Sociedad
5 aspectos en los que debemos fijarnos para escoger el zapato escolar ideal
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cada vez queda menos para la llegada de marzo, mes en el que miles de estudiantes retomar√°n su jornada escolar.

Es por esto que son muchos los padres a lo largo de todo Chile los que tendr√°n que asegurarse que sus hijos asistan a clases con todos los implementos que necesitan.

Pero adem√°s de la mochila, l√°pices y libros, otro aspecto esencial en este tema es el del calzado, en el que es importante escoger el modelo ideal.

Si bien durante mucho tiempo esto fue considerado como una tarea algo aburrida, eso ya es parte del pasado, pues hoy se pueden encontrar modelos con las 3B que facilitan enormemente el trabajo de los padres.

Falabella
Falabella

Sin embargo, es en este punto en el que aparecer algunas dudas… ¬Ņen qu√© me debo fijar para elegir el zapato escolar √≥ptimo?

Seg√ļn sostiene el Dr. Claudio Meneses, traumat√≥logo infantil del Hospital Cl√≠nico San Borja Arriar√°n (HCSBA), es esencial escoger el zapato ideal bas√°ndonos en tres puntos: la comodidad del ni√Īo, evitar malestares y evitar el riesgo de futuras dolencias.

En ese sentido, explica que un mal zapato es aquel que no tiene la talla adecuada, que es muy r√≠gido o que cuya forma no se adapta al pie del ni√Īo.

Si estás buscando el zapato ideal para tu hijo, a continuación te presentamos 5 consejos que debes considerar

1- Calzado cerrado

Lo primero que hay que tener en consideraci√≥n es que los zapatos deben proteger todo el pie, considerando todas las actividades que realizan los ni√Īos, bajo todo tipo de condiciones clim√°ticas.

Esto hace que la mejor idea es que sea un calzado cerrado. Tal como indica el sitio del Hospital Cl√≠nico San Borja Arriar√°n, debe ser de ‚Äúplantilla blanda, con antideslizante, contrafuerte duro y punta cuadrada‚ÄĚ.

2- Lleva a tu hijo… y que corra

Otro aspecto a tener en mente a la hora de comprar zapato es que debemos llevar a nuestros hijos para que se lo prueben.

Adem√°s, una muy buena idea es que antes hayan tenido una tarde de actividades, ya que al prob√°rselo, el pie del ni√Īo estar√° en su momento m√°s hinchado. En tanto, procura prob√°rselo con sus calcetines, para que as√≠ no te equivoques en el tama√Īo.

Falabella
Falabella

3- Probar ambos zapatos

Un error que muchas veces cometemos, no sólo en el calzado escolar, es el de probarnos sólo uno de los zapatos.

De acuerdo al especialista, puede darse el caso de que un pie sea de mayor tama√Īo que el otro. Haz que el ni√Īo camine en el interior de la tienda.

4- Comprobando el tama√Īo

Cuando el ni√Īo tenga el zapato puesto, verifica que √©ste calce adecuadamente de ancho, largo y alto, teniendo en mente que no debe oprimir el pie.

Puedes pedirle que lleve su pie lo m√°s adelante posible, y ubicar tu dedo entre el contrafuerte y el tal√≥n del ni√Īo. Si lo logras con facilidad, entonces vas por buen camino.

5- Uso

Otro punto importante es que el zapato sea utilizado por el ni√Īo s√≥lo en el colegio, y no para practicar deportes o realizar otro tipo de actividades, ya que as√≠ evitar√° que se deforme y se gaste innecesariamente.

En tanto, lo ideal es que acostumbres a tu hijo a mantener en buen estado el calzado, haciendo hincapié en los cuidados que debe tener presente.

Si quieres revisar innovadores y modernos dise√Īos de zapatos escolares para tus hijos, puedes ingresar en este enlace.

¬ŅC√≥mo nacieron las tallas de zapato?

Si te preguntamos por tu n√ļmero de zapato, de seguro sabr√°s cu√°nto calzas. Sin embargo, es probable que nunca te hayas preguntado… ¬Ņqui√©n cre√≥ estas tallas de zapato?

Tal como recoge el sitio Saber Curioso, a fines del siglo XVIII comenzó a usarse una unidad propia en base al punto.

‚ÄúAs√≠ pues, para la determinaci√≥n de la longitud del pie pod√≠a utilizarse el punto Par√≠s, el punto Berl√≠n, el punto Viena, etc. que los maestros de distintas regiones hab√≠an fijado a ra√≠z de distintos acuerdos‚ÄĚ, indica el art√≠culo.

Es as√≠ como, por ejemplo, a principios del a√Īo 1.800 comenz√≥ a usarse en Europa el punto Par√≠s, debido a la ocupaci√≥n napole√≥nica. Este punto equivale a 2/3 cm (6,667 mm), por lo que tres de estos puntos equivalen a 2 cm.

No obstante, muchos países lo consideraron demasiado grande, por lo que comenzaron a introducir sus propias medidas.

Posteriormente, cuando ya acababa el siglo XIX, la revolución industrial modificó para siempre los modelos habituales de producción, lo que dio inicio a la fabricación en masa de diferentes modelos.

URL CORTA: http://rbb.cl/g0rw
Tendencias Ahora