10 enero, 2021 | Publicado a las 11:25
10 enero, 2021 | Publicado a las 11:25
Vulvovaginitis: la molesta dolencia que puede ser causada por una incorrecta higiene íntima
Vulvovaginitis: la molesta dolencia que puede ser causada por una incorrecta higiene íntima
Por Solange Garrido Visitas:
Pexels (cc)
Publicado por Solange Garrido
Visitas:

La vulvovaginitis es una inflamación ginecológica que se expresa principalmente en la inflamación de la vulva y los tejidos vaginales.

Según explicó a Página 7 Beatriz Arteaga, directora de la Escuela de Técnico de Enfermería de Nivel Superior de UDLA, “los síntomas son principalmente la irritación y el eritema vulvar, el flujo vaginal, el dolor o ardor, también se expresa en prurito o picazón; podría ocasionar dificultades para orinar y sangrado”.

La especialista añadió que esta inflamación se evidencia en los labios mayores y menores y en la zona perineal.

Causas

“Son muchos los factores predisponentes que pueden contribuir al desarrollo de una vulvovaginitis, principalmente obedecen a infecciones bacterianas y también pueden darse por hongos”, expresó la profesional.

Arteaga detalló que estas infecciones se producen cuando hay una alteración de la flora bacteriana normal de la vagina y la vulva, “es decir, de la microbiota vaginal, donde ésta es sustituida por microorganismos que proliferan y que son bacterias u hongos comensales; son oportunistas que infectan y enferman la zona, la inflaman y producen toda la sintomatología descrita anteriormente”.

Existen otras causas, como por ejemplo, “alteraciones estrogénicas u hormonales que se pueden dar en diversos periodos de la mujer, como en el prepuberal o perimenopáusico y también en el embarazo, en donde al cambiar el PH es más propicio para que haya infecciones de este tipo”.

Beatriz Arteaga añadió que la vulvovaginitis “también se produce por aseos genitales inadecuados, donde se arrastran los gérmenes desde la región perianal hacia el introito o hacia la vulva. También puede darse por irritantes locales: como el uso de jabones, lociones, talcos, cremas, espumas para baño, etc. Sumado a ello se describe la predisposición cuando hay uso de ropa interior poco absorbente, con mucho material sintético en su constitución o en la tela, por lo tanto, se recomienda que la tela sea 100% algodón”.

Vulvovaginitis, infecciones vaginales

Pexels (cc)

La especialista enfatizó, además, que no hay una estacionalidad en el año donde es más frecuente, “sino más bien depende de las características de cada mujer y de los hábitos que cada mujer presenta. No se ha visto que haya una mayor incidencia de vulvovaginitis en una estación del año que otra”.

Motivo de consulta frecuente

Según Arteaga, “las infecciones vaginales constituyen un motivo muy frecuente de consulta en atención primaria y ambulatoria en todo el mundo y es muy importante describir que a excepción de la infección por Trichomona, éstas no se consideran una infección de transmisión sexual”.

“Es importante destacar que la mayor prevalencia de infecciones vulvovaginitis son principalmente de origen bacteriano y micótico, por hongos, y desde ahí la Candida albicans es uno de los microorganismos más frecuentes“, informó.

Tratamiento

“El tratamiento se basa principalmente en atacar el origen, por lo tanto se utilizan óvulos y cremas vaginales que van a atacar lo que está provocando la inflamación. Se dan de tipos locales, pero también hay tratamiento sistémicos u orales, principalmente antibacterianos o antifúngicos o antihongos”, detalló la especialista de UDLA.

Este también incluye, “en el caso de la tricomoniasis, el tratamiento de la pareja, también en la infección por hongos. Se deben incorporar todas las medidas preventivas, como el uso de ropa interior de algodón, evitar duchas de lociones, de irritantes vaginales o vulvares, favorecer una buena hidratación y alimentación”.

Finalmente, Arteaga señaló que “se recomienda la abstinencia sexual mientras no se finalice el tratamiento y la pareja no esté asintomática”.

Tendencias Ahora