Sociedad
Viernes 20 abril de 2018 | Publicado a las 15:35 路 Actualizado a las 15:52
La incre铆ble transformaci贸n de un perro con malformaci贸n que sufri贸 maltrato por a帽os
Publicado por: Scarlet Stuardo
visitas

Desde que naci贸, los cuidadores de Baux Tox advirtieron que la vida no ser铆a muy f谩cil para el perro. El canino de raza labrador naci贸 con una notoria deformaci贸n facial, la que oblig贸 a sus exdue帽os a regalarlo en vez de venderlo como a todos sus hermanos.

Esta notoria malformaci贸n, que hundi贸 su cr谩neo y “junt贸” sus ojos, fue la consecuencia de ser aplastado por su madre dentro del 煤tero en una camada de 6 cachorros. A pesar que esto no afect贸 su personalidad e inteligencia, estas caracter铆sticas “interiores” no fueron suficientes para poder vender al perrito, quien termin贸 en manos de un hombre en Texas (Estados Unidos).

A los pocos d铆as de su adopci贸n, el nuevo due帽o de Baux decidi贸 que el perro deb铆a vivir en el exterior de su casa porque espantaba a sus gatos. Ah铆 estaba la mayor铆a del tiempo atado, al sol y con escasa agua y comida… y as铆 pas贸 cinco a帽os.

Las consecuencias de esta miserable vida fueron evidentes: desnutrici贸n, par谩sitos internos y externos, enfermedades y una evidente tristeza. Durante ese tiempo muchas personas intentaron rescatarlo, hasta que un joven public贸 su foto en Facebook buscando un nuevo hogar de forma urgente. Fue ah铆 cuando Jamie Huilt lo conoci贸.

En el portal animalista The Dodo, la mujer cuenta que viaj贸 a la casa del hombre para llevarse al perro. “Su caja tor谩cica sobresal铆a de debajo de su pelaje rubio, el que pr谩cticamente colgaba de su cuerpo demacrado. Estaba cubierto de pulgas y ten铆a los o铆dos infectados”, recuerda sobre la imagen que vio en el encuentro.

Jamie Huilt
Jamie Huilt

“Quer铆a que tuviera estabilidad y un lugar que reconociera como su hogar… en realidad s贸lo quer铆a que fuera un perro”, expresa Jamie quien se lo llev贸 para ayudarlo.

Para ello, la mujer llev贸 a Baux Tox al m茅dico veterinario Jay Rydberg, quien determin贸 que el perro ten铆a un 50% de posibilidades de morir y que necesitaba un tratamiento intensivo. Incluso indic贸 que padec铆a Dirofilaria immitis, nem谩todo par谩sito que da帽a los 贸rganos.

“Le dije al veterinario que no me importaba”, dijo y detall贸: “No me importaba lo mal y enfermo que estuviera. No quer铆a que volviera a entrar en casas de acogida y lo devolvieran”. La mujer asumi贸 el compromiso y coste贸 dos a帽os de tratamiento para el perro, tiempo en que no pudo vivir con 茅l.

Cuando el canino cumpli贸 9 a帽os, Jamie adoptarlo.

Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt

Hulit confes贸 que realiz贸 este gesto con Baux Tox porque ella vivi贸 una infancia dif铆cil en la que pas贸 de un hogar a otro.

Una vez en su nuevo hogar, Jamie Huilt le present贸 al perrito a su nuevo amigo y hermano, Riley, otro perro labrador que la mujer adopt贸 para que se hicieran compa帽铆a. “Riley y Beaux se adoran”, asegur贸 la mujer que suele compartir im谩genes de ambos.

Actualmente, el perro mantiene una vida feliz, muy alejada de los maltratos que sufri贸 durante sus primeros a帽os de vida. “Hoy est谩 lleno de vitalidad y nos da mucho cari帽o.Es muy hiperactivo y alegre como un cachorro”, cont贸 al portal.

Esta alegr铆a la demuestran las fotos de Baux, quien luce sano, feliz y nutrido.

Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt
Jamie Huilt
Tendencias Ahora