Con un total de seis personas detenidas terminó el funeral del joven de 23 años que murió tras una violenta riña ocurrida el fin de semana pasado en la comuna de Maipú.

Bajo un amplio despliegue de seguridad a cargo de Carabineros, durante la jornada del martes se realizó el funeral de José Navarro en el Cementerio Parque El Manantial.

A raíz de la muerte de Navarro, Rodrigo Pérez (19) se mantiene en prisión preventiva tras haber sido formalizado por el delito de homicidio simple consumado y homicidio simple frustrado.

De acuerdo a los antecedentes, el imputado atropelló a la víctima y su padre tras una pelea que se originó por una colisión vehicular en la intersección de Las Naciones con Avenida Sur.

Esa pelea habría sido originada porque la conductora del otro vehículo les habría exigido que les entregara dinero para costear los daños. Sin embargo, ante la idea de las víctimas de llamar a Carabineros para solucionar el problema, comenzó la disputa que quedó registrada en un video.

Tras una llamada de la mujer, llegó un tercer vehículo, desde donde descendieron personas que ya habían estado involucradas en la pelea. El conductor de este automóvil arremetió en contra de las víctimas para luego darse a la fuga.

Funeral

Según consignó Meganoticias, personal de Carabineros reportó que el funeral -que fue catalogado como de “alto riesgo”- terminó con seis detenidos.

Las personas fueron arrestadas principalmente debido al porte de fuegos artificiales que iban a ser utilizados en la ceremonia.

En tanto, 20 personas pudieron ingresar a la ceremonia ante los resguardos y protocolos vigentes por la pandemia.

En la instancia, la familia de la víctima acusaron al medio que “por la culpa de ella pasó todo esto. Tiene que irse a la cárcel”.

Desde la Fiscalía indicaron que la mujer acusada “no está prófuga”, ya que se encuentra ubicable mientras se determina cuál es su responsabilidad penal en la situación.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)