Este jueves, el Ministerio de Salud reportó que casi la totalidad de las licencias pendientes en la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin) de calle Moneda -que recibe el 45% de las solicitudes a nivel nacional- ya estarían resueltas, luego de la polémica que puso en el ojo público a dicha entidad.

Del total de más de 27.000 licencias, según informó La Tercera, el 75% (20.175) será pagado, mientras que 2.459 fueron rechazadas por varios motivos y el 16% (4.412) fueron médicamente autorizadas pero no contarían con los requisitos para acceder al subsidio.

Así fue informado por la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, a dicho medio, explicando que se aceleró el proceso tras el diagnóstico efectuado por la interventora Paula Labra. “En el 86% de estos casos, los trabajadores contaban con el historial de licencias médicas rechazadas, por lo que el criterio se aplicó para mantener la coherencia clínica”, explicó Daza.

Respecto de los motivos por los que las licencias fueron rechazadas, destaca el reposo injustificado, la falta de antecedentes médicos que respalden el diagnóstico y la falta de documentación solicitada, según lo explica LT.

Sobre las licencias que aún falta por tramitar, detalló que problemas informáticos complicaron 44 casos, lo que deberá ser resuelto en Fonasa antes de seguir su curso.

A futuro, adelanta Daza, se está trabajando en intervenir la Compin de Iquique y otras sucursales en regiones.