Sociedad
5 conocidos cazadores que murieron mientras se encontraban en plena actividad
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La semana pasada se conoci√≥ el tr√°gico final de Theunis Botha, un famoso cazador sudafricano de 51 a√Īos que muri√≥ durante una cacer√≠a en Zimbabue.

Seg√ļn informaron diversos medios extranjeros, Botha -junto a su grupo- se top√≥ con una elefante hembra que estaba junto con sus cr√≠as, una de las cuales lo embisti√≥.

Tras disparar al animal, la madre de los elefantes lo envolvió con su trompa y lo levantó por el aire. Uno de los integrantes de la expedición abrió fuego en contra del enorme mamífero, el que cayó encima de Botha, provocándole la muerte.

Lee también Cazadores furtivos matan a elefante en peligro de extinción emblemático de Kenia

El hecho rápidamente reabrió el debate sobre esta peligrosa actividad, cuyos efectos en el mundo animal se hacen sentir anualmente.

De hecho, entre 30.000 y 40.000 elefantes mueren cada a√Īo en √Āfrica a causa del contrabando de colmillos de elefantes, destinados esencialmente al mercado clandestino chino.

Casos como el del sudafricano hay muchos, razón por la cual a continuación revisaremos otros 5 ejemplos de cazadores que murieron mientras practicaban su profesión.

1- Luciano Ponzetto

Luciano Ponzetto era un reconocido veterinario italiano que se hizo tristemente c√©lebre en noviembre de 2015 tras la filtraci√≥n de im√°genes, en las que aparec√≠a posando -como cazador- junto a diversos animales salvajes muertos en √Āfrica y Europa.

Rápidamente se ganó el odio de miles de personas a través de las redes sociales, quienes no podían creer que un respetado veterinario dedicara su tiempo libre a matar a quienes, supuestamente, debía proteger.

Infobae.com
Infobae.com

Quiz√°s es por esto mismo que varios celebraron su muerte en diciembre de 2016, en Val Soana, un poblado en el Piamonte, tras caer desde un barranco de 100 metros mientras cazaba aves.

Seg√ļn se cree, el italiano pudo haber resbalado producto del hielo que se form√≥ en el lugar. Su cuerpo debi√≥ ser rescatado por un helic√≥ptero, ya que el car√°cter monta√Īoso del lugar hizo que fuera imposible acceder a la zona a pie.

2- Scott Van Zyl

Scott Van Syl era un muy buen amigo de Botha, el cazador que murió aplastado por un elefante hembra.

Van Zyl, quien tambi√©n era sudafricano, desapareci√≥ el 7 de abril de este a√Īo tras salir de caza junto a un grupo y dos perros.

Al regresar al lugar en el que se alojaban, el gu√≠a inform√≥ sobre la ausencia de este cazador de 44 a√Īos, lo que motiv√≥ el despliegue de asociaciones de cazadores, servicios de emergencias y otros equipos.

Su mochila fue encontrada en la frontera de Sudáfrica con Zimbabue, y en las cercanías se divisó a dos cocodrilos merodeando.

Los efectivos policiales decidieron matar a estos animales, encontrándose restos humanos en su interior. Tal como recoge el periódico británico Daily Mail, dos semanas después se confirmó que correspondían al cazador perdido.

3- Gerardo Grinkas

En enero de 2016, Gerardo Grinkas salió junto a su familia a cazar en un campo a unos 30 kilómetros de Puerto Madryn, ciudad del noreste de la provincia del Chubut, en Argentina.

En el lugar, el hombre disparó contra un guanaco y le dijo a sus familiares que iría a buscar a la presa. Sin embargo, con el paso de las horas notaron que Grinkas no regresaba.

La esposa del hombre pidi√≥ ayuda a un trabajador para encontrarlo. Seg√ļn informaron medios locales, y tras un intenso rastreo, hallaron el cuerpo sin vida del argentino, quien estaba desangrado y con una herida provocada por su propio cuchillo a la altura de la arteria femoral de la pierna derecha.

A pocos metros estaba el guanaco también muerto.

4- Marcos Echegoyen

En julio de 2014, otro cazador argentino murió tras ser atacado por un oso hormiguero gigante, el que lo agredió hasta provocar el desangramiento del sujeto en Santa Victoria Este, Salta.

Echegoyen estaba de cacería con dos amigos cuando fue asaltado por el animal. El oso hormiguero gigante es una especie que está protegida en Argentina.

El forense encargado de realizar la autopsia indic√≥ en aquella oportunidad que el cazador muri√≥ por “una herida desgarrada hueca, secci√≥n de un tercio de la pierna derecha, shock hipovol√©mico y desangrado‚ÄĚ.

La capacidad de los hormigueros de levantarse sobre sus patas traseras cuando se sienten amenazados, y sus garras, los hacen muy peligrosos seg√ļn expertos.

5- Muerto por su compa√Īero

Esta debe ser una de las muertes más curiosas que se ha visto en el mundo de la caza, y ocurrió el 17 de abril pasado.

Contexto | Jeff (CC) Flickr
Contexto | Jeff (CC) Flickr

Esa noche, un hombre de 71 a√Īos muri√≥ mientras cazaba en Jim√©nez de Jamuz, Espa√Īa, tras recibir un disparo accidentalmente de otro cazador, quien avis√≥ r√°pidamente a emergencias sobre lo ocurrido.

La víctima recibió el disparo en el abdomen, perdiendo la vida pocos minutos después. La Guardia Civil inició una investigación para esclarecer los hechos.

Tendencias Ahora