Sociedad
Miércoles 29 abril de 2020 | Publicado a las 12:28
¿37°C se puede considerar fiebre?
visitas

Aunque la mayoría sabe que una temperatura corporal normal ronda los 36°C a 36,5°C, ¿qué pasa cuando marca 37°C? ¿es fiebre? Algunos te dirán que sí, otros asegurarán que no.

La pediatra española Elena Blanco Iglesias señaló en un artículo en el diario El País que “también son normales los valores entre 35ºC y 37,5ºC”, y que la temperatura de las personas varía a lo largo del día de acuerdo al ritmo biológico y a los requerimientos del organismo.

“A las 6 de la mañana la temperatura está más baja; y, a las 18 horas, alcanza su valor más alto”, confirmó Raimundo de Andrés, jefe del servicio de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid.

De Andrés explicó que hay otros factores que también influyen como las condiciones climáticas (si hace calor tu temperatura aumenta) o la ovulación, pues en ese momento es normal que la temperatura se eleve.

“A pesar de que se considera como normal una temperatura de 37°C, la temperatura corporal varía a lo largo del día, siendo más baja por la mañana y más alta al finalizar la tarde. De igual forma, cuando hay fiebre la temperatura no se mantiene constante. A veces existen picos de fiebre diarios que vuelven después a la normalidad. Este proceso se denomina fiebre intermitente”, consignan el prestigioso Manual médico Merck.

Gustavo Fring | Pexels (CCO)
Gustavo Fring | Pexels (CCO)

Blanco precisa que 38°C sí o sí es fiebre, mientras los valores que van entre 37° y 37,5° se llaman febrícula y pueden ser una alerta de que algo no anda bien, pero no es tan tajante.

Los médicos se refieren abiertamente a fiebre en general cuando supera los 37,8°, mientras que la “fiebre alta” es a partir de los 40°.

Cabe destacar que si bien la fiebre generalmente es síntoma de una infección, no siempre es así. Los manuales Merck indican que “la fiebre también puede ser consecuencia de la inflamación, una reacción a un fármaco, una reacción alérgica, trastornos autoinmunitarios (cuando el cuerpo produce anticuerpos anormales que atacan sus propios tejidos) y cáncer no detectado (especialmente leucemia, linfoma, o cáncer de riñón)”.

Asimismo, hay estudios que muestran que el estrés también puede elevar la temperatura del cuerpo. “Muchas personas con fiebre psicógena, especialmente muchos adolescentes, sufren aumentos crónicos en la temperatura de su cuerpo que duran más de un mes”, explicó el doctor Kazuhiro Nakamura, de la Universidad de Kyoto, en Japón, consignó el diario español ABC. Nakamura realizó un estudio que indentificó que hay ciertos circuitos cerebrales que pueden hacer que el estrés cause fiebre. “Nuestro estudio ha descubierto un circuito fundamental en la hipertermia inducida por el estrés y ese mecanismo puede ser clave para comprender como se desarrolla la fiebre psicógena. Además puede ser importante para diseñar estrategias para tratarla”, explicó.

Aunque la recomendación es ir a urgencias cuando la fiebre es mayor a 39° o si dura más de tres días seguidos, en las circunstancias actuales la recomendación mundial es recurrir cuando la temperatura supere los 37.8°, ya que podría tratarse de coronavirus.

Andrea Piacquadio | Pexels (CCO)
Andrea Piacquadio | Pexels (CCO)

No da lo mismo la zona del cuerpo donde tomes la temperatura

Por otro lado, la temperatura también varía dependiendo del lugar del cuerpo donde la tomes. En la boca o el recto, el termómetro marcará entre 0.3 y 0.6 grados más que si la tomas en la frente, el oído o la axila.

“Las primeras son cavidades con una elevada irrigación de sangre, que es la que transporta el calor”, asegura Sofía Sbert, farmacéutica de Laboratorios Hartmann. “Además, conviene valorar que las diferentes temperaturas dependen mucho de que se coloque correctamente el termómetro y de las condiciones externas. Por eso, con el fin de obtener resultados precisos se recomienda medir la temperatura siempre en el mismo lugar (oído, frente, axila, recto o boca), ya que de otro modo pueden variar los valores”.

En este sentido, sí podrías considerar fiebre cuando el termómetro marque 37,5° en la axila.

Asimismo, hay que tener en cuenta que hay factores cotidianos que pueden llevarte a marcar más como tomar la temperatura justo después de darte un baño de agua caliente o realizar actividad física. Si es el caso deberías esperar al menos 20 minutos.

Tendencias Ahora