El "Programa Regional de Prevención del Suicidio", durará 2 años, se ejecutará en las 52 comunas de la capital y se espera beneficiar a más de 780 mil personas.

El Gobierno Regional Metropolitano lanzó el “Programa Regional de Prevención del Suicidio”, el que abarcará las 52 comunas de la región, transformándose por presupuesto y convocatoria, en la iniciativa más importante de Latinoamérica y de la historia de la capital.

Con una inversión aprobada por el Consejo Metropolitano de $1.670 millones, el gobernador se reunió hoy con diversas fundaciones que trabajan en salud mental y prevención del suicidio, con quienes se aunarán fuerzas para impulsar el proyecto que busca evitar que adolescentes, adultos mayores y personas de disidencias sexuales, entre otras, atenten contra su vida.

Ocho fundaciones participan en el programa

Además, Orrego agregó que “la salud mental será una de las prioridades de nuestra gestión en el Gobierno Regional, y hoy luego de un trabajo transversal y de colaboración con fundaciones y organizaciones de la sociedad civil”.

La iniciativa cuenta con el impulso de 8 fundaciones ligadas al tema: Fundación Pro-Cultura, Fundación para la Confianza, Fundación Míranos, Fundación Todo Mejora, Fundación Katty Summer, Fundación José Ignacio, Fundación Círculo Polar y Fundación Prevención de Suicidio, más el apoyo de la Seremi de Salud de la RM.

A nombre de las instituciones presentes, el psiquiatra Alberto Larraín de Fundación Pro-Cultura, valoró la inversión del Gobierno Regional en la materia. “Este programa tiene cuatro componentes: análisis de la situación, prevención y desarrollo de capacidades, sensibilización y promoción, y vigilancia y derivación a la red. Es inédito el esfuerzo que se realizará“.

Detalles del “Programa Regional de Prevención del Suicidio”

El programa durará 2 años, se ejecutará en las 52 comunas de la capital y se espera beneficiar a más de 780 mil personas.

Entre las tareas a desarrollar en el mediano plazo, está levantar información primaria y secundaria de datos respecto a suicidio, capacitar al personal de la salud pública con énfasis en la atención primaria.

Además, crear ‘círculos de apoyo a pares’ para apoyar a personas con trastornos anímicos, contar con una línea de ayuda telefónica los 365 días del año, contar con un sistema de acompañamiento a la familia en el caso de pérdidas por suicidio.

Mientras que por último, se desean realizar charlas y talleres para la comunidad educativa en prevención del acoso escolar y suicidios, entre otras variadas actividades.