Sociedad
S√°bado 08 junio de 2019 | Publicado a las 12:21
La "era de los linchamientos": el horror que convirtió la muerte de negros en un espectáculo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Advertencia de imágenes explícitas
¡Cuidado! Las imágenes de este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

¬ŅQu√© pensar√≠as si en un peri√≥dico ves un titular anunciando que un negro ser√° quemado o que otro ser√° linchado a cierta hora y en determinado lugar? ¬ŅTe escandalizar√≠a ver a una muchedumbre conversando, comiendo y bebiendo animadamente mientras un ser humano es torturado y asesinado de la forma m√°s cruel posible?

Aunque parece algo propio de una pel√≠cula de terror, este tipo de cosas ocurr√≠a hace s√≥lo algunas d√©cadas en Estados Unidos. All√≠ murieron m√°s de cuatro mil afroamericanos entre 1877 y 1950 en “linchamientos raciales”, de acuerdo a una investigaci√≥n de la organizaci√≥n Equal Justice Initiative (EJI).

Esta práctica, que comenzó a ocurrir tras la abolición de la esclavitud, tenía como objetivo mantener un sistema de castas raciales, donde la raza blanca era considerada superior y la negra debía estar subordinada. De esta manera se mantenía a raya a los afroamericanos para así reducir sus probabilidades de ascenso social y se evitaba que se rebelasen.

Multitud reunida para presenciar linchamiento | Biblioteca del Congreso de EEUU
Multitud reunida para presenciar linchamiento | Biblioteca del Congreso de EEUU

Si bien, la mayor√≠a de los linchamientos ocurr√≠a de forma espont√°nea e incluso silenciosa, hubo ocasiones en que fueron anunciados por peri√≥dicos. Ejemplo de ello es una nota publicada en el Daily News de Jackson en 1919, donde dec√≠a “John Hartfield ser√° linchado por una muchedumbre de Ellisville a las 5 de la tarde de hoy”, lo que claramente pod√≠a ser interpretado como una invitaci√≥n a participar.

No le dijo “se√Īor” a un polic√≠a

Las excusas para los linchamientos eran variadas. A veces bastaba la acusaci√≥n de haber cometido un delito y en otras, con una actitud que fuese considerada una “falta de respeto” a un blanco.

Seg√ļn el estudio de la EJI, cerca del 25% de los afroamericanos asesinados en estas circunstancias fueron acusados de agresi√≥n sexual. Mientras que cerca del 30% fueron acusados de homicidio.

Asimismo, el documento indica que otros cientos fueron asesinados en base a acusaciones menos serias como incendio intencional, robo, asalto y vagancia. Delitos que legalmente no eran castigados con la muerte.

La Equal Justice Initiative agrega que incluso hubo casos de negros linchados por tropezar accidentalmente con un blanco y hubo un hombre en Alabama, cuya √ļnica falta fue tratar a un polic√≠a por su nombre en vez de emplear antes el t√≠tulo de “se√Īor”.

Stewart Tolnay, profesor emérito en Sociología en la Universidad de Washington, explicó a BBC Mundo que también hubo casos de linchamientos en que las víctimas fueron blancos, pero precisó que estos nunca eran atacados por las razones triviales por las que mataban a los negros y tampoco eran objeto de tortura.

Cuando la muerte se vuelve un espect√°culo

Uno de los casos más conocidos fue el del afroamericano Luther Holbert, quien se encontraba con una mujer al momento de ser linchado, por lo que ella corrió la misma suerte.

El hombre era acusado de asesinar a un hacendado blanco y sin mediar juicio, fue atado a un √°rbol junto a la mujer y les cortaron los dedos de las manos uno a uno.

Adem√°s, la pareja fue golpeada, les cortaron las orejas y abrieron agujeros en sus cuerpos usando sacacorchos. Luego, los quemaron vivos.

Pese a que el s√≥lo relato causa horror o al menos cierta inquietud, quienes presenciaron el hecho se repartieron los dedos cercenados como recuerdos y observaron el “espect√°culo” comiendo huevos rellenos y bebiendo whisky y limonada, consign√≥ BBC Mundo.

The Crisis | Biblioteca del Congreso de EEUU
The Crisis | Biblioteca del Congreso de EEUU

Otro caso fue el de Sam Hose, un negro de Georgia, cuyo linchamiento incluso motivó que personas viajaran desde Atlanta en un tren especial.

Seg√ļn ABC, el hombre fue desnudado y encadenado a un √°rbol. Despu√©s le cortaron los dedos, las orejas y los genitales. Tras esto, lo rociaron con queroseno y lo quemaron vivo.

Una vez muerto, le sacaron el coraz√≥n y el h√≠gado, los que fueron trozados y repartidos entre la gente. Al igual que en el caso de Holbert, en el lugar de la ejecuci√≥n hab√≠a hombres, mujeres y ni√Īos. Y tambi√©n disfrutaron de la comida que les ofrec√≠an los vendedores ambulantes.

En 1918 fue asesinada una mujer afroamericana embarazada, Mary Turner, cuyo marido hab√≠a sido linchado junto a otros tres hombres tras ser acusados de matar al due√Īo de una plantaci√≥n. ¬ŅLa culpa de Turner? hacer “declaraciones poco inteligentes” tras el hecho.

La mujer fue colgada de los tobillos desde la rama de un √°rbol, quedando boca abajo. Le prendieron fuego y, estando a√ļn viva, le abrieron el abdomen, tiraron el feto al suelo y lo pisotearon. Finalmente la acribillaron a balazos.

The Crisis

The Crisis, una revista de la Asociación Nacional por el Avance de las Personas de Color (NAACP) y editada por W.E.B. Du Bois, publicó en 1916 un suplemento de ocho páginas en que se mostraban fotografías del linchamiento de un hombre negro.

La víctima era Jesse Washington, quien fue acusado de asesinar a una mujer blanca para la que trabajaba en Waco, Texas.

Haz click aquí para mostrar el contenido
The Crisis | Biblioteca del Congreso de EEUU
The Crisis | Biblioteca del Congreso de EEUU

De acuerdo a El Diario, las imagenes recogían todo el proceso sin censura: desde la convocatoria de la turba hasta el cuerpo colgado y calcinado.

Las fotograf√≠as fueron publicadas como parte de una campa√Īa que buscaba abrir los ojos de los estadounidenses, respecto de los cr√≠menes que se estaban cometiendo con completa impunidad en el pa√≠s.

Quienes tomaban parte de los linchamientos no ten√≠an problema con que se conociese su participaci√≥n, ya que sab√≠an que no ser√≠an castigados. Incluso, algunos de ellos posaban junto a los cuerpos de las v√≠ctimas y enviaban luego las im√°genes a sus familiares con frases como “el asado que hicimos anoche”.

Haz click aquí para mostrar el contenido
Postal de un linchamiento | The Crisis
Postal de un linchamiento | The Crisis

Mientras que los racistas intercambiaban este tipo de fotos como un pasatiempo, quienes luchaban por los derechos de los afroamericanos las usaron como prueba de los horrores que se cometían.

En 2018 fue abierto al p√ļblico el Memorial Nacional por la Paz y la Justicia, dedicado a las personas negras que fueron esclavizadas, a las v√≠ctimas de linchamientos y a aquellos humillados por la segregaci√≥n racial.

Tendencias Ahora