Sociedad
22 mil personas aceptan ‚Äôlimpiar ba√Īos‚Äô por no leer condiciones de uso de Wi-Fi p√ļblico
Publicado por: Fabián Barría
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Aceptar. Aceptar. Aceptar. Eso es lo que generalmente hacemos, sin saber realmente a lo que estamos accediendo. Y es que en el mundo de las tecnologías, los humanos nos hemos acostumbrado a obtenerlo todo de forma rápida.

Una de las formas de acceder a la comunicaci√≥n digital de forma instant√°nea es a trav√©s del internet, y si no hay datos m√≥viles, la √ļnica forma de poder entrar es mediante las redes disponibles de Wi-Fi.

Así fue como surgieron diversas empresas que aseguran dar internet de calidad a cualquier aparato sólo con un par de clicks, aunque hay algunas condiciones.

En Reino Unido, el proveedor de Wi-Fi p√ļblico Purple, realiz√≥ un curioso experimento social, poniendo dentro de los t√©rminos un art√≠culo en el que les exig√≠a a las personas mil horas de trabajo comunitario en las que, entre otras acciones, deb√≠an limpiar WC de ba√Īos qu√≠micos en festivales, a cambio de una conexi√≥n a internet.

Wikipedia
Wikipedia

Adem√°s, seg√ļn consign√≥ el medio digital Mashable, se especificaba que los internautas ten√≠an que retirar las heces de animales de los parques, dar abrazos a perros y gatos callejeros, desatascar desag√ľes, despegar chicles del suelo e, incluso, pintar conchas de caracoles.

Tal como lo dec√≠a el art√≠culo: “El usuario puede ser requerido, a discreci√≥n de Purple, para llevar a cabo 1.000 horas de servicio comunitario. Esto puede incluir lo siguiente. Limpieza de los parques locales de desechos animales. Proporcionar abrazos a perros y gatos callejeros. Aliviar manualmente los bloqueos de las alcantarillas. Limpieza de lavabos port√°tiles en festivales y eventos locales. Pintar conchas de caracol para alegrar su existencia. Raspar chicle de las calles”.

Lee también: El truco para evitar que WhatsApp pase tus datos a Facebook

Y claro, como varias exigencias de los ‘contratos online‘, esto era parte de la ‘letra chica’, por lo que 22 mil personas accedieron a hacerlo sin darse cuenta. Hasta que alguien lo hizo.

Fue un usuario que entr√≥ a leer los extra√Īos “t√©rminos y condiciones” y dio aviso. S√≥lo ah√≠ se detuvo la prueba..

Desde Purple aseguraron que no obligar√°n a los clientes a realizar las tareas, aunque hayan aceptado de forma voluntaria. Asimismo, manifestaron que el √ļnico objetivo de este experimento era poner al tanto a la poblaci√≥n de la nueva Ley de Protecci√≥n de Datos que, en ese pa√≠s, entrar√° en vigencia a partir de mayo de 2018.

“Los usuarios de Wi-Fi tienen que leer los t√©rminos cuando se registran para acceder a la red”. dijo el director ejecutivo de la empresa, Gavin Wheeldon. “¬ŅCon qu√© est√°n de acuerdo, cu√°ntos datos comparten y qu√© licencia est√°n dando a los proveedores?”, finaliz√≥

De acuerdo a la eventual norma, las empresas que soliciten datos personales para estudios del comercio, deber√°n tener un “consentimiento”. Algo que, sin pensarlo, podemos entregar.

URL CORTA: http://rbb.cl/hepl
Tendencias Ahora