Sociedad
Diego, la tortuga macho que salvó a su especie en Galápagos
Publicado por: Denisse Charpentier La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La poblaci√≥n de tortugas gigantes de la isla Espa√Īola, en el archipi√©lago ecuatoriano de las Gal√°pagos, tiene mucho que agradecer a Diego, el s√ļper macho que sac√≥ a su especie del peligro de extinci√≥n al reproducir en cautiverio unas 800 cr√≠as.

“Es un macho reproductor sexualmente muy activo. Ha contribuido enormemente a la repoblaci√≥n de la isla”, dice a la AFP Washington Tapia, asesor del Parque Nacional Gal√°pagos (PNG) para la restauraci√≥n de quelonios.

Este ‘sex symbol’ de la especie Chelonoidis hoodensis tiene m√°s de 100 a√Īos y comparte con seis hembras un corral del centro de crianza de tortugas terrestres del PNG en Puerto Ayora, capital de la isla Santa Cruz, una de las principales del archipi√©lago ubicado en el Pac√≠fico.

Repatriado en 1976 desde el zool√≥gico estadounidense de San Diego -que le da su nombre-, este ejemplar es el m√°s dominante de tres longevos machos reproductores originarios de Espa√Īola, pesa unos 80 kilos y puede medir hasta 1,50 metros de alto si llega a estirar bien las patas y, especialmente, su cuello.

“No se sabe con exactitud c√≥mo ni cu√°ndo lleg√≥ a Estados Unidos. La tortuga habr√≠a sido sacada de Espa√Īola entre 1900 y 1959 por una expedici√≥n cient√≠fica”, se√Īala Tapia.

Hace casi cinco d√©cadas en Espa√Īola, en el sur de las Gal√°pagos -a unos 970 km de la costa de Ecuador-, fueron hallados apenas dos machos y doce hembras de esa especie, para entonces los √ļltimos sobrevivientes nativos del lugar.

“Estaban dispersos por toda la isla, con lo cual era imposible que se pudieran reproducir”, anota Tapia, quien se refiere a Diego como el “macho 3”. “No soy amigo de ponerles nombre a las tortugas porque esto no es un zool√≥gico; es una herramienta de conservaci√≥n”, afirma.

Diego, salvó a su especie en Galápagos
Rodrigo Buendia | AFP

Padre del 40% de las crías

Ante el hallazgo de pocos ejemplares, una campa√Īa internacional permiti√≥ localizar a Diego en el zoo californiano e incorporarle a un programa de reproducci√≥n en cautiverio, sin que el mundo cient√≠fico imaginara que la tortuga repatriada se convertir√≠a en salvador de su especie.

“Hasta hace unos seis a√Īos atr√°s, que hicimos un estudio gen√©tico, encontramos que √©l era el padre de casi el 40% de las cr√≠as repatriadas a Espa√Īola”, indic√≥ Tapia, director de la Iniciativa para la Restauraci√≥n de las Tortugas Gigantes de la ONG estadounidense Galapagos Conservancy.

Alrededor de 2.000 quelonios han sido devueltos a Espa√Īola, lo que permiti√≥ que los Chelonoidis hoodensis dejaran de estar en peligro de extinci√≥n.

“No dir√≠a completamente saludable, porque los registros hist√≥ricos muestran que probablemente en esa isla habitaron m√°s de 5.000 tortugas, pero es una poblaci√≥n que est√° en bastante buen estado, y en crecimiento, que es lo m√°s importante”, se√Īal√≥.

En una ma√Īana con cielo encapotado y viento fr√≠o, Diego demora en salir de su caparaz√≥n, y a paso de tortuga avanza hacia una porci√≥n de follaje para alimentarse.

“Mira, mira… ya sali√≥. Qu√© lindo”, dice una ni√Īa al observar al “padre” de cientos de tortugas gigantes pertenecientes a una de las 15 especies de quelonios en las Gal√°pagos –Patrimonio Natural de la Humanidad– y de las cuales tres se extinguieron por las acciones de piratas y bucaneros en el siglo XVIII.

Diego, contraparte de George

Quelonios de la variedad de Diego han sido llevados incluso a la isla Santa Fe, donde hace m√°s de 150 a√Īos desapareci√≥ la especie Chelonoidis spp. Ambos tipos tienen semejanzas morfol√≥gicas y gen√©ticas, de acuerdo con expertos del PNG.

Diego es la contraparte de George, el √ļltimo ejemplar de la especie Chelonoidis abigdoni que muri√≥ en 2012 tras negarse a aparearse en cautiverio con hembras de subespecies relacionadas.

A George, emblema del archipi√©lago que toma el nombre de las gigantescas tortugas gal√°pagos y cuyo cuerpo embalsamado ser√° exhibido en Puerto Ayora, fue encontrado “muy tarde”, en 1971 en la isla Pinta, y “jam√°s se pudo reproducir”, apunta Tapia.

Empero, científicos han hallado híbridos con genes de la desaparecida variedad, por lo que el PNG -creado en 1959 y desde cuando está prohibida la salida de especies de flora y fauna- planea repoblar Pinta con tortugas no puras de la especie de George, conocido como el Solitario George por su rechazo a las hembras.

Hace un a√Īo, el PNG anunci√≥ la identificaci√≥n de una nueva especie de tortuga gigante en la isla Santa Cruz, a la que bautiz√≥ Chelonoidis donfaustoi y que tiene “pocos cientos” de ejemplares.

El nombre Donfaustoi honra a Fausto Llerena, quien durante tres décadas cuidó a George.

Tendencias Ahora