Señor director

La pandemia hizo evidente el impacto que puede tener la obesidad y sus enfermedades asociadas -como diabetes e hipertensión- aumentando las complicaciones de la infección por covid-19 y derivando en hospitalizaciones, colapso de las UCI y lamentables fallecimientos. Entonces la alimentación saludable deja de ser una alternativa de algunos y pasa a ser un desafío urgente, que debemos enfrentar en conjunto como sociedad.

El estudio “Radiografía de alimentación en pandemia”, confirma que es un tema que preocupa a las familias. Un 88% de los encuestados reconoce la importancia de una alimentación saludable para el cuidado de la salud. Sin embargo, solo un 49% admite tener estos hábitos en su vida diaria.

Las razones se reducen principalmente a dos: un 72% cree que los alimentos sanos son más caros que los que se consumen normalmente, y un 49% cree que es complicado realizar estas preparaciones. Ambas preocupaciones son entendibles, pero son hechos que en la realidad se pueden debatir, y de los que finalmente, debemos hacernos cargo. Es responsabilidad de todos abrir las puertas a mejor información que permita acceder a más opciones de alimentación saludable.

Entendemos la alimentación saludable como un esfuerzo integral, que requiere de la colaboración de todos. Nos parece crítico levantar datos que permitan generar conciencia, seguir modificando la oferta de la industria de alimentos e impulsar el bienestar de los chilenos, para que cada día más personas tomen decisiones saludables en cuanto a su alimentación.

Eduardo Rojas T.
Presidente Aramark Latinoamérica