Sociedad
Jueves 15 agosto de 2019 | Publicado a las 13:34 · Actualizado a las 19:44
Viralizan registro de supuesto "caracol zombie" con ins√≥lito movimiento: padece extra√Īa enfermedad
visitas

D√≠as atr√°s se viraliz√≥ en redes sociales la im√°gen de un caracol cuyo cuerpo ten√≠a diversos colores fluorescentes, los cuales se acentuaban en su cabeza y tent√°culo. Cient√≠ficos explicaron que este peque√Īo molusco estaba afectado por un extra√Īo par√°sito.

El peque√Īo caracol, que hab√≠a sido grabado en un √°rea silvestre de Estados Unidos, inmediatamente fue bautizado como un “caracol zombie” por algunos cibernautas, debido a que algunos de ellos reconocieron el funcionamiento del par√°sito.

A eso se sumaba el extra√Īo color que adopt√≥, el movimiento que hac√≠a con sus tent√°culos superiores y un actuar aparentemente errante por el lugar, lo que hac√≠a suponer que algo no andaba bien.

Tan extra√Īo resultaba el registro que incluso algunos tuiteros lo calificaron como un montaje.

No obstante, el caso lleg√≥ hacia unos expertos de la National Geographic, quienes indicaron que se trataba de algo m√°s com√ļn de lo que se cree en la naturaleza, aunque el fen√≥meno s√≥lo ocurre en el Hemisferio Norte.

En concreto, el caracol padece de un parásito denominado Leucochloridium paradoxum, el cual es adquirido por los moluscos a través de las hojas que comen en la naturaleza.

En palabras simples, seg√ļn explic√≥ Natgeo el par√°sito se apodera del cerebro del caracol y parece controlarlo a voluntad, haciendo adem√°s que mueva sus extremidades superiores con desesperaci√≥n. Las declaraciones fueron tomadas por T13.

“Ah√≠ se retuerce, de forma que crea una extra√Īa apariencia puls√°til en el tent√°culo. As√≠ que lo que ves cuando observas esta pulsaci√≥n es en realidad el par√°sito dentro del caracol‚ÄĚ, explican.

Seg√ļn se ha estudiado, uno de los “objetivos” de estos gusanos planos (o “platelmintos”) es llevar a su presa hasta las hojas de los √°rboles para que sean divisados y devorados por las aves.

“A las aves no suele gustarle comer caracoles, pero cuando un caracol sube a una planta y su tent√°culo parece una oruga en lugar de un caracol, eso despierta el inter√©s del ave, y bajan en picada y le dan un mordisco al tent√°culo del caracol. Y de esa forma el par√°sito es capaz de entrar en el ave‚ÄĚ, detallan.

Precisamente es en el interior del ave donde completan su desarrollo: ‚Äúproducen huevos, que a continuaci√≥n se distribuyen con los excrementos del ave, y ah√≠ aparecen los caracoles, que se alimentan de ellos. Y ahora los huevos del par√°sito se introducen en un nuevo caracol y se pueden meter en los tent√°culos y as√≠ sucesivamente‚ÄĚ.

Tendencias Ahora