Sociedad
Domingo 16 junio de 2019 | Publicado a las 11:14
La historia del "matrimonio sin hombre": c√≥mo 2 mujeres enga√Īaron a la Iglesia para casarse en 1901
visitas

En 1901, una joven y enamorada pareja se cas√≥ en un templo cat√≥lico de Galicia. Lo que nadie sospechaba es que guardaban un gran secreto: era el primer intento de matrimonio entre personas del mismo sexo realizado en Espa√Īa.

Las profesoras Marcela Gracia Ibeas y Elisa S√°nchez Loriga enga√Īaron a todos para sellar su uni√≥n en una √©poca donde la homosexualidad no era aceptada.

Para poder concretar su relaci√≥n, Elisa se visti√≥ de hombre y adopt√≥ la identidad de un supuesto primo de Marcela, llamado Mario S√°nchez… desde entonces su vida nunca fue igual.

Su historia volvi√≥ a cobrar fuerza hace pocos d√≠as cuando Netflix estren√≥ Elisa y Marcela, una pel√≠cula espa√Īola que relata lo vivido por la pareja y que est√° arrasando en redes sociales.

Netflix
Netflix

Una historia de amor

Las chicas se conocieron en la Escuela Normal de Maestras de La Coru√Īa, donde Marcela lleg√≥ con 18 a√Īos para convertirse en profesora de primaria. Elisa, que en ese entonces ten√≠a 23, hab√≠a terminado sus estudios y trabajaba en el lugar.

Se hicieron muy amigas y el amor surgió. Cuando los padres de Marcela comenzaron a sospechar de la relación, decidieron enviar a su hija a Madrid para separarlas y evitar rumores.

Sin embargo, la vida las volvi√≥ a juntar. Luego de acabar con sus estudios, Marcela fue asignada a una peque√Īa aldea conocida como Dumbr√≠a, en La Coru√Īa, la cual quedaba a pocos kil√≥metros de Calo, otra localidad donde Elisa estaba ejerciendo.

Se reencontraron y retomaron su relaci√≥n. Seg√ļn consigna el portal espa√Īol Verne, Elisa recorr√≠a 12 kil√≥metros casi a diario para poder ver a Marcela, rutina que se repiti√≥ por dos a√Īos y medio.

En 1901, Elisa cre√≥ un elaborado plan para poder casarse con Marcela. Adopt√≥ una apariencia masculina y cre√≥ una nueva personalidad llamada Mario S√°nchez, inspirada en un familiar suyo que hab√≠a muerto muchos a√Īos antes en un naufragio.

Marcela y ELisa vestida de hombre
Marcela y ELisa vestida de hombre

Mario supuestamente hab√≠a crecido en Londres con un padre ateo, pero quer√≠a convertirse al catolicismo. Fue as√≠ como conoci√≥ al padre V√≠ctor Cortiella, p√°rroco de la iglesia de San Jorge en La Coru√Īa, quien ante la devoci√≥n que mostraba, no dud√≥ en bautizarlo y darle la Primera Comuni√≥n.

Mario tambi√©n le cont√≥ de sus planes de matrimonio con Marcela y el p√°rroco accedi√≥ feliz a casarlos. La novia, en tanto, inform√≥ a todos sus conocidos que se casar√≠a con un primo de su amiga Elisa, quien acababa de volver a Espa√Īa.

Seg√ļn el historiador Narciso de Gabriel, quien descubri√≥ la historia y escribi√≥ el libro Elisa y Marcela. Amigas y amantes, no s√≥lo el amor llev√≥ a Elisa a crear todo este plan: Marcela adem√°s estaba embarazada.

“Una de las primeras hip√≥tesis, considerada la m√°s veros√≠mil (…) era que Marcela se hab√≠a quedado embarazada debido a sus relaciones amorosas con un joven, y que su inseparable amiga (Elisa) se hab√≠a casado con ella para regularizar la situaci√≥n y evitarle la verg√ľenza y los problemas derivados de tener un hijo estando soltera”, dijo, aunque afirm√≥ que esta nunca se pudo confirmar.

“La segunda hip√≥tesis, que a m√≠ es la que m√°s me gusta, pero reconozco que no tengo ninguna base en que sustentarla, es que pudo haberse tratado de un embarazo premeditado. Es decir, que Elisa y Marcela no se conformaban con convertirse en marido y mujer sino que quer√≠an tener descendencia”, sugiri√≥.

La boda

El matrimonio se llev√≥ a cabo el 8 de junio de 1901, a las 07:30 de la ma√Īana, sin que nadie sospechara la verdad y s√≥lo con la presencia del sacerdote y dos testigos.

Tras la ceremonia, la pareja fue a un estudio fotográfico para retratarse como marido y mujer, imagen que finalmente pasaría a la historia.

Pasaron su noche de bodas en una pensi√≥n del lugar y siguieron su vida tal c√≥mo lo hab√≠an planeado, pero cometieron un error. “Si Marcela y Mario, una vez casados, hubiesen tomado otra direcci√≥n, podr√≠an haber vivido el resto de sus d√≠as como mujer y marido”, explic√≥ Narciso de Gabriel en su libro.

“Volvieron a Dumbr√≠a, el pueblo donde trabajaba Marcela. Ya durante el trayecto, algunos pasajeros descubrieron que Mario en realidad era Elisa”, asegur√≥.

Marcela y ELisa vestida de hombre
Marcela y ELisa vestida de hombre

Consternados e indignados, acudieron a la prensa de la √©poca para denunciarlas. ‚ÄúLa prensa transform√≥ este matrimonio entre dos mujeres en un ‘matrimonio sin hombre’ e hizo una cobertura espectacular del caso, y fue efectivamente esa publicidad el desencadenante de la intervenci√≥n judicial y acad√©mica”, agreg√≥.

Tal como lo explica el profesional, el diario La Voz de Galicia public√≥ un art√≠culo con la imagen de la pareja titulando ‚ÄúUn matrimonio sin hombre‚ÄĚ, el cual se replic√≥ en medios madrile√Īos e incluso en Argentina.

El mismo sacerdote que las casó, obligó a Elisa a ser examinada por un médico para confirmar su género. Cuando se dieron cuenta de que era mujer, ella aseguró ser hermafrodita, pero ya era demasiado tarde.

Marcela y Elisa fueron despedidas de sus trabajos, excomulgadas, y la polic√≠a comenz√≥ a buscarlas por falsificaci√≥n de documentos p√ļblicos y usurpaci√≥n de nombre. Finalmente, debido a la persecuci√≥n debieron irse de Espa√Īa.

La voz  de Galicia
La voz de Galicia

‚ÄúA Elisa/Mario le cerraron cualquier posibilidad de empleo, y ambas mujeres comenzaron a sufrir todo tipo de burlas y menosprecios a causa de su condici√≥n sexual‚ÄĚ, asegur√≥ Isa√≠as Lafuente en su libro¬†Agrup√©monos todas las mujeres.

La pareja llegó a vivir a Oporto, Portugal, donde Marcela dio a luz a su hija. Elisa, en tanto, siguió usando su imagen masculina y se hizo llamar Pepe.

Lograron establecerse por dos meses, antes que la polic√≠a espa√Īola exigiera su detenci√≥n y encarcelamiento. La noticia fue cubierta con gran inter√©s por la prensa portuguesa y la sociedad del lugar tom√≥ partido por ellas.

Antes de ser extraditadas, fueron juzgadas y absueltas en Portugal, desde donde escaparon con rumbo a Buenos Aires.

En Argentina, Elisa retomó su imagen femenina y encontraron trabajo como empleadas domésticas.

Seg√ļn Verne, Elisa se cas√≥ con un hombre 25 a√Īos mayor de origen dan√©s, con el que se neg√≥ a mantener relaciones sexuales. Su objetivo era simplemente heredar su fortuna para poder vivir con tranquilidad con Marcela y su hija.

“Despu√©s de hacer indagaciones, el marido descubri√≥ que estaba casado con la persona que en Espa√Īa hab√≠a protagonizado un ‘matrimonio sin hombre’, que fue el titular acu√Īado por el diario La Voz de Galicia. Denuncia a su mujer y solicita la anulaci√≥n del matrimonio. El juez decide que Mar√≠a, la anterior Elisa, deb√≠a ser examinada por tres m√©dicos. La conclusi√≥n fue que se trataba de una mujer y que el matrimonio era perfectamente v√°lido”, asegur√≥ Gabriel.

Desde ese momento, la historia se vuelve confusa y poco se sabe de lo que ocurri√≥ con la pareja y la ni√Īa. Eso fue as√≠ hasta que hace algunos meses una mujer argentina asegur√≥ ser la bisnieta de Marcela.

La descendencia

Mientras buscaba información de su familia en internet para hacer un árbol genealógico y utilizando los nombres del certificado de nacimiento de su abuela, Norma Graciela Moure (61) descubrió que la vida de su bisabuela tenía un lado que ella no conocía.

“Era como un fantasma en la familia, estaba ah√≠ pero en casa no se hablaba de ella…”, asegur√≥ al diario Cr√≥nica.¬†“Cuando yo ten√≠a 11 o 12 a√Īos, ya una pierde memoria, mi madre me cont√≥ algunas cosas, como que mi bisabuela hab√≠a tenido que escapar de Espa√Īa. Y, claro, para una ni√Īa de mi edad, no cre√≠ que fuese real pues me sonaba a cuento, no lo entend√≠a.¬†Ahora no s√≥lo s√© que fue real, sino que Marcela tuvo que huir del pa√≠s a escondidas”, dijo.

Norma asegur√≥ que el nombre de la hija de Marcela fue Mar√≠a Enriqueta, cuya vida tambi√©n estuvo marcada por la tragedia. A los 15 a√Īos qued√≥ embarazada de un hombre con dinero, machista y violento que la maltrataba a ella y los 10 hijos que luego tuvieron juntos.

“√Čl le hab√≠a dado muy mala vida, era excesivamente machista, la humillaba, hac√≠a alarde de su fuerza, siempre llevaba un rev√≥lver al cinto”, relat√≥.

El matrimonio de Elisa y Marcela nunca fue anulado, por lo que se considera la primera boda homosexual de Espa√Īa.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora