La madre de dos niñas de 11 y 3 años quienes fueron presuntamente asesinadas por su padre en San Bernardo, relató los hechos ocurridos antes de que pasara lo peor.

La pasada noche del 13 de abril personal de la Policía de Investigaciones indagó en el caso de un doble parricidio que habría ocurrido a manos de un hombre de 41 años quien tras el hecho, se suicidó con un revólver.

A un mes del lamentable hecho Alejandra Aravena de 25 años, madre de las pequeñas y expareja de Luciano Jaque, conversó con Mucho Gusto sobre los días antes al macabro crimen.

“Estuve una semana con él y me tenía sin teléfono (…) todos los días (tenía que) trabajar con él para salvar la relación, pero no había vuelta atrás. Me obligaba a tener relaciones sexuales (…) yo no quería y él me decía ‘yo quiero, lo siento"”, afirmó.

Un día antes de lo ocurrido, Alejandra se dirigió hasta un consultorio cercano mientras su expareja estaba trabajando, y en ese momento denunció los maltratos a Carabineros. “Le conté que me tenía retenida y me dice ‘vaya a su casa, retire algunas cosas y se va a la comisaría’. Retiré un bolso, y puse la constancia de que me había pegado“, rememoró.

Tras esto, Alejandra tomó sus cosas para ir a la casa de su tía, sin embargo, su expareja la detuvo para que no se llevara a sus hijas. Una de ellas, la mayor, quería quedarse con su padre. “Mi hija Valentina lloraba porque quería estar con su papá porque estaba solo”, este fue el momento en que Alejandra decidió dejarlas e irse.

“Luciano (…) me dice ‘despídete de ella, dale un beso’. Le di un beso sin pensar que no las iba a ver más (…) Mi error fue no querer ver mal a mi hija, que no la quería ver llorar”, relató.

Luego del hecho, Carabineros confirmó que las niñas estaban con su padre debido a un error policial, por ello, la institución dio de baja a tres funcionarios que habrían omitido información en este caso y que no retiraron a las niñas del hogar para dar cumplimiento a una orden judicial.

“Trato de perdonarlo, pero no puedo ¿cómo fue tan cruel? (…) Valentina me decía que era una niña feliz y yo traté de darle lo mejor del mundo y yo la deje ahí porque no la quería verla mal. Ese es un error que voy a cargar toda mi vida, nadie me las va a devolver“, finalizó Alejandra.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg