Sociedad
Columna a favor de Pokémon Go le responde a Cristián Warnken
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Revuelo caus√≥ la columna de¬†Cristi√°n Warnken publicada ayer 18 de agosto en las p√°ginas editoriales de El Mercurio, titulada “Homo pokemon”, en la que el escritor¬†reprocha el actuar de los jugadores de Pok√©mon Go; en sus palabras, “una oleada de muertos vivientes” que ahora repletan los parques de la ciudad.

De pronto quiero huir de estas tribus de nativos digitales, me dan ganas de pararme en mitad de ellos, y gritar a voz en cuello: ‘¬°viva la realidad!, ¬°viva el viento, las hojas, vivan los rostros, vivan las cosas que se tocan y se huelen, las puestas de sol, los abrazos y las l√°grimas! ¬°Abajo la realidad virtual!’“, escribi√≥ Warnken en el diario.

El texto fue replicado hasta el hartazgo en redes sociales, con usuarios a favor y en contra de los postulados del escritor. Incluso, el mismo día jueves, su nombre fue uno de los conceptos más comentados en Twitter.

Ahora, otra columna toma la posta del descontento causado por el texto y le responde a Warnken en el mismo formato: las palabras.

La autora an√≥nima “Mujer Invisible”, a trav√©s de una columna que publica el sitio web de Revista Capital, escribi√≥ el texto “Se√Īor Warnken, soy homo pokemon y no me averg√ľenzo”, en clara alusi√≥n a los postulados del autor.

Me parece algo iluso criticar a Pokemon Go porque provoca que las personas est√©n pegadas a sus pantallas”, escribe Mujer Invisible en su columna. Y agrega:¬†“Cada quien puede evadirse un poco de la vida como quiera, Algunos caminando , otros leyendo, otros escribiendo, otros escribiendo fantas√≠as, otros jugando y todas las formas son totalmente v√°lidas“.

El texto recoge oraciones escritas por Warnken, que luego la autora se encarga de desmentir desde su punto de vista: “¬°C√≥mo se llenaron¬†nuestras ciudades de personas! Muchos chicos que caminaban poco y nada ahora recorren varios kil√≥metros para encontrar alg√ļn pokemon o para que eclosionen sus pokehuevos. A muchos de estos jam√°s se les habr√≠a visto la cara por las calles, por lo que este juego hizo casi un milagro“.

La columna de Mujer Invisible tambi√©n se ha viralizado por redes sociales, pero a menor escala que la de Warnken. Para cerrar su alabanza al juego de moda, la autora opt√≥ por la siguiente afirmaci√≥n: “¬°Viva la realidad y viva Pokemon Go que nos ayuda a descubrirla“.

 

Tendencias Ahora