La expolola de Felipe Rojas reveló episodios de violencia sufridos cuando eran pareja, periodo en que según relató, incluso habría sido amenazada de muerte.

En conversación con el matinal de la RED, la mujer, que prefirió resguardar su identidad por seguridad, señaló que la relación terminó en diciembre de 2018 y duró menos de un año, debido a justamente a las agresiones de Rojas.

Consultada por la personalidad de quien fuera su pareja, y a quien denunció el año pasado por violencia intrafamiliar, la mujer lo describió como “un ser violento, malo y cruel”.

“Él amenazó de matarme, que no le costaba nada hacerlo, que no le costaba nada conseguirse una pistola y venir y matarme a mí, a mis hermanas y a mi mamá”, relató.

Por estos antecedentes, su expareja señaló que no le cuesta creer lo que esté pasando, que esté acusado de homicidio: “No me provoca nada porque esto se acabó hace mucho, pero no me sorprende. No lo creo incapaz de hacer lo que hizo. Yo creo que él es el culpable de todo esto”.

“Si no le costó hacerlo conmigo por qué no podría haberlo hecho con otra persona”, agregó.

Consultada por qué no siguió el proceso tras haberlo denunciado, la mujer expresó su desconfianza en el proceso, ya que a su parecer pese a haber sido golpeada, “no creí que fuera a funcionar, no me mató así que no lo iban a tomar en cuenta”.

Finalmente, consultada sobre qué espera que pase con él tras la formalización por el homicidio de Fernanda Maciel, dijo que “ojalá puedan considerarlo culpable y que se pudra en la cárcel”.

El testimonio de la expareja de Rojas, que da cuenta de un presunto perfil violento, se da a un día de su formalización por homicidio e inhumación ilegal, delitos a los que se podría sumar el de aborto, tras ser acusado de hacer desaparecer a Fernanda, joven de 21 años que tenía 7 meses de embarazo cuando salió por última vez de su casa.

Este artículo describe un proceso judicial en curso
Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra.
(Artículo 04 del Código Procesal Penal)