Pasadas las 11:00 un grupo de encapuchados volvió a enfrentarse a carabineros desde el interior del Instituto Nacional.

Más temprano algunos jóvenes a rostro cubierto y vestidos con overoles ya había protagonizado incidentes en el recinto, lanzando más de 30 bombas molotov contra personal policial.

Antes de las 9:00 la situación ya había sido controlada, retirándose Fuerzas Especiales del lugar. Sin embargo, desde el Centro de Alumnos del IN indicaron que tras una asamblea realizada en el patio, los estudiantes decidieron volver a salir a manifestarse “de manera pacífica”.

Pese a esto, algunos encapuchados lanzaron piedras y otros objetos contundentes contra carabineros, por lo que el colegio decidió suspender las clases.

“Se informa a la comunidad que en este momento se procede a desalojar el colegio, informamos además que se suspenden las clases en la jornada de la mañana”, indicó el establecimiento.

El colegio deberá evaluar si se realizan o no clases durante la jornada de la tarde.