El presidente Sebastián Piñera inauguró este miércoles las nuevas oficinas la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin) en Santiago Centro, oportunidad donde pidió disculpas a la ciudadanía ante la crisis que vivió el servicio.

En junio, el servicio entró a la polémica luego que se realizaran dos protestas espontáneas en sus oficinas de calle Moneda, donde en una oportunidad un hombre activó un extintor y en otra un individuo se realizó cortes en los brazos, todo por la demora en el pago de sus licencias médicas.

Ante ello, el Ministerio de Salud anunció que reformularía el servicio y además que se pagarían todas las licencias pendientes en el corto plazo. En junio, la cifra de trámites pendientes en el Compin Moneda era de 27 mil, los que ya fueron resueltos según el Gobierno.

El jefe de Estado aprovechó la inauguración de la nueva sucursal de la Compin en calle Huérfanos para indicar que dicha crisis ya fue superada y no se volverá a repetir, al mismo tiempo que pidió disculpas a la ciudadanía por la demora en el pago de licencias.

“Les pido disculpas a todos aquellos compatriotas que tuvieron que hacer largas colas y largas esperas para que les pagaran sus licencias. Eso no va a volver a ocurrir“, indicó.

El mandatario agregó que se espera que a final de 2019, todas las licencias médicas del país se paguen en el plazo legal de 30 días desde su recepción. Anunció también que se mejorará el servicio en todo el país.

La nueva sucursal de la Compin contó con una inversión de $220 millones, tendrá 14 módulas para trámites, tótems de autoconsulta, contraloría médica y una sala de espera de 120 sillas. Además, abrirá a las 8:30 horas para poder atender más público.