fabi√°n sostuvo que hab√≠a conocido la receta de parte de su abuela, cuando era ni√Īo y vivieron en una zona rural del sur de Chile.

En abril pasado, ambos empezaron vendiendo empanadas en la iglesia donde asisten. El primer fin de semana tuvieron 40 pedidos, al segundo 80 y a finales de mayo terminaron con un total de 300.

“Estamos exhaustos, pero felices. Decimos como,’ Wow, ¬Ņpuedes creer esto? ¬ŅEs esto real?”,
indicó la mujer, quien ha apoyado el negocio en los tiempos libres.

Lo ciertos es que ambos ya tienen pedidos hasta el 6 de junio, por lo que ya piensas en asumir desafíos más a larga plazo cuando se levanten algunas medidas de distanciamiento.

Sin ir más lejos, incluso han pensado montar un foodtruck en alguna zona de Washington, aunque claro, eso sería cuando el coronavirus sea sólo un recuerdo.

“Las empanadas de mariscos eran ‘lo m√°ximo”,
escribió en una cuenta privada de Instagram una persona sobre los productos

“He estado en Chile y estas empanadas me llevan de regreso, ¬°son tan buenas!”,
indicó otro.

Tendencias Ahora