Opinión
Jueves 23 abril de 2020 | Publicado a las 14:54
Los pendientes de la brecha digital
Por Tu Voz
visitas

La pandemia por el Covid-19 nos llevó a cambiar nuestra forma de vida y, con ello, nuestra cultura laboral. La implementación del teletrabajo se convirtió en una necesidad bajo estas circunstancias, pero a la vez motivó a una transformación incipiente del paradigma de trabajo.

Evidentemente, el teletrabajo se fundamenta en las actuales tecnologías digitales, las que hacen más eficiente, preciso y rápido el trabajo desde los hogares. No se concibe, en los actuales términos, la implementación de esta modalidad laboral en el Chile de la década de los 80, sobre la base del soporte telefónico cableado en telecomunicaciones. La tecnología es, sin duda, parte activa y un gran aliado en esta transformación de la cultura laboral.

Sin embargo, el uso de estas herramientas tecnológicas que resulta natural para muchos, a su vez es abrumador y difícil para quienes nacieron antes de la era digital, y tienen que adaptarse a esta modalidad.

Aquellos nacidos a partir de la d√©cada de los 90, llamados nativos digitales, tienen una facilidad asombrosa para aprender y asimilar las tecnolog√≠as recientes desde la infancia. Hoy es com√ļn ver a un ni√Īo menor de tres a√Īos manejar con facilidad un celular, en una edad en la que a√ļn no adquiere sus habilidades lectoras. Los nativos digitales sienten las herramientas digitales como una verdadera prolongaci√≥n natural de sus manos.

Al contrario de lo que pasa con aquellas personas nacidas antes de los 90, quienes aprendieron y desarrollaron sus habilidades laborales sin necesitar de la tecnología para realizar sus actividades diarias, lo que ha provocado que se tengan que enfrentar a un escenario nuevo, como es la modalidad home office.

En este contexto, el teletrabajo se instaura como un cambio de paradigma laboral, donde los trabajadores tendrán el desafío de potenciar sus habilidades y destrezas acordes al nuevo modelo, con el objetivo de hacer más eficiente la productividad y tecnología; aliado estratégico y fundamental en estos tiempos.

Adem√°s, no podemos olvidar a un sector etario importante del pa√≠s que a√ļn no puede competir a la par. Por tanto, es imprescindible fomentar la capacitaci√≥n en las nuevas tecnolog√≠as, con acento en las herramientas digitales, para potenciar el trabajo de los chilenos y proyecci√≥n a futuro.

Por Marisabel Guerra, especialista de dispositivos móviles de LG Electronics

Tendencias Ahora