Organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes convocaron a una marcha para este domingo, este llamado era porque quedaban pocos días para que termine el plazo del Gobierno para la regularización extraordinaria de los extranjeros.

Son varias las agrupaciones las que acusan a organismos del Estado de practicar racismo institucional y en la protesta exigirán una “regularización sin exclusión”.

Según La Moneda, 50 mil migrantes permanecen sin regularizar sus condición, pero de acuerdo a estas agrupaciones esa cantidad de personas bordea las 300 mil, arriesgando ser expulsadas del país a partir del martes.

La directora de la Corporación Colectivo Sin Fronteras, Patricia Loredo, acusó que el proceso falló y que se han vulnerado algunos derechos fundamentales.

En la marcha, programada para el domingo a las 11:00 en el centro de la capital, las agrupaciones también exigirán medidas al Estado para agilizar el trámite de los casi 400 ciudadanos venezolanos que llevan prácticamente un mes esperando una atención en el consulado chileno en Tacna, como señaló el secretario ejecutivo del Movimiento de Acción Migrante, Eduardo Carroza.

El diputado frenteamplista y miembro de la comisión de Relaciones Exteriores, Vlado Mirosevic, acusó improvisación del Gobierno para enfrentar este flujo migratorio.

Quien preside esa comisión, el diputado socialista Jaime Naranjo, exigió argumentos humanitarios y no administrativos, emplazando al Ejecutivo de flexibilizar su postura ante los migrantes.

Sin embargo, la tarde de este viernes, el Gobierno anunció que el plazo para la regularización de migrantes se extenderá hasta octubre. En primera instancia, iba a vencer el próximo lunes a las 23:59.