La Fiscalía Regional Metropolitana Sur informó que el fiscal Héctor Barros instruyó de oficio una investigación por el eventual delito de no cumplimiento de cuarentena en contra de un pastor evangélico.

De acuerdo a los antecedentes, el pasto evangélico realizó un culto el pasado viernes en la comuna de Puente Alto, pese a que estaba contagiado con coronavirus.

La situación se conoció tras la denuncia que realizaron dirigentes vecinales de Villa Volcán de Bajos de Mena, quienes indicaron que en la ceremonia -en la que participaron 30 personas- se registraron abrazos y besos.

En tanto, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció que se iniciará un sumario sanitario en contra de este pastor junto con la presentación de una denuncia penal. De acuerdo a sus declaraciones, es una persona que “estaba contagiada y sabía que estaba contagiada por coronavirus”, explicó.

El fiscal Héctor Barros le instruyó esta investigación a la Fiscalía de Puente Alto. La fiscal jefa de Puente Alto, Denisse Valenzuela, explicó que se determinará “la eventual existencia de un delito sanitario vinculado al incumplimiento de la cuarentena por coronavirus respecto de un pastor evangélico que habría dado positivo al examen y se habría reunido con fieles”.

La investigación será liderada por un fiscal especializado que estará a cargo de realizar las diligencias necesarias para establecer los hechos. Dentro de los primeros trabajos que deberán realizar, está el determinar efectivamente si la persona tiene dicha enfermedad según los protocolos sanitarios.