El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), uno de los querellantes en la investigación contra los carabineros formalizados por el delito de torturas contra un manifestante en Plaza Ñuñoa, apeló a la resolución del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

El tribunal, durante la jornada del jueves, sobreseyó a siete de los doce funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros acusados de una agresión en contra del manifestante Moisés Órdenes el pasado 21 de octubre.

Esta determinación se tomó debido a que, a juicio del tribunal, no se constituiría el delito de tortura.

Desde la entidad buscan revocar el sobreseimiento parcial de siete de los doce uniformados. A la resolución también podría apelar el Ministerio Público y el abogado querellante de la víctima.

En tanto, los otros cinco carabineros se mantienen con diversas medidas cautelares, luego de que el 6 de enero se les revocara la prisión preventiva en la que se encontraban tras su formalización realizada el 26 de diciembre.