Tras culminar los dos días de elecciones internas en el Partido Ciudadanos, por determinación del Tribunal Supremo los resultados permanecen en suspenso. La situación se da luego de irregularidades con el sistema de votación electrónica, que los tres candidatos para suceder a Andrés Velasco en la presidencia han catalogado como graves.

169 votos irregulares objetados por el Tribunal Supremo de Ciudadanos Somos Todos, son los que mantienen divididos al partido sin permitirles finalizar su proceso de elecciones internas del sábado a las 18:00 horas, como estaba planificado.

El problema se dio luego de que la empresa a cargo del sistema de votación electrónica Evoting notificara al partido que múltiples votos se habían emitido desde un mismo IP.

Comentario de Katherine Cubillos y Tomás Mosciatti en la edición matinal de Radiograma.