Opinión
"A mi Jacinta la degollaron": el triste final de una perrita que escapó de los fuegos artificiales
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Advertencia de imágenes explícitas
¡Cuidado! Las imágenes de este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

“Urgente, anoche se nos perdi√≥ nuestra perrita desde nuestro domicilio en Cabrero. Se escap√≥ ya que estaba muy nerviosa producto de los fuegos artificiales y el ruido de A√Īo Nuevo. Ella responde al nombre de Jacinta. Por favor cualquier informaci√≥n se agradece. Para nosotros como familia es s√ļper importante encontrarla. Se ofrece recompensa a quien la encuentre…”

Así buscaba desesperadamente María del Pilar Rivas, a su mascota, una perrita, y si bien tenía la esperanza de hallarla con vida, esto no ocurrió y el final de la historia fue difundido por ella misma a través de las redes sociales:

“Quiero hacer p√ļblico algo que realmente no tiene nombre. No s√© c√≥mo calificarlo, pero s√≠ es algo muy doloroso para mi familia y para m√≠.

Cuando uno cría un animalito, este pasa a ser un miembro más de nuestra familia y de nuestro corazón.

Para todos aquellos que amamos a los animales, vemos en ellos un amigo m√°s, un fiel compa√Īero, la grandeza de Dios que, a trav√©s de un ser indefenso, se recibe constantemente alegr√≠a, compa√Ī√≠a, el m√°s fiel y sincero amor.

Encontr√© a mi perrita Jacinta. ¬°S√≠, la encontr√©! La encontr√© hoy despu√©s de pegar unos afiches. Despu√©s de pasar mil veces por la misma calle. Misteriosamente alguien la dej√≥ en calle O’Higgins con Las Perlas, cercano a mi hogar (en Cabrero, regi√≥n del B√≠o B√≠o).

A mi querida Jacinta le cortaron su cola, la misma cola que nos mov√≠a para expresar su felicidad de vernos d√≠a a d√≠a, la misma cola que me mov√≠a cada vez que llegaba del trabajo cansada, pero que s√≥lo al verla me inundaba de alegr√≠a y dec√≠a: vale la pena ir a mi pega y que no te falte tu alimento, mi peque√Īita.

No contentos con eso la degollaron con un cuchillo, en el mismo cuello que estiraba para alcanzar nuestros chalecos y demostrarnos su “¬°aqu√≠ estoy!”.

Sinceramente no puedo comprender tanta maldad, tanto odio en ese corazón, pero quiero que esto se sepa en todo Cabrero y por qué no, en todo nuestro país.

Hoy fue mi Jacinta, ma√Īana puede ser tu mascota o un callejero o una persona.

S√≥lo espero poder reunirme alg√ļn d√≠a con mi Jacinta para no separarnos nunca y ser felices eternamente. ¬ŅJusticia para nuestros amigos menores? No existe. Gracias”.

María del Pilar Rivas Cid
Enfermera

María del Pilar Rivas Cid
María del Pilar Rivas Cid
URL CORTA: http://rbb.cl/fkgu
Tendencias Ahora