Nacional
Viernes 01 febrero de 2019 | Publicado a las 14:07 · Actualizado a las 14:56
Las críticas contra "Recoletras" que causa controversia entre libreros y editores
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Esta semana se inauguró la primera librería popular de Recoleta, y tras solo días de funcionamiento, ya se puede calificar como un éxito, tanto que incluso otras comunas quieren replicar la misma acción. A pesar del apoyo que se ha mostrado a la propuesta del alcalde Daniel Jadue se han escuchado voces disidentes provenientes de la misma industria editorial.

El alcalde de la comuna, durante una entrevista con La Radio, coment√≥ que la librer√≠a se cre√≥ porque “hay 280 comunas o m√°s que no tienen librer√≠as en su territorio, entre ellas Recoleta‚ÄĚ, adem√°s defini√≥ estos lugares como ‚Äúuno de los servicios m√°s exclusivos que tiene el pa√≠s‚ÄĚ.

Seg√ļn el estudio de Circulaci√≥n y Difusi√≥n del Libro Chileno de 2017, en Chile existe un punto de venta de libros (librer√≠as y supermercados) por cada 44.718 habitantes. Y espec√≠ficamente en la comuna de Recoleta no existe ning√ļn lugar que los venda.

“Recoletras”, la librer√≠a que promete descuentos de hasta un 70%, abri√≥ sus puertas el lunes para todo p√ļblico sin distinci√≥n. Durante la jornada logr√≥ recaudar casi $2 millones gracias al amplio cat√°logo que posee el recinto. Jadue, public√≥ este hecho a trav√©s de Twitter: “¬°Cientos de personas visit√°ndola para llevarse uno o m√°s libros a precio justo. Lo que faltan son medidas y acciones!”.

A ra√≠z de los dichos del alcalde refiri√©ndose a “precios justos”, la coordinadora de la editorial Cat√°logo Cecilia Bettoni, critic√≥ los dichos de Jadue y explic√≥ c√≥mo se desglosa el precio de los libros en Chile, lo que tendr√≠a una relaci√≥n directa con su precio de mercado.

Seg√ļn lo explicado por Bettoni, el mecanismo del mercado editorial divide en tres partes el precio neto de un libro. Es decir, que del total, un 40% va al editor, 20% al distribuidor y un 40% al librero.

Esto significa seg√ļn la coordinadora, que la acci√≥n descrita en una librer√≠a, ser√≠a eliminar el 40% de ingresos que van dirigidos hacia el librero y su negocio, por lo que se evidenciar√≠a que esta acci√≥n “los deja como un canalla que sobreprecia los libros y que ser√≠a, por ello, responsable de que la gente no pueda comprarlos”.

Asimismo, cuestion√≥ al alcalde Jadue por, seg√ļn ella, instalar “una percepci√≥n muy poco seria respecto del funcionamiento del mercado editorial”.

Esto, ya que este sistema estaría yendo contra editores, distribuidores y libreros, además del fomento a la lectura.

“Me parece un contrasentido querer fomentar el acceso a la lectura, fracturando al mismo tiempo la cadena del libro”, enfatiz√≥.

Seg√ļn ha explicado el alcalde, lo que hace Recoletras es comprar los libros directamente de las editoriales y el costo de operaci√≥n de la librer√≠a es solventado por el municipio. Por ello, el precio costo de los libros resulta m√°s barato.

Contrario a la postura de Bettoni, personas que comparten su mismo rubro est√°n de acuerdo con la apertura de la librer√≠a. A ra√≠z de la pol√©mica, la due√Īa de la editorial Catalonia, Catalina Infante, dio su opini√≥n a BioBioChile sobre el proyecto.

“Esto no afecta a los autores, creo que es mucho pensar que la industria se va a venir abajo debido a esto. Es como pensar que porque existan bibliotecas, las personas dejen de comprarlos. Me parece mezquino tratar de decir ‘me est√°n quitando mi pedazo de la torta’, siempre habr√° torta para todos”, expres√≥.

Mientras tanto, la socia de la librer√≠a Metales Pesados, Paula Barr√≠a, opin√≥ que “es injusto que se ponga como responsable del precio de los libros a las librer√≠as, lo que tambi√©n pasa a llevar el trabajo de los libreros. Pero de todas maneras, est√° bien que hayan m√°s y mejores librer√≠as, pero hay que poner en discusi√≥n la precariedad de √©stas”.

Tendencias Ahora