Penas de entre 10 y 5 años para los ex uniformados acusados de la desaparición de dos militantes del MIR en 1974. Entre los condenados se encuentra Miguel Krassnoff, quien a la fecha suma más de 80 condenas por delitos de lesa humanidad.

La Segunda Sala Penal de la Corte Suprema ratificó las condenas contra quince ex agentes de la DINA involucrados en secuestro calificado de Luis Alberto Guendelman Wisniak y Carlos Alfredo Gajardo Wolff, ocurridos el 2 y 20 de septiembre de 1974, respectivamente, en el marco de la llamada Operación Colombo.

De esta manera Sala Penal del máximo tribunal, condenó a César Manríquez, Miguel Krassnoff, Manuel Avendaño, Alejandro Astudillo y Demóstenes Cárdenas a 10 años y un día de presidio mayor en su grado medio como autores del delito de secuestro calificado de las víctimas.

Mientras que Orlando Manzo y Basclay Zapata (fallecidos), Ricardo Lawrence, Hermon Helec Alfaro, Nelson Paz, José Aravena, Claudio Pacheco, Nelson Ortiz, Gerardo Meza, José Fuentealba y Raúl Rodríguez recibieron 5 años y 1 día de presido mayor en su grado mínimo también como autores.

Destacar que Miguel Krassnoff, brigadier del Ejército suma más de 80 condenas por delitos de lesa humanidad y cerca de 650 años de cárcel.

El abogado Nelson Caucoto Pereira, quien representa a la cónyuge y familiares de Luis Guendelman Wisniak, señaló que “siempre es bueno concluir estos juicios, aún cuando lo hacemos sin ubicar los cuerpos de los desaparecidos. Han sido demasiados años de espera y de una eterna impunidad”.

“Varios de los autores de estos crímenes han fallecido durante el transcurso del juicio, y obviamente no nos deja completamente satisfechos la cuantía de las penas finalmente aplicadas en este proceso en particular. Creo que no hay correspondencia entre esas penas y la gravedad de los delitos cometido”, añadió Caucoto.