Hoy se cumple un año de la extraña desaparición del ingeniero Héctor Henríquez en la localidad de San Pedro de Atacama, y seis meses del lamentable hallazgo de su cuerpo calcinado en las cercanías de Calama, y a pesar de los esfuerzos de su familia directa y amigos, aún no se logra avanzar y conocer las reales causas de su muerte.

“Lamentablemente los ritmos de Fiscalía y entes responsables de la investigación, no están en línea con la incertidumbre y dolor que esto representa para quienes buscamos conocer la verdad de lo sucedido y poder cerrar un episodio que ninguna familia en Chile debería experimentar”.

Durante seis meses los esfuerzos estuvieron volcados en encontrar a Héctor, a pesar del silencio y la poca empatía recibida, viajando de manera periódica a Calama y San Pedro, organizando extensas caminatas en diferentes rutas y quebradas de la zona, siempre y solo en compañía de amigos de Héctor, lo que dejó una sensación de abandono que hemos sentido hasta el día de hoy.

Y la historia no ha sido diferente en estos últimos seis meses posterior a su hallazgo, ya que la única certeza que tenemos es que el cuerpo encontrado el pasado 27 de abril correspondía a nuestro ser querido, pero que aún el proceso de autopsia se encuentre pendiente, como alguna otra información ligada al auto calcinado, tanto así que la causa de su muerte sigue siendo “indeterminada”.

Como familia no hemos bajado los brazos, tratando de seguir avanzando en la investigación, con algunas gestiones trabajadas de manera particular y que nos permitan aportar a la investigación llevada adelante por Fiscalía, pero en lo personal, creo que nos encontramos con un interés por privilegiar la letra chica del proceso por sobre la necesidad real de querer conocer qué fue lo que realmente sucedió… quiero sentir proactividad en el caso y no tener que recurrir a los medios para saber que las cosas avanzan, son estas situaciones las que no pocas veces han provocado frustración y una pena enorme de saber que las cosas no funcionan como uno quisiera o esperaría de quienes deben darnos la tranquilidad de impartir justicia.

Nosotros continuaremos con esta cruzada, por lo que vamos a seguir presentes hasta llegar a la verdad y recién ahí, tendremos la certeza de que Héctor descansará en paz.

Javier Henríquez
Hermano de Héctor Henríquez