Sociedad
S√°bado 22 junio de 2019 | Publicado a las 17:03
Desde zapatos caros a transporte limitado: los problemas que vive el hombre m√°s alto de Europa
Por Emilio Contreras
La información es de Agence France-Presse
visitas

Es imposible dirigirle la palabra sin doblar el cuello. Con sus 2,46 metros de altura, el franco-marroquí Brahim Takioullah, el hombre más alto de Europa y el segundo del mundo, debe continuamente adaptarse a un mundo que no está hecho a su medida.

Su enorme tama√Īo, reconocido por el libro Guinness de los r√©cords, le ha valido a Brahim Takioullah ser invitado a los cuatro rincones del mundo. Y cuando camina por la calle, genera gran expectaci√≥n. “Me preguntan a menudo si soy el hombre m√°s alto del mundo”, dice a la AFP, ri√©ndose.

Sin embargo, no todo es de color rosa en la vida de Brahim. Vestirse o calzarse es toda una haza√Īa para este hombre que calza un 58, el mayor del mundo. “¬°Ya me han pedido 3.500 euros por un par de zapatos!”, lamenta.

Brahim es demasiado grande para tomar el metro. Hace tres a√Īos aprob√≥ el examen te√≥rico para conducir pero al no haber coches de autoescuela adaptados a sus medidas no ha podido pasar su permiso de conducir.

Y sobre las bromas que se le suelen hacer, Brahim asegura tom√°rselo con calma. Sin embargo, por quinto a√Īo consecutivo, organiz√≥ a mediados de junio “una marcha de las diferencias” en Par√≠s, en presencia de un grupo de gigantes procedentes de todo el mundo.

Agence France-Presse
Agence France-Presse

Su objetivo: mostrar que existen y llevar un mensaje de tolerancia.

Imparable crecimiento

Brahim, de 37 a√Īos, empez√≥ a crecer de forma desmesurada pasados los 12 a√Īos. Viv√≠a entonces en Marruecos, donde naci√≥. “Me preguntaba cuando iba a dejar de crecer”, asegura.

Sus grandes medidas est√°n provocadas por un tumor benigno que segrega un exceso de hormonas de crecimiento.

En 2017, una vez licenciado en geografía, Brahim viaja a Francia. Hoy ejerce una profesión que nada tiene que ver con sus estudios: trabaja en un parque de atracciones de los alrededores de París. Y se encuentra a gusto.

Dispone de un apartamento a medida no muy lejos de su lugar de trabajo, con un techo de tres metros de altura, una cama de 2,80 metros y una ba√Īera de 2,50 metros.

“Podr√≠a correr los cien metros en su ba√Īera”, bromea Tony, de un metro y 30 cent√≠metros de altura, su colega y amigo. Todo este material ha sido puesto a su disposici√≥n por el director del parque, Gilles Campion, que emplea a un pu√Īado de gigantes. “Es como un padre para nosotros”, dice Brahim.

Con su grupo Les chiens de Navarre (Los perros de Navarra) act√ļa en varios teatros de Francia, encarnando al general De Gaulle, que era muy alto (1,96 m). Al mismo tiempo, trabaja con un mago, Etienne Saglio.

Brahim tambi√©n se ha interesado por el cine, y ha obtenido algunos roles secundarios en pel√≠culas como la francesa “Chocolat”, junto al actor Omar Sy o “Alad’2”, con otro conocido actor franc√©s, Kev Adams.

Para organizar su cargada agenda, Brahim puede contar con el apoyo desinteresado del agente Benjamin Cian-Grang√©, un “apasionado por el gigantismo”, que ha creado una agencia especializada para “dar visibilidad a seres humanos fuera de lo com√ļn”.

View this post on Instagram

Avec Jean Paul Gaultier

A post shared by Brahim Takioullah (@brahim_takioullah) on

Tendencias Ahora